COPA LIBERTADORES

El futuro de Giordano en Nacional pasa más por la postura del equipo que por el resultado

Perder la llave ante River Plate es algo lógico, por lo cual la dirigencia aguarda que el equipo tenga una actitud más protagonista que la mostrada hasta ahora en la Copa Libertadores.

Jorge Giordano. FOTO: Nicolás Pereyra.
Jorge Giordano. Foto: Nicolás Pereyra.

El partido de esta noche (21.30, Parque Central, ESPN 2) ante River Plate por la vuelta de los cuartos de final de la Copa Libertadores decidirá el futuro de Nacional en el certamen continental y, a su vez, puede influir mucho en la continuidad de Jorge Giordano al frente del equipo.

Absorber la diferencia de 0-2 surgida en Buenos Aires tiene una gran importancia no solo desde lo deportivo, sino también desde lo económico por lo que significaría acceder a las semifinales de la Libertadores: a las arcas de la institución ingresarían 2 millones de dólares. Pero también puede definir el futuro del entrenador.

Hay varios dirigentes que están a favor de la continuidad de Giordano por el trabajo que viene realizando, ya que ha apostado a los jóvenes del club y lo ha llevado a ser protagonista en el continente. Sin embargo, hay cierta preocupación por lo poco ofensivo que ha sido el equipo. Incluso en las últimas horas trascendió que algún referente del plantel mantuvo una discusión con el técnico por entender que ha sido muy conservador, lo que habría llevado a Giordano a afirmar que luego de la final del Intermedio dejará el cargo. Desde la interna de Nacional no se ha confirmado esta versión.

Ahora bien, ¿la continuidad del entrenador con vistas al Torneo Clausura depende del resultado ante River Plate? Absolutamente no. Se es consciente en tiendas tricolores la dificultad que significa no solo dar vuelta el marcador, sino eliminar al que es el mejor equipo de América en la actualidad. Ello, no obstante, no significa que este partido no sea importante para la evaluación de Giordano.

La cuestión no pasa tanto por el resultado en sí, sino por la postura que tenga el equipo. Para que se entienda esto vale repasar lo que fueron las últimas tres presentaciones de Nacional en la Libertadores.

Nacional y la posesión de la pelota

No es un dato que sea decisivo para el éxito deportivo, pero sí habla de la postura de un equipo. En el 0-0 de visita ante Independiente del Valle, Nacional solo tuvo un 22% de posesión; en el Gran Parque Central ante el mismo equipo ecuatoriano en la vuelta tuvo un 23% y en Buenos Aires, ante River Plate, aumentó a un 38%. Para un equipo tres veces campeón de América y del Mundo, más allá de que el presente es muy distinto al siglo pasado, son números muy malos. Habla de que nunca quiso o pudo llevar el peso del partido. En promedio Nacional solo tuvo un magro 28% de posesión del balón en los tres partidos.

La falta de gol

A eso hay que sumarle otros datos reveladores, como que el tricolor solo ejecutó 16 tiros al arco entre los tres partidos, de los cuales la mitad fueron afuera; también que se lanzaron solo cuatro córners en los tres partidos y que se generaron únicamente dos situaciones de gol.

Y todo eso ha generado el dato más importante: en esos 270 minutos Nacional no anotó y en los 90' de esta noche necesita hacer al menos dos.

A Gonzalo Bergessio no le llega la pelota

Gran parte del poder goleador de Nacional recae en su capitán, Gonzalo Bergessio. Si él no convierte, se hace difícil que lo haga el equipo. Y lleva un mes sin anotar. El esquema internacional del tricolor tampoco lo ha ayudado mucho. Repasemos números:

- Jugó 246 minutos en los últimos tres partidos de Copa
- Tocó 84 balones en ese tiempo, a un promedio de 28 por juego
- No realizó ningún tiro al arco

Este último dato es relevante. Si el goleador no queda ni una vez de cara al arco, es imposible que pueda anotar. Respecto a la cantidad de toques, para que tener un punto de comparación de lo poco que significa haber tocado 84 pelotas en tres partidos, basta con decir que Gabriel Neves en el último juego, el de la caída con River en Buenos Aires, realizó 63 toques de balón.

Giordano debe mostrar un equipo protagonista

Es de Perogrullo decir que Nacional debe salir a atacar, porque está obligado a convertir dos goles, pero más que nada debe salir a ser protagonista. Lo que se espera de Giordano para hoy es una postura acorde con la situación. Y el técnico parece haber tomado nota, porque preparó el juego con una oncena parada con esquema 3-4-1-2 buscando ir al ataque pero también con balance defensivo rápido al colocar a Alfonso Trezza y Ayrton Cougo como carrileros.

La postura del equipo ante River entonces pasa a ser un factor preponderante para la evaluación del entrenador. Luego vendrá la final del Torneo Intermedio el domingo ante Wanderers, para la que tendrá bajas (Sergio Rochet, Gabriel Neves y Pablo García están suspendidos, en tanto Guzmán Corujo y Felipe Carballo están lesionados), pero sobre todo puede tener mucha influencia lo mental luego de lo que ocurra este jueves a la noche con River.

De cualquier manera, el lunes próximo cuando la comisión directiva sesione y trate el tema entrenador para el Clausura, no será lo mismo hacer la evaluación de Giordano si le ganó a Wanderers o si perdió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados