TRICOLORES

La llegada de Cappuccio: otro acto valiente de José Decurnex como presidente de Nacional

Era el técnico que él, el vicepresidente y la secretaría técnica querían; no tenía mayoría, fue hablar con Gutiérrez como le pidieron y no aceptó condicionamientos.

José Decurnex
El presidente vuelve a estar en el foco al jugársela por un técnico que no tenía todos los votos en la directiva. Foto: Gerardo Pérez/Archivo El País

Si algo ha caracterizado a esta comisión directiva que encabeza José Decurnex como presidente de Nacional es que ha sido valiente. Ha tomado decisiones equivocadas en algunos casos, pero no tuvo temor a reconocer el error y dar un golpe de timón a tiempo para cambiar el rumbo.

Y es esa valentía la que lo ha llevado a tener éxito deportivo, que además va de la mano con el éxito institucional que está teniendo, ya que Nacional se ha modernizado en sus estructuras y no solo edilicias, sino también en las gerenciales.

A su llegada hace dos años marcó el camino de imponer una secretaría técnica que tome decisiones por encima de quién es el entrenador, algo que ahora el resto de las instituciones está emulando. Y mucho más al ser inflexible cuando un episodio de indisciplina manchó el buen nombre del histórico club, aun a sabiendas de que podía costar el título de campeón.
Esto, no obstante, no significa que haya acertado siempre. Por el contrario, en cada uno de los inicios de temporada hasta ahora no le ha ido bien al momento de elegir el técnico. No pudo sostener por más de dos meses a Eduardo Domínguez en 2019 y Gustavo Munúa aguantó solo el Apertura 2020, porque luego de perder la final con Rentistas se terminó el proyecto que vino a realizar luego de dejar atrás en España uno en el que le estaba yendo muy bien, todo por amor a Nacional.

¿Y esta vez qué pasará? Decurnex y sus compañeros eligieron a Alejandro Cappuccio. Y se abre entonces la expectativa de cómo le irá. Una vez más quien parece jugarse la ropa es Decurnex, porque el nuevo entrenador era el que quería él junto al vicepresidente Alejandro Balbi, la secretaría técnica que ahora encabeza Sebastián Taramasco y algún otro dirigente. Sin embargo, el presidente tricolor escuchó razones de quienes pretendían que volviera Álvaro Gutiérrez, entendió que eran válidas y fue a hablar con él. Como no estaban dadas las condiciones para el retorno del técnico (habría puesto algunas exigencias como que Iván Alonso no tuviera nada que ver con la parte futbolística), Cappuccio fue el elegido y se impuso así la voluntad del presidente.

La diferencia con respecto a los inicios de las dos temporadas anteriores en este caso es que elige a un técnico que está en el medio, que conoce a los jugadores propios y rivales, que ha demostrado manejar muy bien a un grupo heterogéneo como fue el del Rentistas campeón del Apertura y que ha sabido cómo adaptarse a las circunstancias.

El que se la vuelve a jugar, de cualquier manera, es Decurnex. Si acierta o no lo dirá el tiempo, pero no los resultados, porque aún cuando falló a la hora de designar entrenadores, tuvo la valentía y la sagacidad de dar a tiempo un golpe en la mesa y enderezar el barco. Por eso Nacional es bicampeón uruguayo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados