ES UN HOGAR

Llegar a Plaza Colonia fue un “renacer en la carrera" para Santiago Mele

El arquero Pata Blanca confía en que su equipo puede salir campeón; lo que los hace fuertes y diferentes es el "espíritu", la unión grupal de "gente buena", antes que ser buenos jugadores.

Santiago Mele, el arquero de Plaza Colonia. Foto: Estefanía Leal.
Santiago Mele, el arquero de Plaza Colonia. Foto: Estefanía Leal.

Plaza Colonia está muy cerca de repetir lo que hizo en el Clausura 2016 cuando se consagró campeón. Dos fechas lo separan del cierre de la competencia y ya pasaron trece de aquella charla que habían tenido antes de comenzar el año futbolístico. “Cuando empezó el campeonato tuvimos una instancia en la que hablamos entre nosotros y nos planteamos para qué estábamos y para qué queríamos estar. Sabíamos que con la calidad de jugadores que teníamos, y el vínculo entre nosotros, el título era algo que se podía dar, pero las prioridades y los objetivos a corto plazo eran otros”, recuerda el arquero de Plaza, Santiago Mele.

“Pero el desenlace del campeonato nos fue poniendo en este lugar y eso nos pone muy contentos. En lo personal yo tengo mucha fe siempre y todos tratamos de no ponernos límites a la hora de soñar”, agrega.

El Pata Blanca está arrasando y solo ha perdido una vez durante el campeonato, el resto son victorias, salvo por tres empates: Peñarol, Cerro Largo y Boston River en la fecha pasada, donde Plaza jugó un tiempo y medio con un hombre menos. Pero resistió, demostrando una vez más su fortaleza. “El partido con Boston fue una prueba de fuego porque nos desafío en muchos sentidos. Primero, el contexto del partido con el tema de la posición en la tabla y de los resultados, que pudimos gestionar bien, y después la adversidad que tuvimos que afrontar, porque jugar con uno menos tanto tiempo es difícil, pero nos demostró que como equipo estamos muy fuertes y no es que solo jugamos bien, sino que también podemos adaptarnos rápido a la incertidumbre y salir airosos. El punto que conseguimos fue como una victoria”, expresa.

El equipo que menos goles recibió

Con la valla menos vencida, el club de Colonia solo ha padecido siete goles en trece fechas, y Santiago es, en parte, responsable de ello. “Tengo una defensa bárbara, el desgaste que hacen los volantes es enorme y los delanteros también, entonces es algo que se me atribuya a mí solamente, es un logro colectivo. Yo siento así”, comenta Mele, que lleva cuatro partidos sin recibir goles, y agrega que ser el que menos ha recibido “es el resultado de un equipo comprometido”.

Hay que juntar a buena gente

¿Qué se necesita para formar un grupo en el que todos tiran para el mismo lado? El arquero Pata Blanca cree que “hay muchos factores que inciden. En nuestro caso somos muy positivos, en el equipo hay gente buena de verdad; para mí la importancia se le tiene que dar a la persona, más allá del jugador. Yo los veo como buena gente, humilde y trabajadora. Se necesita tener buenos líderes también, desde el cuerpo técnico y dirigencia, eso también marca una línea. Hay que juntar buena gente, no solo gente que juegue bien al fútbol, sino buena gente y gente que tire toda para el mismo lado, porque sos una persona, antes que jugador de fútbol. Por lo general, cuanto mejor persona sos, también mejor jugador”.

Plaza fue el renacer de su carrera y ahora es feliz

En Plaza hay “humildad, trabajo y también hambre de gloria”, explica Santiago. Para él llegar a este equipo fue un “renacer” en su carrera, y no solo para el arquero, “muchos encontraron en Plaza un lugar donde pueden volver encontrar el rumbo; muchas ganas de crecer y de trabajar en lo individual y en lo colectivo, entonces cuando esos intereses van de la mano, las cosas salen”, sostiene.

Para Santiago el diferencial de Plaza es el “espíritu: tenemos fe, creemos en que podemos. Acá hay mucha gente que camina derecha. Estoy muy orgulloso de las personas que son mis compañeros en este momento”.

“Me siento en un lugar distinto, valorado y eso es importantísimo porque muchas veces al jugador se lo trata como un objeto que tiene que rendir y estar siempre bien, y somos personas que sentimos. Y si te sentís en tu lugar, las cosas te van a salir mejor, eso lo sé por experiencia, porque en Turquía yo no era feliz y no me salían, acá soy feliz y las cosas fluyen”.

Santiago MeleArquero de Plaza

La cercanía con el final de Torneo Apertura a Santiago le “genera muchas emociones, pero en el fondo hay confianza en que podemos y en que nos va a ir bien en los partidos que quedan. Hay momentos en que te dan ganas de que sea todo ya y de salir a jugar ya, pero sabemos gestionarlo y confiamos en que podemos ganar”.

Además tienen un DT que aporta mucho y que ya salió campeón: Eduardo Espinel. “Técnicamente nos transmite mucha claridad, adentro y afuera de la cancha, yo creo que que sabe cómo afrontar desafíos y como hace énfasis en la importancia de trabajar todos los días”, indica Santiago.

“Quedan dos finales y la vamos enfrentar como tal, porque son los partidos más importantes y más difíciles del campeonato”, concluye el arquero Pata Blanca que deberá defender a su equipo ante Wanderers y Rentistas, en las dos últimas fechas del Torneo Apertura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados