MERCADO

Acuerdo total entre Barcelona, Atlético y Luis Suárez, que será colchonero

Solo falta la firma, porque el "Pistolero" dio el OK a lo negociado entre sus abogados, el presidente culé y la propuesta económica tanto culé como de su nuevo club.

José María Giménez ante Luis Suárez en un duelo entre Atlético de Madrid y Barcelona. Foto: Reuters.
José María Giménez y Luis Suárez: antes rivales y desde hoy compañeros. Foto: Reuters.

La novela que tiene como protagonista a Luis Suárez en España parece que llegó a su fin. Salvo que la estiren por el buen rating, el "Pistolero" será oficializado este miércoles como nuevo jugador de Atlético de Madrid.

Solo falta la firma del contrato, ya que anoche, en una reunión que mantuvieron sus abogados con una comitiva de Barcelona encabezada por su presidente Josep Bartomeu, quedó todo acordado para su traspaso al club colchonero.

Según informan los catalanes Sport y Mundo Deportivo y los madrileños Marca y As, el club dirigido por el Diego Simeone hará un pago inicial de entre 2 millones de euros y se compromete a pagar algo más en variables, de acuerdo a cantidad de partidos, goles, títulos, etc. que consiga con el "Pistolero".

Es la base de la negociación que en todo momento pretendió Barcelona, incluso cuando se hablaba de que podía ir a Juventus. Es el modelo de negocio que tuvo también para la salida de Ivan Rakitic a Sevilla.

Lo único que faltaba era que Suárez diera el visto bueno a lo acordado (previamente ya había solucionado su contrato, de dos años y por 7,5 millones de euros anuales) y, según se confirmó a Ovación desde el entorno del futbolista, en la madrugada española dio el OK, por lo que se espera que este miércoles Atlético de Madrid confirme su llegada.

Suárez tenía bien claro su proceder: caído lo de Juventus, se marchaba al Atlético de Madrid o se quedaba a pelear por su oportunidad en Barcelona, impulsado también por las palabras del técnico Ronald Koeman (el mismo que le había anunciado que no lo tendría en cuenta) de que si se quedaba en el plantel, sería considerado igual que el resto de sus compañeros.

El uruguayo se molestó en las últimas horas con la dirigencia barcelonista porque puso trabas para su salida en condición de libre al Atlético de Madrid, pues lo considera un rival directo en la lucha por el título, por lo cual la postura es: si lo quiere, que lo pague. Ese habría sido el eje de la negociación que se llevó a cabo este martes, porque para Barcelona también sería una carga salarial pesada la permanencia de Suárez. De allí que buscó rescatar al menos algunos euros antes de dejarlo ir.

Ahora sí parece que quedó definitivamente cerrada la etapa de Suárez en Barcelona, del que se va como el tercer máximo goleador de toda la historia de la institución. Todavía no hay confirmación, pero el "Cholo" Simeone ya empieza a imaginarse al "Pistolero" vestido de colchonero el domingo, en el Wanda Metropolitano, ante Granada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados