TORNEO CLAUSURA

Cinco claves que explican el buen momento de un Peñarol que crece, suma y se ilusiona

El equipo aurinegro viene repuntando y luego de cuatro triunfos al hilo en el Torneo Clausura, volvió a la pelea en dos tablas del Uruguayo.

Peñarol. Foto: Gerardo Pérez.
Peñarol venció a Cerro 3-1 como visitante en el Estadio Luis Tróccoli y sumó su cuarto triunfo consecutivo en el Torneo Clausura. Foto: Gerardo Pérez.

El fútbol suele regalar grandes alegrías, pero también muchas veces peca de injusto y se apoya solamente en resultados, esos que no se consiguen de otra manera que no sea trabajando.

Hoy Peñarol es una muestra de esa delgada línea entre lo que significa ganar y estar en un pedestal y no hacerlo y estar al borde de la cornisa.

Eso le pasó a Diego López y sus jugadores. Peñarol no venía obteniendo resultados, el juego del equipo no era el mejor y después de empatar 3-3 con Racing en Las Piedras, cuando apenas iban seis fechas del Torneo Clausura, la continuidad del entrenador se puso en duda.

Muchos decían que si el carbonero no ganaba el siguiente partido frente a Boston River (venció 1-0 con gol de Cristian Rodríguez), “Memo” dejaba de ser el técnico mirasol.

Había que jugar bajo presión, pero sobre todo para cambiar la pisada, esa que fue cambiando a partir de esa complicada tarde del jueves 17 de octubre en el Parque Artigas de Las Piedras.

De ahí en más Peñarol hizo un click. Las cosas empezaron a mejorar y no solamente desde el juego, que era lo fundamental, sino también desde los resultados. También hubo factores externos que ayudaron a esa remontada como las dos derrotas consecutivas de Nacional.

Cuatro triunfos al hilo marcan el presente de un equipo que creció en el juego, que empezó a recuperar aspectos que había perdido o dejado de lado por diferentes motivos respecto a lo que se había mostrado en el Torneo Apertura que ganó a falta de dos fechas para el final.

Quizá esa especie de “colchón” por asegurarse un lugar en la definición del Campeonato Uruguayo y desgaste por un primer semestre cargado con actividad local e internacional le jugaron en contra a un plantel y cuerpo técnico que se vieron comprometidos en esta segunda parte de la temporada. Y suele pasar. Pero lo importante no es quedarse, sino salir adelante y dar pelea, como la historia del club lo obliga.

Y Peñarol salió adelante. Mejoró, creció y viene logrando resultados. Todavía falta mucho, pero el equipo de Diego López sigue mandando señales y hasta ahora son todas positivas.

LAS CLAVES

Cinco motivos del buen momento aurinegro

1 - Los resultados
Empezaron a llegar los triunfos
Peñarol. Foto: Gerardo Pérez.

Después de un flojo Torneo Intermedio en el que Peñarol ganó solamente dos partidos de siete (tres empates y dos derrotas) y un endeble comienzo de Clausura que incluyó una derrota con Liverpool y un empate con Racing, el carbonero repuntó en cuanto a resultados, ya que tras esa igualdad ante los cerveceros en Las Piedras llegaron cuatro victorias consecutivas con los triunfos a Boston River, Danubio, Plaza Colonia y Cerro.

2 - El juego colectivo
Creció en los últimos partidos
Diego López. Foto: Gerardo Pérez.

Desde lo físico y futbolístico se veía a un Peñarol que nada tenía que ver con el de la primera parte de la temporada, en la que se quedó con el título de campeón del Torneo Apertura. Con el paso de los partidos y viendo el rendimiento de algunos jugadores, Diego López empezó a mover sus piezas, cambió hasta el sistema de juego, pasó a un 1-4-1-4-1, varios futbolistas aprovecharon sus oportunidades y el aurinegro creció para empezar a ser el del Apertura otra vez.

3 - Un “9” que hace goles
Xisco aprovecha su oportunidad en el equipo
Xisco Jiménez. Foto: Gerardo Pérez.

Luego del desgarro de Lucas Viatri, Xisco apareció como titular y aprovechó como nadie esa oportunidad. Lleva tres partidos consecutivos jugando desde el inicio y respondió con cuatro goles en esos tres encuentros. El español juega, las pelea todas y se hace muy fuerte en el juego aéreo del aurinegro.

4 - Los referentes 
Varios mejoraron su nivel físico y futbolístico
Walter Gargano. Foto: Gerardo Pérez.

Otro punto importante es que de a poco Diego López va recuperando a sus referentes. Uno de ellos es Walter Gargano, quien viene teniendo muy buenas actuaciones. A eso hay que sumarle la importancia de Fabricio Formiliano en la zaga. A Cristian Rodríguez lo van llevando de a poco por alguna molestia muscular y Lucas Viatri, quien se recupera de un desgarro, es pieza importante en la ofensiva de Peñarol.

5 - Los juveniles
Son una carta de frescura y realidad
Facundo Pellistri en el Peñarol vs. Cerro

Tal como sucedió con Darwin Núñez y Brian Rodríguez, Diego López volvió a apostar a jugadores formados en la cantera de Peñarol. Los fue llevando de a poco. Primero los sumó al plantel principal, después les fue dando minutos en el primer equipo y hoy Matías De los Santos y Facundo Pellistri no solamente se ganaron un lugar en el equipo titular, sino que aprovechan la oportunidad teniendo actuaciones desequilibrantes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)