COPA AMÉRICA 2019

Derick, el niño que se emocionó al ver a Cavani y recibió un regalo

Un grupo de jóvenes de una escuela con fines sociales de un barrio de Porto Alegre ingresó al campo con los jugadores y uno de ellos se fue con un premio celeste.

Derick, el niño que recibió la camiseta de Cavani. Foto: Mateo Vázquez.
VIDEO | Derick, el niño que recibió la camiseta de Cavani

Conocer el Arena do Grémio fue una experiencia inolvidable para Derick, un niño de 10 años nacido en Porto Alegre, que salió al campo junto a los planteles de Uruguay y Japón. Pero para él hubo una recompensa aún mayor ya que se emocionó y Edinson Cavani lo premió con su camiseta.

Derick, junto a un grupo de niños y adolescentes del barrio Vila Alto Petrópolis, tuvieron una experiencia que van a recordar toda su vida. Invitados por la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) conocieron a los jugadores de Uruguay y Japón en la noche del jueves, previo al partido en el que los equipos empataron 2 a 2.

André Ocampos, profesor encargado del proyecto União Independente, contó a Ovación que la CBF invitó a su proyecto a enviar un grupo de niños para salir al campo acompañando a las estrellas y otro de más adolescentes para otras actividades, también en cancha. Derick, a su lado mientras contaba la situación, era uno de ellos.

El proyecto União Independente es una iniciativa con fines sociales que se realiza en este barrio de la zona oeste de Porto Alegre. “La idea principal de esto es sacar a los niños de las calles. Mediante el deporte buscamos ocupar el tiempo libre”, afirmó Ocampos, que agregó que esa fue una experiencia que los niños no van a olvidar nunca.

Derick, en particular, tiene una historia más para aumentar la repercusión. Fanático de Luis Suárez, quedó un poco triste al ver que no le tocaba salir al campo de la mano del 9 uruguayo sino del 10 japonés, Shoya Nakajima. No es que el mediocampista japonés no le importara, incluso terminó siendo uno de los mejores del partido, pero prefería a su jugador favorito.

Tras salir a la cancha y que ambos planteles cantaran el himno, los jugadores comenzaron a saludarse y fue ahí cuando Derick y Cavani se cruzaron. “Quedé emocionado cuando Cavani pasó y empecé a llorar”, cuenta el niño todavía nervioso y emocionado.

El Matador, al ver a Derick llorando, lo abrazó y le prometió que en el entretiempo le iba a dar su camiseta.

Dicho y hecho, cuando Cavani iba hacia vestuarios se sacó la camiseta, la besó y se la dio a Derick. “Por eso no la voy a lavar nunca”, contó, con la camiseta puesta en las afueras del Arena do Grémio, aunque se la quitó para irse por temor a que se la roben.

“Me gustaría agradecer a Cavani por ser humilde y hacer a un niño feliz. Él no sabe cuan feliz lo hizo”, afirmó André, tocándole la cabeza a Derick, que no prestaba mucha atención. Seguramente distraído y todavía pensando en el abrazo y la camiseta del delantero

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)