SELECCIÓN

Los Brian ponen en jaque a Suárez y Cavani

Jugar con punteros veloces parece ser la mejor fórmula para Uruguay, pero para ello debería salir del equipo titular una de las dos estrellas.

Edinson Cavani y Luis Suárez
Edinson Cavani y Luis Suárez. Foto: Fernando Ponzetto

Uruguay presiona la salida de Perú, manda celestes uno por uno para que el rival no tenga tiempo de pensar ni líneas de pase para descargar. El equipo recupera el balón y ahí empieza otra tarea, mucho más rápida en completarse, porque la pelota es sacada rápidamente: el punto de referencia es Federico Valverde y a partir de allí, hay una explosión.

El mandamiento es simple: que Brian Rodríguez pique por la derecha, Brian Lozano lo haga por la izquierda, se abran calles para que el “Pajarito” ponga el balón profundo en un espacio vacío y que Maxi arrastre marcas. Así se gestó el gol de Uruguay.

El 4-1-4-1 que plantó Tabárez en la victoria 1-0 de Uruguay sobre Perú, que se transformó en un 4-3-3 cuando el equipo provocó esa explosión ofensiva al recuperar el balón, fue muy positivo por donde se lo mire. Volvieron los viejos punteros, aquellos que desnivelaron hasta finales de la década de 1990 y que casi de un plumazo desaparecieron. Por otra parte hubo un buen aprovechamiento por parte del seleccionador de las herramientas con las que contaba, hubo juego colectivo y figuras que brillaron con luz propia como Lozano, Brian Rodríguez, Valverde y Vecino.

Brian Rodríguez
Brian Rodríguez. Foto: Gerardo Pérez

El juego veloz -tanto desde lo físico como desde la circulación de la pelota-, dinámico tanto para atacar como para defender y solidario no hizo más que dejar una muy buena impresión, porque se vio a un Uruguay moderno, llegando por las bandas y con un sistema táctico muy efectivo en defensa. Sin embargo, todo lo bueno también tiene su lado negativo: ¿cuál es en este caso? La difícil decisión que en el mediano plazo deberá adoptar Tabárez.

Disyuntiva I

Quedó muy claro que apostar a la velocidad por afuera es el camino y para ello es necesario tener dos futbolistas rápidos por las bandas. En este caso fueron Brian Rodríguez y Brian Lozano, pero también puede hacerlo, por ejemplo, Jonathan Rodríguez. Esto supone, en primer lugar, un cambio de características de los futbolistas. La ausencia de Giorgian de Arrascaeta por lesión le allanó el camino a Tabárez para hacer esta prueba, aunque sí tuvo que tomar la decisión de dejar en el banco a Nahitan Nández para darle cabida al “Rayo” Rodríguez. Sin embargo, la decisión más difícil está todavía por venir.

Federico Valverde
Federico Valverde ante Perú. Foto: Gerardo Pérez

Maxi Gómez fue el centrodelantero en este esquema, pero eso significa que hay un solo lugar para Luis Suárez y Edinson Cavani, en este caso ausentes. Ninguno de los dos puede jugar por afuera. Por más que el “Matador” suela hacer el recorrido por toda la banda, lo hace a una velocidad bastante más baja que quienes jugaron ante Perú.

Disyuntiva II

Para que ambos jueguen y mantener el vértigo por las bandas debería haber una variante táctica: un 4-2-3-1. Eso permitiría que Cavani o Suárez puedan jugar como falso nueve, uno detrás del otro. Sin embargo, es vestir un santo para desvestir otro. Gran parte de poder lanzar a los punteros pasa por la rápida recuperación del balón en la mitad de la cancha y la precisión para ponerlos en carrera.

Lucas Torreira
Lucas Torreira. Foto: Gerardo Pérez

Colocar un delantero más implicaría quitar un mediocampista, desminuyendo la intensidad en la presión y también el factor sorpresa, porque los volantes no podrían llegar tanto al área como lo hicieron ante Perú, pues se generaría un desbalance.

Durante la conferencia de prensa pospartido se le preguntó a Tabárez si se podría mantener este esquema con Suárez y Cavani. El entrenador respondió con otra pregunta: “¿Y usted a cuál pondría por afuera?”. Cuando el periodista respondió “Cavani”, el técnico indicó: “No estoy de acuerdo”. Por lo tanto, el maestro de alguna manera descartó jugar con punteros cuando estén en cancha los dos.

Oscar Tabárez
Oscar Tabárez en el banco frente a Perú. Foto: Gerardo Pérez

Por lo tanto, volvemos a la disyuntiva inicial: ¿Uruguay seguirá jugando con dos veloces por afuera y Suárez o Cavani perderán la titularidad o mantendrá su esquema habitual? Todavía parece muy temprano para conocer la respuesta. Estos son partidos para probar y en Lima, el martes, tendrá otra oportunidad de hacerlo. Como primera cosa, en Perú habrá que ratificar todo lo bueno que se vio en el Centenario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)