TRICOLORES

La vieja fórmula del trío ofensivo pinta bien en Nacional

La continuidad que entregó el técnico Jorge Giordano al ataque de Brian Ocampo, Gonzalo Bergessio y Pablo García empieza a dar sus frutos.

Nacional está creciendo futbolísticamente
Nacional está creciendo futbolísticamente

Dos extremos bien abiertos (los viejos y queridos punteros) y un centrodelantero, esa es la fórmula ofensiva que supo entregar resultados maravillosos en el fútbol. El libreto, que nunca debió perderse, especialmente cuando el mediocampo es capaz de potenciar las virtudes de ese ataque, está empezando a consolidarse en Nacional. Y este tridente ofensivo, que desde hace cuatro partidos integran Brian Ocampo, Gonzalo Bergessio y Pablo García, tiene a su favor un elemento indispensable: el respaldo del entrenador Jorge Giordano.

La concesión de la continuidad es, entre otros factores, lo que está provocando que la unión se afiance en el campo de juego. Es bien sencillo de entender, la repetición de los movimientos y la mejor interpretación de las cualidades individuales de cada uno es lo que favorece el entendimiento colectivo. A esta sociedad en construcción se le está entregando la confianza en sus condiciones.

Entre los tres, entonces, empiezan a forjar un equipo que puede unir precisión en la definición, creatividad para inventar jugadas inesperadas y calidad para superar la tarea defensiva de los rivales.

Es cierto que lo que asoma son apenas unas primeras pinceladas de lo que puede llegar a concretarse con la unión de Ocampo-Bergessio-García, pero tampoco es necesario que su proyección les posibilite ir en la búsqueda de un lugar histórico. Se trata, simplemente, de unir sus características para que el equipo tricolor incremente su potencial goleador.

Gonzalo Bergessio celebrando su gol a River Plate
Gonzalo Bergessio celebrando su gol a River Plate. Foto: Francisco Flores.

En su raíz ya tiene algo muy bueno, y eso es que están impulsados por un mediocampo excepcional, con jugadores que son capaces de potenciar el trabajo de sus compañeros.

No hay duda que el éxito dependerá de la asociación que puedan llegar a tener sobre el césped. Pero, también retrocediendo al pasado para entender lo bueno que se hacía en tiempos de los jugadores pegados a la raya, que los ayuda mucho el hecho de que García y Ocampo tienen las condiciones ideales para ser lo hombres que nutran al 9 más puro.

Los dos encaran y vencen con facilidad al rival. Los dos tienen cambio de ritmo. A su aceleración le agregan el zigzagueo endemoniado. Por eso mismo Bergessio puede encontrar mayor cantidad de oportunidades para definir las jugadas teniendo a su lado a dos habilidosos jugadores que disfrutan llevarse varios hombres a cuestas para hacer valer sus condiciones técnicas.

Pablo García está alcanzando su mejor nivel
Pablo García está alcanzando su mejor nivel

Aunque hay más fantasía en la maniobra de García, para ojos de quien escribe el jugador más habilidoso del fútbol uruguayo, Ocampo tiene también la capacidad técnica como para quebrar cualquier línea defensiva.

Además, como quedó expuesto ante River Plate en el Gran Parque Central, García puede asumir el papel de futbolista que elabora y manda el centro. Pero un centro preciso. Colocado y medido. Un fenomenal pase suyo a tres dedos le dio a “Lavandina” la ocasión perfecta para terminar con la sequía de goles.

Con ellos dos el equipo gana en sorpresa y fabricación de espacios. Los que incluso pueden ser aprovechados por los mediocampistas que llegan hasta el área porque también se sueltan.

La única contra que podría tener la vieja receta en tiempos de transformaciones de sistemas o de querer hacer desaparecer a algunas identidades deportivas de antaño, no emerge porque hay recorridos defensivos de los dos extremos.

Brian Ocampo está obteniendo la confianza del técnico
Brian Ocampo está obteniendo la confianza del técnico

Entonces, Nacional tiene mucho para ganar con esta fórmula en crecimiento. Y es fácil concluir que por ahora pinta bastante bien.

Es que con velocidad y habilidad por afuera y un delantero centro de gran poder de definición, el tridente puede terminar alcanzando lo que el equipo precisa para conquistar los objetivos: efectividad goleadora.

Será cuestión de la actitud que asuman. De la inteligencia con la que utilicen sus atributos deportivos. Y, también, de la astucia que tengan para tomar las mejores decisiones.

Jorge Giordano, la chance para que lo logren, se las está entregando.

lo positivo

Aumentó la seguridad defensiva
Nacional la lleva dos partidos sin recibir goles en contra. El último gol se lo hizo Wanderers a los 7 minutos de juego. Suma 263’ sin recibir goles.

Rochet sigue evitando goles
Una vez más el arquero Sergio Rochet volvió a tener atajadas importantes. Contra River Plate tuvo tres intervenciones magníficas.

El mediocampo siempre manda
Con Felipe Carballo, Emiliano Martínez y Gabriel Neves el mediocampo tricolor volvió a mandar en la cancha. Hubo creación y despliegue.

Un estreno muy auspicioso
El juvenil Nicolás Marichal se presentó como un zaguero rápido y muy activo. Realizó tres anticipos para cortar el juego y salió jugando.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados