CAMPEONATO URUGUAYO

Las razones por las cuales el MSP evalúa parar el fútbol

Las autoridades de la salud entienden que Peñarol debería haber quedado aislado luego del partido ante Athletico Paranaense, pero eso no está estipulado en el protocolo.

Jesús Trindade y Luis González en el Peñarol-Athletico Paranaense. Foto: Reuters.
Jesús Trindade y Luis González en el Peñarol-Athletico Paranaense. Foto: Reuters.

La noticia surgió este jueves a la mañana y generó cierta preocupación: el Ministerio de Salud Pública (MSP) evalúa detener el fútbol ante el riesgo sanitario. ¿Tiene que ver la escalada de casos activos de COVID-19 en el país? En parte sí, pero más que nada responde a dos razones: la intención de que no se continúen generando potenciales focos de contagio y el entender que Peñarol incumplió con una medida sanitaria prevista.

Desde la AUF se informó a Ovación que hasta el momento no conocen más que el rumor y que no hubo ninguna comunicación oficial por parte del MSP, de la Secretaría Nacional del Deporte (SND) o ningún otro órgano del gobierno al respecto. "Tuvimos comunicación con el MSP y la SND, pero no hay nada fehaciente", se reconoció desde la casa del fútbol.

Las autoridades nacionales ya han tomado la determinación de inhabilitar el uso de los vestuarios en los clubes deportivos sociales hasta nuevo aviso como consecuencia del aumento de casos activos de COVID-19 en Uruguay, pero no sería esta la razón para la paralización del fútbol profesional. ¿Qué pasó entonces?

El pasado lunes llegó a Monttevideo la delegación de Athletico Paranaense para enfrentar a Peñarol y, al momento de ingresar al país, se le hizo el hisopado correspondiente. El resultado fue que dos futbolistas y dos colaboradores dieron positivo, por lo cual fueron aislados y no pudieron estar a la orden para el partido del martes por Copa Libertadores.

Peñarol jugó ante Paranaense y lo venció 3-2. Luego del partido los futbolistas mirasoles quedaron liberados y se marcharon a sus domicilios. Las autoridades del MSP entienden que, al haber enfrentado a un equipo con posibles jugadores infectados, la delegación aurinegra debería haber quedado aislada en la famosa burbuja sanitaria, al menos hasta que se hicieran hisopados y dieran negativo.

Desde la institución se asegura que nadie le comunicó que cambiaba el protocolo, pues lo acordado es que la burbuja se hace únicamente cuando la delegación participa de un partido internacional fuera de fronteras. Allí sí, al retornar debe entrar en régimen de concentración (no cuarentena), quedando habilitado a salir para disputar los partidos que deba afrontar por el torneo local.

Allí está la diferencia, pero tanto desde Peñarol como desde la AUF se asegura que se cumplió con el protocolo elaborado y los compromisos asumidos en su momento por los presidentes de los grandes, la AUF y la Conmebol ante el gobierno para poder disputar la Copa Libertadores.

Por lo tanto, se está expectante en la AUF de una posible reunión con las autoridades del MSP, pero se entiende que podría ser para ajustar el protocolo y prever situaciones como ya la vivida, pero no para suspender el fútbol.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados