TORNEO CLAUSURA

Pablo García puede ser el jugador más picante de Nacional en el clásico

El extremo tiene todos los atributos técnicos como para convertirse en figura del tricolor porque es rápido, endiablado y muy encarador.

Penal de Trindade a Pablo García en el clásico
Pablo García a punto de encarar a Jesús Trindade. Foto: Archivo El País.

Su curriculum de presentación podría decir: jugador veloz, vertical, endiablado y letal. Pablo García, el extremo que con Jorge Giordano se está moviendo por la banda izquierda de Nacional, tiene todas las condiciones para transformarse en figura del encuentro clásico frente a Peñarol. Su juego vivaz y su determinación para encarar a los rivales deberían tener la explosión final. García, entonces, se encuentra frente a una gran oportunidad para terminar de conquistar el corazón del hincha tricolor.

Es cierto que el aficionado ha tenido una relación especial con el delantero, porque valoró su adhesión a la causa la noche que desgarrado, ante Defensor Sporting y cuando el DT era Álvaro Gutiérrez, pretendía seguir jugando para ayudar al equipo a reaccionar en la cancha. Y porque, además, fue un futbolista que se le reclamó con insistencia, a través de las redes sociales, a Gustavo Munúa. Pero llegó la hora de potenciar ese vínculo.

Para hacerlo será suficiente con ratificar la manera de encarar jugadores que tiene, como lo hizo justamente en un clásico ante Jesús Trindade y que provocó un penal que increíblemente Leodán González desestimó.

El chico que salió de las formativas de Liverpool y que supo rendir en la Selección juvenil de Uruguay es pícaro y muy habilidoso. Le gusta tirar la moña, enganchar y volver a enganchar para sacarse a uno, dos o tres jugadores de arriba. No tiene problemas en ir hacia adelante y a la zona en la que lo esperan un mediocampista y un lateral, porque se tiene fe. Está convencido que es capaz de superarlos y muchas veces lo consigue.

Pablo García ya demostró sus cualidades. Supo ayudar para que el hincha de Nacional no extrañara la ausencia de Gonzalo Bergessio porque se convirtió en el líder del goleo y del ataque.

Este extremo veloz, que aporta mucha profundidad por afuera, que arranca a mil por hora hacia el arco rival tiene la gran ocasión de entregar una producción consagratoria. Aptitudes para ello le sobran, porque ni los golpes lo alejan de su perseverancia por dejar rivales por el camino.    

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados