CAMPEONATO URUGUAYO

Lo bueno y lo malo de Nacional de cara al clásico del Torneo Clausura

Los detalles que destacan en el plantel de Jorge Giordano previo al juego clásico que se llevará a cabo este miércoles en el Campeón del Siglo.

Emiliano Martínez en el duelo entre Nacional y Wanderers. Foto: Marcelo Bonjour.
Emiliano Martínez en el duelo entre Nacional y Wanderers. Foto: Marcelo Bonjour.

Nacional volverá a visitar el escenario de Peñarol para afrontar la cuarta fecha del Torneo Clausura, sabiendo que con una victoria estira la ventaja con el rival de todas las horas en la tabla Anual.

Lo bueno

La principal fortaleza que tiene Nacional es, sin lugar a dudas, su mediocampo. Pensando en el clásico de mañana, el entrenador Jorge Giordano colocará desde el inicio seguramente a Emiliano Martínez, Gabriel Neves y Felipe Carballo, tres futbolistas modernos, que tienen la capacidad de marcar pero principalmente de contar con un buen manejo de pelota y con la virtud de ser capaces de generar riesgo en ofensiva.

Martínez será el volante más retrasado, el encargado de hacer de nexo con la defensa y quien generalmente saca la pelota limpia desde el fondo. Aunque por momentos es el propio Neves quien cumple de manera acertada con esa función. El número 32 viene siendo de los jugadores más regulares del plantel en cuanto a su rendimiento y se lo nota cada vez con más aplomo en cada una de sus participaciones, creciendo en su juego, tal cual lo vislumbraban sus técnicos de divisiones formativas tiempo atrás.

Neves es el socio principal de Martínez, entre ellos generan interesantes circuitos de juego. El fernandino mejoró con Wanderers en el lanzamiento de pelotas quietas respecto al partido con Cerro Largo en el Ubilla, donde se mostró muy impreciso. De hecho uno de los goles contra los “bohemios”, el de Renzo Orihuela, llegó luego de un tiro libre certero del “Bigote”.

Carballo le da consistencia a la mitad de la cancha tricolor y mucha llegada al área rival. Quizás es el volante que más prueba con tiros desde afuera del área, siendo una de sus principales fortalezas; de esa forma llegó el primer gol contra Wanderers, gracias a la ayuda de un rebote en un rival que descolocó al arquero.

Lo malo

- Laterales: finalización.

Nacional no está teniendo precisión a la hora de terminar las jugadas en ataque por intermedio de sus laterales. A Armando Méndez y Agustín Oliveros le falta mayor eficacia en ese sentido.

- Extremos: irregularidad. 

Brian Ocampo ha levantado su nivel, Pablo García ha sido muy intermitente y Alfonso Trezza tuvo un buen ingreso en el último partido. Le falta regularidad a los extremos.

- La sequía: de Gonzalo Bergessio. 

El capitán tricolor, Gonzalo Bergessio, atraviesa una de sus peores rachas sin marcar goles en Nacional, con un total de siete partidos en los que fue titular (incluyendo Copa Libertadores) y no logró anotar tantos.

- El antecedente: pesa.

La derrota en el último partido clásico contra Peñarol, la primera en la historia en el Estadio Campeón del Siglo, sin lugar a dudas que pesa porque le mete una mayor carga de presión a los albos previo al partido.

- Juego colectivo: en el debe.

Nacional no ha tenido buenos rendimientos en el comienzo del Torneo Clausura aunque está invicto después de los empates con Rentistas y Cerro Largo y del triunfo con Wanderers, cuando mostró una leve mejoría.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados