CONMEBOL

El mapa de las copas en Sudamérica: ¿Peñarol único sobreviviente entre los brasileños?

A falta de tres llaves para cerrar los cuartos de la Libertadores y Sudamericana, el elenco aurinegro puede ser la excepción entre siete instituciones norteñas. Argentina ya no tiene representantes.

El plantel de Peñarol en la previa del juego ante Sporting Cristal. Foto: Estefanía Leal.
El plantel de Peñarol en la previa del juego ante Sporting Cristal. Foto: Estefanía Leal.

Es cierto. Brasil es el país con más representantes cada vez que empieza una competencia internacional. Sin ir más lejos, comenzaron la Copa Libertadores con siete equipos y la Copa Sudamericana con seis. También han desarrollado un poderío económico de gran nivel que hoy, incluso, les permite traer jugadores de Europa. De todas maneras, la supremacía norteña puede marcar un hito en 2021.

Por un lado, en caso de que Fluminense elimine a Barcelona (2-2 en la ida jugada en Brasil) el fútbol norteño logrará por primera vez que haya cuatro equipos del mismo país en las semifinales de la Copa Libertadores. Y, sin ir más lejos, ya hizo historia porque ningún país había colocado tres equipos entre los mejores del certamen como lo hizo esta campaña con Atlético Mineiro, Flamengo y Palmeiras.

Por otro lado, con Bragantino ya clasificado, Santos y Athletico Paranaense buscarán esta tarde que tres de los cuatro equipos en semifinales de la Copa Sudamericana sean brasileños.

En ese sentido, y ante la chance de que siete de los ocho semifinalistas de América sean de Brasil, destaca que la única excepción a la regla sería Peñarol que ya tiene su cupo entre los cuatro mejores de la Sudamericana tras dejar por el camino a Sporting Cristal.

¿Qué pasó en Brasil para esta evolución?

Está claro que el mercado brasileño, mencionado anteriormente, dio un enorme salto que hoy se da el lujo de contar con futbolistas como Filipe Luis, Dani Alves, Douglas Costa, Hulk, Diego Costa o Rafinha, pero lo cierto es que hace unos años atrás esta realidad era muy lejana.

Sin ir más lejos, en la Copa Libertadores 2014 Brasil no consiguió colocar ni un solo semifinalista, pero ahí hubo un click que inclinó la balanza a su favor. En 2015 tuvo un equipo entre los cuatro mejores (Inter de Porto Alegre), para 2016 ese equipo fue São Paulo, para 2017 puso un finalista que terminó siendo campeón (Gremio) y para 2018 ya tuvo a dos equipos en semifinales (Gremio y Palmeiras)

En 2019 repitió con dos equipos (Gremio y Flamengo) siendo este último el campeón y en 2020 dejó en clara su supremacía colocando los dos finalistas (Palmeiras y Santos) siendo el Verdao el equipo que se adjudicó el título.

Matías Viña
Matías Viña, ya con la medalla de campeón, admira la Copa LIbertadores junto a Luiz Adriano. Foto: AFP

Argentina se quedó rápidamente sin representantes

Todos los equipos albicelestes que entraron a la fase de grupos lograron pasar a octavos de final, pero fue allí donde la gran mayoría quedó por el camino.

Boca, Racing, Vélez Sarsfield, Defensa y Justicia y Argentinos Juniors fueron eliminados y River Plate, el único que avanzó, lo había hecho eliminando al Bicho y solo duró una fase más porque quedó afuera ante Atlético Mineiro en cuartos.

En la Copa Sudamericana la historia no fue muy distinta porque Arsenal e Independiente quedaron afuera en octavos de final y Rosario Central se despidió del torneo en cuartos de final.

El lamento de los jugadores de Boca tras la eliminación ante Atlético Mineiro. Foto: AFP.
El lamento de los jugadores de Boca tras la eliminación ante Atlético Mineiro. Foto: AFP.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados