TORNEO APERTURA

Inquietud por seguridad y sanidad ante lo que hagan los hinchas el día del clásico

Al jugarse a puertas cerradas se teme que tricolores y aurinegros concurran a las afueras del Centenario o bien se reúnan para ver el partido.

Estadio Centenario a minutos de comienzo del Clásico por el Clausura 2019 - PEñarol Nacional hinchadas
El color que le faltará al Estadio Centenario, que será testigo del primer clásico sin público de la historia.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Todavía no se sabe cuándo y ciertamente tampoco dónde, aunque en un 90% lo más probable es que sea en el Centenario. Lo que sí es una certeza es que el próximo superclásico del fútbol uruguayo será histórico, porque por primera vez se disputará sin público en las tribunas.

Hasta el cansancio los uruguayos hemos repetido que la fiesta máxima es un clásico y no tiene nada que ver con el nivel futbolístico de cada uno en el momento, o de cómo vienen en la tabla. Simplemente con que se enfrenten Nacional y Peñarol es suficiente para desatar la pasión. Y la fiesta es tal por el colorido que le pone la gente a las tribunas, algo que no habrá en esta ocasión por culpa de la pandemia de coronavirus.

Las interrogantes que surgen respecto a esto traen aparejada también cierta intranquilidad: ¿Qué harán los hinchas? ¿Irán igual a las afueras del Centenario a alentar? ¿Hay riesgo de que las hinchadas se puedan cruzar? ¿Es más difícil controlarlas sabiendo que no van a entrar y solo hay espacio abierto? ¿Puede haber alguna movida oficial de los clubes o espontánea de los parciales para juntarse?

Muchas preguntas para un clásico que desde el comienzo ha sido conflictivo. Veamos:
1. Después de muchas discusiones se decidió que no sería digitado en el sorteo.
2. Cayó en la cuarta fecha y coincidía con la marcha por el Día Internacional de la Mujer, por lo cual se manejó incluso la posibilidad de sacarlo de Montevideo.
3. Se lo quiso cambiar de día, pero el Centenario no estaba disponible y Nacional, el local, no lo podía jugar en el Parque Central por estar éste en obras.
4. Se replanteó cambiarlo de fecha e intercambiarlo por la sexta o séptima, lo cual finalmente no fue necesario.
5. Se decidió jugarlo un miércoles de noche, el 1° de abril, por lo cual iba a quedar desfasado del resto de la fecha.
6. Finalmente se jugará a puertas cerradas, algo que no querían los grandes.
Todo eso ha pasado con este clásico y todavía seguramente ocurrirán algunas cosas más.

Pasemos, ahora sí, a responder algunas de las preguntas planteadas.

Como primera cosa, la AUF todavía no ha mantenido una charla con el Ministerio del Interior para hablar de lo que puede ocurrir, pero desde el Ejecutivo se reconoció a Ovación que el tema lo tienen agendado, pues de cualquier manera solicitarán que se monte un operativo de seguridad importante entorno al Centenario. Además —y este puede ser un tema que genere ciertos roces— la AUF entiende que en este caso no será en lo absoluto responsable con lo que ocurra afuera del estadio, pues no habrá venta de entradas y tampoco convocatoria para este partido. Toda la responsabilidad —a su entender— recaerá en la seguridad pública y también en la de las propias personas que eventualmente concurran.

Siempre hay alguno que pretenda al menos darle la bienvenida a los planteles cuando lleguen en los ómnibus, por lo cual se entiende que la policía deberá montar un operativo para asegurar que los hinchas no se crucen.

Desde la AUF también se aguarda por lo que puedan anunciar los hinchas e incluso hacer los clubes.

Por ejemplo, en República Checa los parciales del Viktoria Plzen se juntaron en un autocine para mirar el partido de su equipo ante la imposibilidad de ingresar al estadio. Entonces, no se descarta que haya movimientos similares generados por los hinchas o bien por Nacional y Peñarol, aunque desde ambas instituciones se anunció a Ovación que no lo tienen previsto por distintas limitaciones. Hay dos que son fundamentales:

1. No se puede instalar una pantalla gigante en el Gran Parque Central o en el Campeón del Siglo porque Tenfield lo impide, pues el servicio de su señal de fútbol es para uso personal y no comercial o público.
2. El partido se va a jugar a puertas cerradas no por sanción, sino por cuestiones sanitarias, por lo cual las instituciones ven imprudente hacer una convocatoria masiva.

Por lo tanto, aquí hay dos patas que las autoridades de gobierno deberán atender con vistas al clásico: una de seguridad y la otra sanitaria en el caso de que haya movidas extraoficiales por parte de los hinchas para juntarse a ver el partido.

El clásico del Apertura 2020 aún no se jugó y ya generó más polémicas que en 90 minutos de fútbol.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados