CIBERACTIVISMO

Hacker del Football Leaks extraditado a Portugal: lo acusan de robo de datos

Los documentos filtrados por Rui Pinto generaron el inicio de varias investigaciones sobre malversación de fondos vinculadas al fútbol.

Rui Pinto, el hacker responsable del Football Leaks. Foto: AFP.
Rui Pinto, el hacker responsable del Football Leaks. Foto: AFP.

Un tribunal de Budapest ordenó esta mañana la extradición a su país del hacker portugués Rui Pinto, principal fuente de la filtración conocida como Football Leaks que originó el inicio, en varios países europeos, de investigaciones sobre malversaciones en el mundo del fútbol. El ciberactivista es acusado de robo de datos por la Justicia de su país.

Rui Pinto, de 30 años, presentado por sus abogados como un "muy importante lanzador de alertas europeo", está acusado por Lisboa de "tentativa de extorsión agravada" y de "robo de datos".

El hacker, que compareció por la mañana ante el tribunal de Budapest, alegó haber actuado de forma desinteresada y dijo que la extradición frenará las investigaciones en curso.

"No he cometido ninguno de los delitos de los que estoy acusado. Nunca obtuve beneficio material de lo que hice. Lo hice por el bien del interés general, para desvelar la corrupción en el fútbol europeo" declaró.

"La demanda de extradición no puede ser rehusada", afirmó sin embargo la presidenta del tribunal, Judit Csiszar, en nombre de la "confianza mutua entre Estados miembros de la Unión Europea".

Pinto y su abogado anunciaron de inmediato que recurrirán la decisión.
El portugués fue detenido el 16 de enero en Budapest en virtud de una orden de captura europea y en la actualidad está en arresto domiciliario.

Desde la capital húngara, donde vive desde 2015, este autodidacta llamado "John" por sus contactos ha pirateado millones de archivos relativos al mundo de negocio del fútbol, según él con el objetivo de desvelar los bajos fondos de una industria "deshonesta".

A partir de 2016, entregó millones de documentos a un consorcio de medios europeos que revelaron a fines de ese año y en noviembre de 2018 los mecanismos de evasión fiscal, sospechas de fraude y corrupción que afectaban a varios jugadores célebres así como a dirigentes de clubes.

Football Leaks es hoy la mayor filtración de informaciones sobre los negocios en torno al fútbol. Ahí aparecen los problemas fiscales del futbolista Cristiano Ronaldo tras su paso por el Real Madrid, el caso de los fichajes en base a criterios étnicos del Paris Saint Germain o las tolerancias de la UEFA ante las presuntas violaciones de PSG y Manchester City al 'fair play' financiero.

Entre los documentos filtrados también aparecen el acuerdo firmado entre Cristiano Ronaldo y la mujer que lo acusó de abuso sexual, el montaje financiero del empresario Dmitri Rybolovlev, suegro del precandidato presidencial uruguayo Juan Sartori y el contrato de Lusi Suárez con el Barcelona.

Acusación de chantaje.

Los documentos filtrados por Pinto interesan a la justicia de varios países. La Fiscalía Nacional Financiera (PNF) de Francia, con la que Rui Pinto inició una colaboración a fines de 2018, opinó que permitieron "importantes avances" en las investigaciones por fraude fiscal que ha lanzado.

La PNF, que dice poseer unos 12 millones de documentos procedentes de Football Leaks, propuso oficialmente a otros ocho países implicados en el escándalo compartir estos ficheros.

Pero Portugal acusa al ciberactivista de haber robado datos, incluso al propio Estado, y sobre todo de intentar chantajear, previamente a sus revelaciones, al fondo de inversiones maltés Doyen, igualmente implicado en el fichaje de jugadores.

Rui Pinto, que es defendido por un equipo internacional de abogados, reconoció haber tomado contacto con este grupo a fines de 2015, pero asegura haber querido someterlo a una prueba, sin intención deshonesta.

A principios de febrero acusó a su país de intentar "acallarlo" y de "sabotear" las investigaciones lanzadas por las fiscalías europeas, al impedirle proporcionar nuevos documentos.

"No tengo ninguna confianza en las autoridades portuguesas, tienen un enfoque turbio en materia de fútbol" afirmó este martes Pinto.

"Les interesa que algo malo me ocurra, directa o indirectamente" añadió.

El hacker asegura haber sido objeto de "numerosas amenazas de muerte". El tribunal de Budapest consideró este martes que su "seguridad personal" estaba "garantizada" en Portugal.

Recientemente el abogado francés de Pinto, William Bourdon, había considerado "inconcebible que, a causa de las actuaciones judiciales portuguesas contra Rui Pinto, los fiscales se vieran privados de sus testimonios y del acceso a los considerables datos incautados en Budapest", durante su detención.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)