PANDEMIA

Vuelve el fútbol en Argentina: los equipos de Primera comienzan a entrenar el 10 de agosto

Luego de varios meses sin actividad por las medidas para combatir el COVID, los jugadores de los equipos argentinos comenzarán a trabajar en sus clubes desde el próximo lunes.

Entrenamiento de Boca Juniors. Foto: La Nación / GDA.
Entrenamiento de Boca Juniors. Foto: La Nación / GDA.

El Gobierno argentino autorizó a los clubes de la Liga Profesional y de la Primera Nacional a volver a los entrenamientos. Lo harán en forma escalonada: el lunes 10, regresarán los equipos de la élite, junto con Tigre, el único equipo del ascenso que disputa la Copa Libertadores. El lunes 2 de septiembre es la fecha acordada para que comiencen a practicar los planteles de la segunda categoría.

Al comienzo solo podrán hacer trabajos físicos divididos en grupos de hasta seis futbolistas, tal como establece el protocolo sanitario que la AFA y el Ejecutivo también terminaron de pulir en la Casa Rosada esta tarde.

Entrenamiento de River Plate. Foto: La Nación / GDA.
Entrenamiento de River Plate. Foto: La Nación / GDA.

El Gobierno había parado la pelota a mediados de marzo, con una decisión del ministro de Deporte, Matías Lammens. Fue el propio expresidente de San Lorenzo, en forma conjunta con el ministro de Salud, Ginés González García, el encargado de decirles a los representantes de la AFA (Claudio Tapia, su presidente, y Víctor Blanco, presidente de Racing y secretario general) que podían regresar a los entrenamientos desde el lunes 10.

En un principio se barajaba que en esa fecha volverían solo los que disputan la Copa Libertadores (Boca, River, Racing, Defensa y Justicia y Tigre), pero finalmente la medida se extendió al resto de los de primera.

Las próximas dos semanas serán determinantes para aceitar la logística que impone el protocolo sanitario. Si bien cada club tendrá que adaptar a sus propias necesidades el documento aprobado, hay cuestiones comunes a todos los clubes: que los futbolistas lleguen cambiados a los centros de entrenamiento, que haya alcohol y material sanitizante disponible, que mantengan el distanciamiento social y usen barbijos o tapabocas, y que compartan el menor tiempo posible en los vestuarios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados