CORONAVIRUS

Ante la presión de los jugadores y más protagonistas, Argentina suspendió el fútbol

El gobierno argentino decidió este lunes parar la actividad también de la Copa de la Superliga y la segunda división, sumándose a la determinación de formativas.

Alberto Fernández, este domingo en conferencia de prensa. Foto: AFP
Alberto Fernández, este domingo en conferencia de prensa. Foto: AFP

Apenas horas después de anunciar que estaban dadas todas las medidas sanitarias para que los partidos de fútbol en Argentina siguieran jugándose a puertas cerradas, el gobierno anuncia que la actividad queda suspendida en el marco de las medidas para frenar la pandemia del coronavirus.

Fueron decisivas las manifestaciones de futbolistas y otros protagonistas de la actividad para que los funcionarios revieran una decisión que ayer parecía inamovible. El presidente, incluso, había pedido a las empresas dueñas de los derechos de TV que liberaran el contenido para que los argentinos pudieran ver los partidos mientras durara la emergencia

En algunos planteles de los clubes de la Superliga argentina esas declaraciones cayeron muy mal. "¿Qué somos nosotros, los payasos del circo?" , se escuchó en una de los pocos entrenamientos que se realizaron hoy. Además, el fútbol argentino había quedado en offside en relación al resto del continente. Las asociaciones de fútbol de Bolivia y de Chile, las únicas dos que seguían en actividad además de la AFA, anunciaron este lunes la suspensión de sus torneos para evitar más contagios de coronavirus. En la tarde de hoy, el único torneo que seguía su curso era el argentino. Hasta ahora.

El viernes pasado, la AFA había dado a entender que la pelota se pararía si el gobierno así lo decidía. La situación en cuanto al número de contagios y a la evaluación de las autoridades sanitarias argentinas no obligaba a tomar medidas drásticas. Pero la pandemia siguió creciendo y obligó a ajustar las clavijas el domingo y anunciar el cierre de fronteras y a disminuir la circulación de personas en las calles como medida de prevención. En el caso del fútbol, la suspensión se extenderá al menos hasta el 31 de marzo.

De todas maneras, si el gobierno de Alberto Fernández no paraba la pelota hoy, como terminó sucediendo, los futbolistas ya tenían la decisión tomada. En la reunión del miércoles a las 18 en la sede de su gremio, iban a resolver el cese de actividades mientras durara la emergencia por la pandemia. Ese encuentro, al que se habían convocado a los capitanes de los equipos, se supone que quedará suspendido luego de la decisión tomada.

Las manifestaciones de los protagonistas.

A lo largo del día, fueron diferentes los protagonistas de la Superliga argentina que se mostraron cercanos a la decisión de River de cerrar el club y no presentarse a jugar su partido de la primera fecha de la Copa de la Superliga. Es que, a diferencia del camino que tomaron los dirigentes, jugadores y entrenadores marcan la cancha y avisan que consideran necesario suspender antes de que sea tarde.

"Lo conveniente era no empezar la Copa. Pero si nosotros tomábamos una decisión como la de River, poníamos en peligro la realidad de Banfield. Hoy el club está cerrado, salvo el predio para que entrenen Primera y Reserva, como si no fuésemos personas. River marcó el camino que todos queríamos", dijo Julio César Falcioni, entrenador de Banfield y de 63 años, en TyC Sports. "Soy un paciente de altísimo riesgo: tuve neumonía, tuve cáncer de laringe, hice quimioterapia. El médico me dice que no debería estar trabajando. Pero bueno, me toca trabajar".

Siguiendo la línea de pensamiento, tanto Diego Rodríguez, arquero de Central Córdoba, y Darío Cvitanich, delantero de Racing , marcaron una clara postura. "A mí me parece raro que se siga jugando cuando se han parado un montón de cosas a nivel nacional. Muchos compartimos ese mismo sentir, pero también estamos atrapados en un reglamento y hay cosas que nos exceden. Ojalá que la gente que sabe y está capacitada para tomar decisiones, haga lo que tenga que hacer para tomar conciencia real y prevenir. La postura de River está bien, pero no debía hacerlo solo, sino todos en el momento justo", explicó el "Ruso" Rodríguez en TyC Sports.

"Jugamos porque lo decidieron las autoridades. Pero es cuestión de tiempo para que aparezca el primer jugador contagiado. Por más que lo intentemos evitar, en algún momento va a pasar. Y con el primer caso, van a frenar. Corremos de atrás al virus", aseguró Cvitanich. "Lamentablemente, todo termina siendo política, internas y demás. Hay manejos que dan vergüenza ajena y, muchas veces, los futbolistas miramos para otro lado. Sabemos quedamos un espectáculo y nos debemos a la gente y también que hay varias medidas antes que el fútbol. La gente va a en el tren a laburar, no somos ajenos a lo que pasa en la sociedad. Seguimos jugando porque se decidió, pero esta semana habrá una reunión y veremos cómo se sigue".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados