EUROPA

El capricho de Neymar por salir a toda costa del Paris Saint-Germain dejó tres "viudas"

Barcelona, Real Madrid y el propio club francés apostaron por el brasileño, que se queda en París pero sin el apoyo de sus hinchas.

Neymar hizo la jugada que esperaba Barcelona: pidió volver al club blaugrana
Neymar con la casmieta de Barcelona.

“El Barça sigue mostrando a sus aficionados el apocalíptico futuro que les espera en cuanto se retire Messi”, comentó la página web satírica El Mundo Today tras el empate del Barcelona ante Osasuna por la Liga Española. Fuera de broma, en la mente de sus directivos está ese porvenir tan incierto. Y quizás no sea tan lejano, pues esta semana se conoció que en el contrato del argentino figura la opción de marcharse a otro club al final de esta temporada. Todos confían en que como hincha culé se quedará, pero...

Por eso, los blaugrana hasta último momento trataron de incorporar a Neymar, aunque el brasileño los hubiera despechado cuando se fue al PSG. Al final se resignaron: “Las pretensiones del PSG eran inasumibles”, comentó el presidente del club, Josep María Bartomeu.

Sin embargo, hasta ese momento, con la Liga ya comenzada, toda la planificación giró alrededor de la supuesta incorporación de Neymar e incluso de la posibilidad de ceder a uno o más jugadores de su plantel para rebajar el precio a pagar. Todo quedó en la nada, pero esos futbolistas no deben estar contentos por haber sido considerados monedas de cambio.

Uno de ellos, el francés Ousmane Dembélé, se negó a irse al PSG, argumentando que Barcelona era el club de sus sueños, aunque por ahora le haya ido de regular para abajo.

Para colmo, la opción por Neymar no está definitivamente enterrada, sino que se postergó hasta un próximo período de pases, lo cual representa una inyección de inestabilidad. Los abogados de Neymar estudiaron la reglamentación de la FIFA sobre transferencias y creen haber encontrado disposiciones que le permitirían “escapar” del PSG, pero ello obligará a encarar una batalla legal de impredecible magnitud. En todo caso, esa salida también tendría un costo, que algunos medios estiman en la nada módica suma de 170 millones de euros.

Bartomeu declaró el viernes que Neymar está descartado para el mercado invernal, que se abre en enero. ¿Qué ocurrirá si llegada esa fecha Barcelona está mal en la Liga y en la Champions?

Real Madrid, el otro sueño galáctico.

Neymar sigue con el PSG, pero no se sabe hasta cuándo
Neymar sigue con el PSG.

En los últimos días de agosto, cuando quedó claro que Barcelona no estaba en condiciones de lograr el regreso de Neymar, el padre del futbolista comenzó a llamar a allegados a Real Madrid para tentarlos con la posibilidad de contratar a su hijo.

A los madridistas no les disgustó la posibilidad de robarle el brasileño a sus rivales del Barça, pero chocaron con el mismo problema: el elevado precio del brasileño. Y tampoco pudieron meter en la operación a jugadores de su plantel para rebajar el precio: PSG rechazó al galés Bale y al colombiano James Rodríguez.

Las versiones sobre el interés del presidente merengue, Florentino Pérez, fueron contradictorias: algunos medios indicaron que le ofreció a Neymar 40 millones de euros al año; otros, que el salario actual del brasileño, 34 millones, le pareció demasiado alto.

En realidad, la ambición de Florentino Pérez es volver a romper el mercado con la contratación de un “galáctico”, como en el pasado fueron Figo, Beckham o Cristiano Ronaldo. Y en la mira está el PSG. Si no es Neymar, será Mbappé.

Tras la partida de Cristiano Ronaldo, los merengues quedaron sin figuras de primer nivel mundial, salvo Luka Modric, el mejor jugador global de 2018 pero sin el carisma del portugués... o el de Neymar. Para la nueva temporada, la mayor apuesta fue el belga Eden Hazard, que tampoco llega a la categoría de galáctico.

Aunque todavía falta casi toda la temporada, el comienzo no fue bueno para Real Madrid, con derrotas en los amistosos previos y empates en la Liga. Ese inicio se parece mucho al final de la muy pobre temporada pasada. Y ni siquiera la ancha espalda de Zidane como técnico parece tan sólida como para soportarlo si la mediocridad continúa.

Con todo este panorama ante la vista de los dirigentes y los hinchas del Real, el sorteo de la Champions puso al PSG en su mismo grupo, con lo cual el nombre de Neymar seguirá, obsesivamente, en el primer plano.

París Saint-Germain: una cárcel de oro para Neymar

Neymar
Neymar durante la fiesta de su cumpleaños, cuando aún usaba muletas.

La foto que ilustra esta nota provocó, meses atrás, la furia del presidente del París Saint-Germain, Nasser Al-Khelaifi. Neymar festejó su cumpleaños número 27 con una fiesta a todo lujo, cantando y bailando, pese a que se encontraba en plena recuperación de su penúltima lesión (la que lo dejó fuera de la Champions, no la que lo excluyó de la Copa América). El jugador, en su diversión, hizo revolear sus bastones.

Sin embargo, en el período de pases que acaba de finalizar en Europa, el dirigente catarí tasó al jugador en 300 millones de euros, lo cual desvaneció el interés del Barcelona o Real Madrid.

Durante las últimas semanas, los diarios catalanes especularon que el fuerte deseo de Neymar de regresar a Barcelona terminaría facilitando la transferencia, lo cual no ocurrió. Horas después se supo que cuando el Barca desistió del pase, el padre de Neymar comenzó a llamar insistentemente a dirigentes del Real Madrid para ofrecerlo.

La prensa francesa se pregunta cuál será desde ahora la relación del club con un futbolista que está a disgusto en sus filas y tampoco se ha comportado bien en el pasado, pese a ser el niño mimado de los dirigentes.

Si bien Neymar estará físicamente esta temporada en el PSG, hay que ver si lo está además en mente y corazón. El director deportivo del club, su compatriota Leonardo, reconoció que la relación con el delantero se había vuelto “complicada”.

Buena parte de los hinchas parisinos ya se pronunciaron: durante el primer partido de la Ligue 1 contra el Nimes, sin el brasileño en la cancha, se multiplicaron las pancartas y los cantos contra él, desde el “¡Que se vaya!” hasta “Neymar hijo de puta”... Otra incógnita es saber cómo lo recibirán sus compañeros.

Finalmente, una duda táctica: ¿cómo se armará la ofensiva del PSG, ahora que a Neymar, Cavani y Mbappé sumó a Icardi? “Cuando pienso en un equipo fuerte, pienso en un equipo con Neymar”, dijo el DT Thomas Tuchel.

Las respuestas a todas estas preguntas comenzarán a conocerse a la vuelta de esta fecha FIFA, que tiene a Neymar con la selección de Brasil en Estados Unidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)