LUTO

Así fueron los últimos minutos del fatal vuelo de Kobe Bryant

La aeronave en la que murió el exbasquetbolista, su hija y otras siete personas llevaba 41 minutos en el aire cuando se perdió la comunicación. Debieron llegar a su destino en 25 minutos.

Accidente de Kobe Bryant

La niebla, falta de comunicación por radio en los últimos instantes y un retraso de unos 15 minutos sobre el zoológico de Los Ángeles son tres irregularidades que se conocen del accidente que sufrió el helicóptero en el que perdieron la vida Kobe Bryant, su hija y otros siete ocupantes, entre ellos el piloto.

Todavía hay elementos que se están estudiando para determinar las causas del fatal accidente del domingo, pero hay una primera hipótesis que apunta a que la aeronave nunca debió haber volado esa mañana como consecuencia de las condiciones climáticas.

Sobre la zona de Los Ángeles y sus aledaños, la espesa niebla a primera hora de la mañana llevó a que la división de apoyo aéreo de la Policía de Los Ángeles decidiera no sacar sus helicópteros porque era peligroso. El "Mamba Chopper" de Bryant, sin embargo, sí despegó a las 9.06 desde el aeropuerto John Wayne, ubicado en el condado de Orange (al sur de Los Ángeles), donde vivía la exestrella de la NBA junto a su famlilia. Su casa está situada en la residencial zona de Newport Beach, sobre el Oceáno Pacífico.

El Sikorsky S-76B, de matrícula N72EX tomó hacia el norte con destino a Thousand Oaks, donde se encuentra la Mamba Sports Academy fundada por Bryant. Allí iba a jugar un partido su hija Gigi con el equipo femenino y junto a ellos viajaban dos de sus compañeras: Payton Chester (junto a su madre) y Alyssa Altobelli (con sus padres).

El trayecto en automóvil demandaba entre 1 hora 40 minutos y 2 horas, dependiendo del tráfico. Por esa razón Kobe solía trasladarse en helicóptero, pues en 25 minutos cubría la distancia.

La niebla, primer inconveniente

Luego de unos minutos de vuelo, la aeronave sobrevuela el este de Los Ángeles y al llegar a la zona del zoológico de la ciudad, sobre Burbank, el controlador aéreo le anuncia al piloto Ara Zobayan que se mantenga en IFR (Instrumental Flights Rules), le aconseja que esté atento a los instrumentos a causa de las condiciones climáticas (niebla) y que aguarde sobre el lugar porque hay una aeronave circulando. La respuesta es que se encuentra en VFR (Visual Flights Rules y que aguardará.

Luego de unos minutos, le anuncian que continúe por el lado norte del aeropuerto de Van Nuys, ya que hay múltiples despegues y llegada por IFR. A continuación, el controlador de Burbank le anuncia al de Van Nuys que hará la transición hacia su despacho de un helicóptero que "ha estado esperando por unos 15 minutos".

Sobre la hora 9.30 el piloto recibe la señal de continuar por parte de Burbank, lo hace e indica que tomará la 118 y, rodeará Van Nuys y tomará la 101. Entonces el contacto se hace con una controladora aérea de Van Nuys, que le dice que hay vientos calmos, visibilidad dos millas y media. El piloto anuncia que está a 1.400 pies de altura sobre la carretera 118.

A las 9.40, luego de haber pasado Van Nuys el piloto es transferido a la red SoCal por el canal 34.2. Allí, ya sobre la zona montañosa de Calabasas, se escucha la voz del nuevo despachador, pero ya no la del piloto.

El operador le pide que se identifique y no hay respuesta. El despachador insiste y le consulta si está solicitando instrucciones de cómo seguir el vuelo. Una vez más se escucha la voz desde la torre que dice: "Dónde, diga intenciones". Y finalmente le dice: "Helicóptero 72EX, aún está muy bajo para hacer seguimiento del vuelo". A las 9.45 desaparece la señal del radar.

A las 9.47 el 911 recibe una llamada de un habitante de Calabasas para indicar que un helicóptero ha caído en las montañas y se está incendiando. Según testigos, hubo unos chispazos en el motor y luego la aeronave se precipitó, explotando al chocar con el piso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados