ROLAND GARROS

Rafael Nadal es otra vez campeón en Francia e igualó a Federer en títulos de Grand Slam

Un ciclón español le pasó por arriba al serbio Novak Djokovic y en tres sets se definió la corona número 13 para el balear.

Una imagen repetida 13 veces: Nadal besando el trofeo de Roland Garros
Una imagen repetida 13 veces: Nadal besando el trofeo de Roland Garros. Foto: AFP.

Rafael Nadal destruyó a Novac Djokovic en la final de Roland Garros.  El español lo volvió a hacer, ganó su corona número 13 en Francia gracias al 6-0, 6-2 y 7-5 y empató en 20 Grand Slams con Roger Federer. 

Un ciclón español hizo que la final sea nada más que un monólogo, porque Djokovic perdió el encuentro en 2 horas y 41 minutos.

Fue paliza. Para ampliar su récord de trofeos en la capital francesa, donde suma ya 100 victorias y solo dos derrotas desde que lograra el torneo por primera vez en 2005.

Además, en la batalla por la eternidad Nadal ahora iguala a 20 'grandes' con su eterno rival Roger Federer, de baja por una lesión de rodilla, mientras que Djokovic se queda con 17.

"No pienso hoy en los 20 títulos y Federer. Hoy es una victoria en Roland Garros, que significa todo para mí, aquí he tenido los mejores momentos de mi carrera", dijo emocionado la leyenda española.

Como en sus 99 victorias precedentes en París, Nadal se llevó el partido tras ganar el primer set. En sus dos únicas derrotas, ante Robin Soderling en 2009 y frente a Djokovic en 2015, había perdido la primera manga.

Este domingo, en este primer tramo, Djokovic, ya irregular en cuartos y semifinales, era incapaz de dominar con su servicio, abusando de las dejadas en esta edición de Roland Garros en la que se han convertido en su golpe favorito.

Rafael Nadal está más fuerte y seguro que Novak Djokovic
Rafael Nadal fue más fuerte y seguro que Novak Djokovic. Foto: AFP.

La segunda manga arrancó de forma idéntica a la primera. El número 1 era incapaz de marcar el ritmo ante un Nadal imperial, dictando el juego con variedad de golpes, combinando su látigo de derechas con bolas más bombeadas y un revés cruzado que sacaba al serbio de la pista.

Djokovic seguía fuera del partido y Nadal ya era un cohete al que no le importunaba ni el techo, ni la humedad ni el bote de la bola. Dos nuevas roturas sin que el serbio dispusiera ni de una oportunidad de 'break' le dieron el 2-0 en 47 minutos.

El español cerraba las dos primeras mangas con únicamente 6 errores directos, por 30 de Djokovic.

En el tercer set Djokovic por fin rompió el servicio de Nadal y por única vez en el partido se le vio rugir de rabia. Fue un espejismo.

Un saque directo dio al español su 13º título. El rey de París se arrodilló en su querida tierra batida, a la que regresará en siete meses para intentar seguir escribiendo la historia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados