RUMBO A CATAR 2022

Chile y Ecuador, los primeros rivales de Uruguay, están atrasados en su preparación ​

La crisis social perjudicó el trabajo de La Roja, que no juega desde octubre, mientras que el DT ecuatoriano Jordi Cruyff recién empieza su labor

Selecciones de Chile y Ecuador
Final del partido Chile-Ecuador por la Copa América 2019. Foto: Reuters,

Cuando una cuenta regresiva se va acercando al final, parece acelerarse: esa es la sensación en las selecciones de Chile y Ecuador, los dos primeros rivales de Uruguay en las Eliminatorias para Catar 2022: por diversos motivos, sufren problemas y demoras en su preparación, a tres semanas del inicio de la competencia.

Chile se presentará en el Estadio Centenario el jueves 26 de marzo; Ecuador recibirá a Uruguay en Quito el martes 31. Son dos fechas que el hincha debe tener registradas.

El colombiano Reinaldo Rueda, técnico de la Roja desde enero de 2018, en los últimos meses solo pudo llevar adelante “microciclos” de trabajo con los futbolistas que actúan en clubes chilenos debido a la situación social del país, afectada por protestas desde el año pasado. Eso obligó a suspender el torneo local y cancelar dos amistosos que tenía previsto el seleccionado, ante Bolivia y Perú.

Por el lado de Ecuador, el hispano-neerlandés Jordi Cruyff fue designado técnico de la selección en enero pasado, pero recién ahora comenzará a trabajar en el campo de juego, luego de una gira que hizo por Europa y Estados Unidos para conversar con los principales futbolistas ecuatorianos que actúan allí.

Rueda

El entrenador de Chile está preocupado.

La parálisis del fútbol, una de las consecuencias del estallido social en Chile, determinó que Rueda amagara con renunciar a su cargo.

“Da tristeza y se calienta uno. Si algo nos llevó a venir acá fue el desarrollo, todo lo que significa Chile, como país y sociedad futbolística, y vivir este momento, tenemos que afrontarla. Pero de acá a marzo no se sabe qué puede pasar”, comentó el entrenador en noviembre pasado.

Todos los conflictos han llevado a que el estratega incluso haya pensando incluso en dar un paso al costado. “Si yo vengo a trabajar en fútbol. y no hay fútbol, me tengo que ir. ¿Cuando se va a normalizar? Es la gran pregunta”, aseveró entonces.

La última actividad del equipo fue en octubre de 2019, cuando se realizaron dos amistosos en España: se empató con Colombia 0-0 y se derrotó a la modesta Guinea por 3-2. La prensa chilena no se mostró conforme con el rendimiento del equipo.

Para esos encuentros, los convocados fueron: Gabriel Arias (Racing-Argentina), Claudio Bravo (Manchester City) y Gonzalo Collao (Extremadura) como arqueros; Guillermo Maripán (Mónaco), Gary Medel (Bologna), Oscar Opazo (Colo Colo), Miiko Albornoz (Hannover 96),Paulo Díaz (River Plate), Mauricio Isla (Fenerbahce), Alfonso Parot (U. Católica), Francisco Sierralta (Udinese), Sebastián Vegas (Morelia) como defensas; Erick Pulgar (Fiorentina), Diego Valdés (Santos Laguna), Arturo Vidal (Barcelona), Esteban Pavez (Al-Nasr), César Pinarez (U. Católica), Claudio Baeza (Necaxa), Charles Aránguiz (Bayer Leverkusen) como mediocampistas; Jean Meneses (León), Felipe Mora (Pumas), Fabián Orellana (Eibar), Diego Rubio (Colorado Rapids), Alexis Sánchez (Inter de Milán), Christian Bravo (entonces en Wanderers, hoy en Peñarol), Niklas Castro (Aalesunds de Noruega).

Además de la reconstrucción futbolística de la Roja, que luego de ganar dos veces en dos años la Copa América resultó eliminada de Rusia 2018, Rueda trató de reparar las heridas internas que este fracaso dejó en el plantel seleccionado.

Todo empezó la misma noche de la eliminación, cuando la esposa del arquero Claudio Bravo escribió en las redes sociales: “Yo sé que la mayoría se pelaron el culo, mientras otros se iban de fiesta e incluso no entrenaban de la borrachera que llevaban. A quien le quede el sombrero que se lo ponga y se deje de andar llorando”.

Bravo quedó enfrentado con sus compañeros. Luego de eso, el golero se rompió el tendón de Aquiles, lo cual dio un alivio a Rueda, que no lo citó para algunos amistosos y la Copa América 2019. Pero, ya recuperado, volvió al seleccionado. Algunos medios publicaron fotos que mostraban a Bravo por un lado y sus compañeros de otro, pero no se reportaron más problemas.

Otro problema para el técnico de Chile es la escasa renovación del grupo seleccionado, en el cual la llamada “Generación de Oro” ya comienza a envejecer. Había confianza en que la generación que participó del Mundial sub 20 de Turquía 2013, en el cual Chile llegó a los cuartos de final, pudiera ocupar un lugar importante. Sin embargo, aquellos jugadores no terminaron de consagrarse como mayores.

La sub 23 que estuvo en el reciente Preolímpico llegó con muy escasa preparación: por las mismas razones que paralizaron al seleccionado principal, este grupo solo pudo hacer un amistoso previo en los 120 días de trabajo.

Cruyff

El holandés llegó la semana pasada.

El técnico europeo regresó a Ecuador el 26 de febrero pasado, luego de visitar a varios futbolistas seleccionables en Estados Unidos y Europa. También estuvo en Israel, donde no hay jugadores ecuatorianos, lo cual fue criticado por algunos medios.

Tras su llegada a Ecuador, se dedicó a asistir a partidos de la liga local.

El entrenador todavía no dio nombres: recién el 16 de marzo realizará la convocatoria. Sin embargo, adelantó que piensa tener dos equipos diferentes para el comienzo de las Eliminatorias: uno para el debut como visitantes ante Argentina y el otro para recibir a Uruguay en la altura de Quito.

“El tema es que jugaremos contra dos rivales fuertes aunque no podemos desconocer que uno será como local y el otro como visitante, por lo que el planteamiento táctico y los nombres tienen que ser diferentes”, declaró Cruyff.

En una entrevista difundida por la federación ecuatoriana la semana pasada, Cruyff adelantó que para formar el equipo juntará “dos generaciones”, en referencia a una combinación entre jugadores “jóvenes que estén preparados”, y otros más experimentados.

“Yo creo que lo más importante es encontrar el equilibrio entre las dos generaciones (juventud y experiencia) y sobre todo traer al joven cuando está preparado, porque cuando lo lanzas muy rápido, a veces no ayudas. El jugador joven siempre necesita a un jugador experimentado al lado. El fútbol es así en todo sitio del mundo”, explicó.

​Sobre la elección de un sistema de juego, para el equipo admitió que “no necesariamente” será su favorito, “pero sí encontrar un sistema que la mayoría de jugadores ya lo tiene dentro de su conocimiento futbolístico e intentar simplificar mucho el mensaje”, apuntó Cruyff.

“El comienzo de la Eliminatoria es duro, no solo enfrentamos a dos de los mejores equipos de aquí (Sudamérica) sino del mundo, porque son dos equipos muy respetados, en los que prácticamente ningún jugador es de ligas locales sino que están en las ligas top del mundo”, declaró.

Cruyff no dio nombres, por lo cual la conformación del equipo e incluso del plantel ecuatoriano todavía es una incógnita.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados