DEFENSOR SPORTING

Violeta desteñida: Defensor Sporting juega un partido crucial

Desde que Eduardo Acevedo se alejó del club a principios de 2019, pasaron cuatro técnicos y ninguno pudo encontrale la vuelta al equipo que hoy enfrenta a Deportivo y lucha por no descender.

Defensor Sporting
Defensor Sporting

El plantel de Defensor Sporting está en Maldonado, donde hoy a las 19 horas (VTV Plus), visitará a Deportivo en un partido crucial para los violetas que insólitamente luchan por salvarse del descenso.

Será el debut de Eduardo Acevedo en su retorno a la institución en la que se crió y a la que dirigió con éxito durante prácticamente tres temporadas, obteniendo el torneo Apertura de 2017 y definiendo el Campeonato Uruguayo. Justamente, desde la salida de Acevedo -quien se alejó del club en febrero de 2019- pasaron cuatro entrenadores. Y ninguno logró encaminar al equipo y volver a colocarlo en las primeras posiciones para pelear los torneos, algo que ha hecho históricamente el club del Parque Rodó.

Oscar Javier Morales, Eduardo Acevedo, Alejandro Acevedo y Richard Porta volvieron a entrenar como cuerpo técnico de violeta. Foto: @DefensorSp
Oscar Javier Morales, Eduardo Acevedo, Alejandro Acevedo y Richard Porta volvieron a entrenar como cuerpo técnico de violeta. Foto: @DefensorSp

Tras la partida de Acevedo regresó al club Jorge “Polilla” Da Silva, un histórico en la institución, quien duró apenas unos meses, dado que en abril se alejó del club tras una reunión con el entonces flamante presidente Ney Castillo.

La decisión fue de común acuerdo y la razón, los malos resultados. El “Polilla” dirigió siete partidos en el Apertura, ganó uno, empató otro y perdió los cinco restantes.

Llegó entonces Ignacio Risso desde las formativas, Pero en diciembre y a un año de terminar su contrato que era hasta el último mes del 2020, fue cesado. Dirigió 30 partidos, con 11 triunfos, 8 empates y 11 derrotas.

La dirigencia violeta sorprendió  trayendo a Alejandro Orfila, un hombre criado en el club que había hecho casi toda su carrera como futbolista y también la de entrenador en Argentina, siempre en clubes del ascenso.

Orfila hizo en Defensor Sporting su primer experiencia en Primera y fue sin embargo el que más duró. Llegó en diciembre de 2019 y fue cesado en noviembre del 2020. Dirigió 19 juegos, de los que ganó seis, empató siete y perdió los seis restantes.

Y llegó Gregorio Pérez, quien fue como jugador campeón en el primer título conseguido por los violetas de la mano del profesor José Ricardo De León en 1976. Gregorio se hizo cargo del equipo en noviembre del año pasado para sustituir a Orfila y dirigió 15 partidos. Consiguió apenas dos victorias, una de ellas frente a Peñarol en el Campeón del Siglo. Empató ocho encuentros y perdió los otros cinco.

La derrota frente a Boston River por 2 a 1 fue decisiva para que los directivos decidieran cesarlo a sólo tres fechas del final. “Tuvimos que cambiar, para buscar un revulsivo. Yo no me puedo ir y los jugadores tampoco, había que cambiar al técnico. Se necesitaba aire nuevo”, dijo el presidente de los del Parque Rodó, Ney Castillo.

“No fue fácil tomar la decisión, obviamente hay un componente afectivo con Gregorio de parte del club y mío personal. Tengo amistad con él, pero así es el fútbol. Cuando terminó el partido con Boston River, la presión de los dirigentes era muy grande, pero decidimos esperar hasta el otro día”, añadió el titular violeta.

Gregorio Pérez, dirigiendo a Defensor Sporting ante Boston River en el Franzini. Foto: Juan Manuel Ramos / El País
Gregorio Pérez, dirigiendo a Defensor Sporting ante Boston River en el Franzini. Foto: Juan Manuel Ramos / El País

Es más, Castillo le confirmó a Ovación que la intención era, en caso de que Gregorio hiciera una campaña honrosa, que continuara para la próxima temporada.

Cuando llamaron a Gregorio para reunirse, el entrenador no imaginaba que lo iban a cesar. Pensó que lo iban a respaldar y decirle “vamos arriba” para las tres últimas fechas. Fue un golpe duro para el entrenador.

Esa danza de técnicos no parece ir con la filosofía ni con la esencia del club. “No es lo normal ni a lo que estamos acostumbrados”, reconoció Fernando Fadeuille, el gerente deportivo de los violetas.

Parece haber un tema mental y anímico en el plantel. Hay clubes que suelen pelear en la tabla de abajo y sus futbolistas están acostumbrados a jugar con esa espada sobre sus cabezas. No es el caso de Defensor Sporting, “Gregorio es un gran motivador y por eso apostamos a él, pero no funcionó”, admitió Fadeuille.

Los directivos entienden que se perdieron partidos de forma increíble, en el último minuto y que también hubo errores arbitrales que los perjudicaron. Pero también admiten que hubo rendimientos que no estuvieron a la altura. Los dirigentes cesaron a Gregorio incluso antes de haber hablado con Acevedo. Para este último decirle que no al club que lo formó como futbolista y como persona resultaba casi imposible. No podía darle la espalda en un momento tan complicado. Y se comunicó con Gregorio.

Secretaría técnica

 La actual directiva de Defensor Sporting comenzó a trabajar con una secretaría técnica integrada por varios argentinos que son especialistas en scouting y recomendaron a los jugadores que llegaron al club, aunque la decisión final de contratarlos fue del vicepresidente Andrés Fleurquin, junto a Fernando Fadeuille y Nicolás Olivera. Llegaron 17 futbolistas foráneos, y aunque se fueron 14, no deja de resultar extraño para un club que siempre apostó por su cantera.

Es más, en el Parque Rodó se vanagloriaban de que sus planteles estaban generalmente conformados en un 70% con futbolistas nacidos en el club. Lo que no sucedió esta vez y es uno de los aspectos que más molesta a socios e hinchas, quienes suelen digerir mejor una derrota cuando se da con jugadores de la cantera. Más teniendo en cuenta que varios de los jugadores formados en el complejo Arsuaga hoy triunfan en otras instituciones del medio. Tal es el caso de Cristopher Fiermarín y Gonzalo Pizzichillo en Montevideo City Torque, Joaquín Piquerez en Peñarol, o Facundo Ospitaleche en River Plate. Y basta con recorrer los planteles de los diferentes clubes para encontrar siempre a algún jugador criado en Defensor Sporting.

“Es verdad que se trajeron muchos futbolistas, pero en el 2019, con Risso como entrenador, apostamos a los jóvenes del club y no dio resultado. Quedamos afuera de las copas. Entonces se trajeron futbolistas de afuera con experiencia, quisimos mezclar, pero tampoco dio resultado. Y eso repercutió”, explicó el gerente deportivo.

“Y en enero del año pasado, cuando se armó ese equipo con unos cuantos jugadores de afuera, todo el mundo decía que habíamos armado un plantel para pelear el campeonato. Pero hoy estamos luchando por la permanencia. Ojalá supiéramos la razón exacta de lo que ha pasado”, culminó Fadeuille.

En Defensor Sporting hay elecciones cada dos años. Las próximas serán el mes que viene. Los estatutos indican que una vez terminado el Uruguayo se llamará a una asamblea que fijará la fecha del acto eleccionario. Seguramente se presentarán tres listas. 

Castillo no le confirmó a Ovación si irá por la reelección. En este momento sólo piensa en ganarle hoy a Deportivo Maldonado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados