SELECCIÓN

Uruguay goleó a Panamá y el futuro es prometedor

La Celeste mostró variantes de sistemas y dos jugadores que se afirmaron: Nández y De Arrascaeta.

Los celestes festejan el tercer tanto de Uruguay frente a Panamá. Foto: Marcelo Bonjour.
Los celestes festejan el tercer tanto de Uruguay frente a Panamá. Foto: Marcelo Bonjour.

El 3-0 de Uruguay a Panamá refleja la diferencia en el juego que hubo entre ambas selecciones, pero principalmente brinda la posibilidad de sacar varios apuntes de cara al debut de la Celeste contra Ecuador del domingo 16 de junio en la Copa América de Brasil.

Tabárez planteó desde el inicio un 4-2-3-1. Vecino-Bentancur conformaron el doble cinco (de no mediar nada extraño serán los titulares en el Mineirão), mientras que unos metros más adelante jugaron Nández, De Arrascaeta y Lodeiro, con Gómez como referencia de área. La posición del jugador de Flamengo fue cambiando y tuvo libertad para jugar. Por momentos se asoció con Lodeiro por izquierda y por otros con Nández y Cáceres por derecha. El nacido en Nuevo Berlín completó un buen partido: metió el centro para el gol del atacante del Celta y luego estuvo cerca de marcar el suyo con un tiro al travesaño.

En gran parte del complemento Valverde y Torreira se repartieron el doble cinco y justo coincidió con el momento de mayor creación de Uruguay y con los ingresos de Suárez y Cavani en la ofensiva, que no sólo levantaron al público, sino que animó al resto del equipo en la cancha.

Es que con sus ingresos, y la salida de Lodeiro, Uruguay pasó al tradicional 4-4-2, con Nández por derecha y De Arrascaeta por izquierda en una alineación que toma protagonismo de cara al futuro. Entre Lodeiro y De Arrascaeta parece estar el cuarto futbolista del mediocampo, ese lugar que tanto ha dado que hablar.

Lo que está claro es que Uruguay tiene variantes en el medio. Valverde demostró, una vez más estar a la altura (tiene pegada), mientras que Torreira perfectamente puede ser titular. Los hinchas lo aplaudieron mucho cuando entró a la cancha.

Este equipo de Uruguay ilusiona y promete. Más allá de que el rival de anoche fue Panamá, y que el partido por momentos se jugó como el amistoso que era, la Celeste terminó siendo contundente y mostró su superioridad en la posesión de la pelota y en el marcador final.

Ahora solo resta esperar el debut. La mesa está servida.

Lo bueno:

"Maxi" aprovechó: Gómez, de buena temporada en Celta de Vigo, aprovechó la oportunidad y marcó el primer gol del partido. Además, estuvo activo durante el juego.

Intensidad: Principalmente por el sector derecho, con Martín Cáceres y Nahitan Nández, Uruguay marcó mucha intensidad en su juego. El jugador de Boca Juniors realizó los cambios de ritmo de defensa a ataque.

El gol de Suárez: 
A 28 días de su lesión, Luis Suárez entró en el minuto 62 y apenas 5’ después le cometieron una falta al borde del área que terminó con un tiro libre suyo al fondo de la red del arco de Luis Mejía.

Lo malo:

Los sentidos: El caso más preocupante es el de Rodrigo Bentancur, que salió del campo de juego a los 55 minutos debido a un golpe en el tobillo de una de sus piernas. La sanidad seguirá de cerca su evolución para determinar si es necesario realizar estudios en las próximas horas. Además, por precaución jugó 45 minutos Matías Vecino y Nahitan Nández se retiró de la cancha a los 75’.

Sector izquierdo: El costado zurdo de la defensa fue lo más débil de Uruguay, porque Diego Laxalt no estuvo en su mejor noche; las pocas veces que Panamá llegó, lo hizo por ese lado. Nicolás Lodeiro fue de más menos en el partido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)