ANÁLISIS

Un tema que continúa preocupando: los goles que recibe Nacional

Una de las metas de los tricolores es bajar el promedio de goles en contra; en los amistosos viene costando. 

Bichos Colrados. El segundo gol fue de Renato César tras aprovechar un centro al medio. FOTO: Leo Mainé.
Bichos Colrados. El segundo gol fue de Renato César tras aprovechar un centro al medio. FOTO: Leo Mainé.

Una de las mayores preocupaciones de Nacional es bajar la cantidad de goles en contra. Es un defecto que mostró el equipo en el inicio de la temporada en el Torneo Apertura -no así en la Libertadores, donde ganó los dos partidos 1-0 y no le marcaron goles- y en la que el cuerpo técnico está poniendo énfasis a la hora de los trabajos, según lo explicó el propio Gustavo Munúa en conferencia de prensa.

En los amistosos, los tricolores siguen demostrando que son un equipo endeble en ese sentido. Si bien Tacuarembó no le anotó (el rival más débil de los que ha enfrentado; incluso Luis Mejía le tapó un penal a Gastón Colman), Deportivo Maldonado le hizo dos tantos en un abrir y cerrar de ojos, y Wanderers uno, con el que terminó ganándole a los tricolores gracias a Rodrigo Pastorini. Siempre hablando de los equipos titulares y de partidos que en ningún caso llegaron a ser de 90 minutos.

Teniendo en cuenta los segundos encuentros, otra vez fue Tacuarembó el que no le pudo anotar, pero Deportivo Maldonado le hizo tres goles (4-3) y Wanderers también tres (3-3).

“Estamos intentando recibir menos goles y estamos trabajando mucho para eso. Buscamos alternar variantes, viendo cómo se comportan determinadas asociaciones en la cancha”, explicó el técnico de Nacional después del partido del sábado contra Wanderers.

En el comienzo del Apertura, Nacional recibió dos goles de Rentistas (Maximiliano Falcon, Renato César), dos goles de Cerro Largo (Tomás Fernández, Hugo Dorrego) y otros dos de Wanderers (Jonathan Barboza, Mathías Acuña).

Es verdad que Nacional también viene marcando varios goles, pero dentro de la institución alba se es consciente que hay que encontrar una mayor consistencia defensiva para no pasar tantos sobresaltos. En el comienzo del torneo doméstico los tricolores hicieron cuatro goles y no pudieron ganar: cuenta con dos puntos en la tabla producto de las igualdades con los arachanes y los bohemios.

En cuanto a amistosos, Nacional saldrá a la cancha mañana contra Rentistas.

Contragolpes y pases en largo complican al tricolor
FOTO: EL PAÍS.

Pocas veces le han hecho goles a Nacional con la defensa parada en su zona. Sucedió, por ejemplo, en el final del partido contra Wanderers (2-2), cuando Mathías Acuña se sacó de arriba la marca de Seba Fernández y de Miguel Jacquet, giró y marcó el gol del empate con tiro cruzado.

Pasó un par de veces que le marcaron goles de contragolpe, cuando los defensores quedaron mano a mano en el retroceso (así llegó el primer tanto de Rentistas y el segundo de Cerro Largo, de Hugo Dorrego); goles con pases filtrados o entre líneas como el primero de Wanderers de Jonathan Barboza, o desbordes que terminaron con un pase al medio, como el gol de Fernández, de Cerro Largo.

El sábado, Pastorini marcó otra vez gracias a un pase lejano a la espaldas de los zagueros de Nacho González.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados