ESPAÑA

Suárez avisó que habrá que poner "una equis a partidos de LaLiga o de la Eliminatoria"

En diálogo con el Partidazo de COPE el delantero uruguayo confesó que guardó "las botas" de los goles a Osasuna y Valladolid y que la carrera para el gol de LaLiga se le hizo "larguísima".

Luis Suárez y Diego Simeone
Luis Suárez y Diego Simeone. Foto: @Aleti.

Luis Suárez, que indicó que “las botas de los goles a Osasuna y Valladolid ya están firmadas y guardadas”, confesó que “la carrera” para meter el gol que valió una Liga “se me hizo larguísima”. En su diálogo con El Partidazo de COPE, el delantero uruguayo reconoció que la extensa agenda deportiva que se viene por delante seguramente obligará a “poner una equis a algunos partidos de la nueva Liga o a los partidos de las Eliminatorias”.

Cuando fue consultado por el descanso que no podrá disfrutar, debido a que se viene de manera inmediata Eliminatorias y luego Copa América, Suárez explicó que no es lo mismo “tener un mes de vacaciones y luego tres o cuatro semanas de preparación que tener tres semanas de vacaciones y ya tener que volver a jugar”. Por esa razón, con sinceridad, el delantero uruguayo admitió que “a algo habrá que ponerle una equis, o algunos partidos del inicio de La Liga o los de la Eliminatoria porque sinceramente el físico no da. Ya me voy haciendo mayor, y no soy el único, porque hay muchos jugadores que necesitan más tiempo de adaptación. Los jugadores precisamos tener voz y voto en el tema de la preparación”.

El delantero salteño comentó que esta Liga ganada con el Atlético de Madrid fue diferente a las logradas con el FC Barcelona porque “cuesta muchísimo más. Te das cuenta que es más difícil. La ilusión que hay en estos jugadores, como lo dijo el ‘Cholo’, solamente Koke y ‘Josema’ de los que estaban acá habían conseguido salir campeón y se disfruta muchísimo ver la felicidad de los compañeros porque somos campeones. Era algo que me ilusionaba muchisímo más a mí y le daba más mérito todavía”.

Al momento de elegir los goles que guardará para siempre en su memoria, el “Pistolero” no lo dudó: “El de Osasuna y el de Valladolid tienen un sabor especial, a parte justo le comentaba a mi hijo , cuando estaba guardando las botas y las estaba firmando, porque con la derecha hice el gol contra el Osasuna y con la izquierda contra el Valladolid. La derecha gol a Osasuna y la firma y la otra gol a Valladolid y la firma. Ya guardadas”.

El ciclo negativo sin goles nunca le pegó fuerte, porque reiteró algo que se le conoce como atributo. “Yo soy muy cabeza dura y lo hablaba con el ‘Cholo0 y con Koke. En el partido contra Osasuna erré tres o cuatro en el primer tiempo y normalmente el delantero se hunde. Sí pasé momentos en el segundo tiempo en el que estaba medio bajón, pero en el minuto 88 tuve la posibilidad y ponerla ahí donde tuve la suerte de que entrara, es porque soy cabezadura. Muchas veces la mayoría de los delanteros que quedan cabizbajos le pegan mal de nuevo o para afuera o se la ataja el arquero, yo soy muy cabezadura, siempre pensé que me iba a quedar otra y eso lo que hace que tenga esos pequeños detalles en esos. Igual que el gol al Valladolid. Lo hablábamos y me preguntaban por qué te fuiste abriendo, primero por el tema de que Marcos (Llorente) me iba gritando ‘solo, solo’ y eso fue un punto de inflexión para mí de definir tranquilo. Muchas veces nosotros no vemos al defensa atrás y que Marcos me estuviese gritando me dio más tranquilidad, después hay unas milésimas de segundo en la que vas pensando tengo a (Jordi) Masip que me conoce y va a creer que la tiro cruzado. Ahí pensé se la tiro al primer palo. Y él cuando se movió ya no le dio para volver al primer palo. Y… lo larguísimo que se me hizo la carrera”.

Al comentar lo que muchas veces sucedió cuando fue sustituido por Diego Simeone, Suárez dijo:” Desde la primera vez que me cambió que salí enojado, le dije que muchas veces, y es la realidad, salgo enojado conmigo mismo. Pero muchísimas veces. Salí caliente en ese momento. Y punto. Contra el Chelsea sí me enojé porque me cambió, pero ahí no entendía nada porque teníamos que dar vuelta el partido, pero eso lo hablamos como siempre. Pero por ejemplo, contra el Osasuna yo en mi casa estaba enojado conmigo mismo porque sufrimos por mi culpa, por los goles que erré en el primer tiempo. No estaba muy contento del todo y estábamos a un partido de ganar la Liga. Eso es porque soy muy exigente conmigo. Los dos tenemos personalidad fuerte, él fue jugador de fútbol, él sabe cuando el jugador está enojado. Lo hemos hablado y no tenemos ningún problema. Hay un respeto grandísimo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados