ESPAÑA

Como siempre, Barcelona gritó campeón de La Liga en el Camp Nou

Con Luis Suárez en cancha y gol de Messi, se coronó de forma anticipada.

Campeones. Barcelona conquistó la copa en propiedad por haberla ganado cinco veces alternadamente. Foto: AFP.
Barcelona conquistó la copa en propiedad por ganarla cinco veces alternadamente. Foto: AFP.

Barcelona reafirmó su hegemonía en la Liga española de la última década al conquistar el trofeo con el 1-0 sobre Levante.

Una vez más la llave la tuvo Messi, que metió su gol después de estar en el banco durante durante el primer tiempo y en su récord interminable se convirtió en el tercer goleador “suplente” de la historia de La Liga, con 24 tantos saliendo como relevo.

Los culés ganaron así, anticipadamente, la octava copa de las últimas 11 disputadas. “8 de 11”, decía la camiseta conmemorativa que usaron los jugadores y el cuerpo técnico en la celebración.

A falta de una jornada, consiguieron 83 puntos, a nueve del segundo (Atlético Madrid) y a 18 del Real Madrid, con un partido menos.

Es la segunda copa consecutiva bajo la dirección de Ernesto Valverde y hasta la fecha disputada contra el Levante solamente perdieron dos partidos: contra Leganés y contra Betis en el Camp Nou.

A falta de un partido llegan a 86 anotaciones, 34 más que los colchoneros y 27 más que los merengues, por ejemplo. Messi, de “Pichichi” con 34, es candidato a la Bota de Oro y Suárez sumó 21 para obtener triunfos importantes en casi todas las canchas.

Ha sido capaz de competir con sus rivales directos, goleando al Real Madrid y no perdiendo en el Wanda contra el Atlético, al que derrotó en su cancha de la Ciudad Condal. Si bien el equipo de Simeone luchó hasta el final no pudo con la regularidad del Barça ni con su capacidad goleadora.

El partido.

Luis Suárez y Lionel Messi junto a sus hijos en los festejos del título de liga. Foto: AFP.
Luis Suárez y Lionel Messi junto a sus hijos en los festejos del título de liga. Foto: AFP.

Messi estaba en el banco junto a Busquets, cuidando energías para la Champions.

En el primer tiempo el Barcelona hizo todo para golear, pero los remates de Suárez y Coutinho, que fueron muchos, se estrellaron con la resistencia del arquero visitante, Aitor Fernández.

Terminan los primeros 45 minutos y todos empiezan a pensar en Messi. Y cuando el argentino entra poniéndose el brazalete de capitán, al iniciar el complemento, el público delira.

A los 61’ llega el gol de Messi, después de una gran jugada de Dembelé que recupera la pelota cuando parecía perderla. Suárez mantiene el peligro y es Arturo Vidal que recupera y habilita al 10, para que el rosarino tenga la oportunidad de lo que parecía imposible anoche: vencer a Aitor.

Y cuando la gente festejaba el campeonato, Ter Stegen sostenía su entusiasmo impidiendo el empate del Levante, tirándose a los pies de Mayoral.

Hay nervios en la cancha y en la tribuna. Faltan 10 minutos y nadie canta victoria. El “campeones, campeones”, desapareció poco después del gol de Messi.

La tribuna se anima de nuevo viendo lo poco que falta: “Vamos, vamos, vamos”. El Levante aprieta y el Barça intenta meter el segundo tanto de contragolpe.

Sobre el final aparece la suerte de campeón cuando Bardhi pega un tiro en el palo y rebota hacia Ter Stegen, quien captura la pelota casi en la línea.

El Levante dignifica el triunfo del campeón poniendo a temblar a los culés hasta el último minuto. Un córner es la última jugada. Hasta el golero llega a cabecear.

La última ovación se la gana Suárez cuando despeja en su área la amenaza del final. El partido termina y el Barcelona es otra vez campeón.

El uruguayo termina los festejos recorriendo la cancha con Lautaro -su hijo pequeño- en los brazos, saludando a la tribuna y luego se saca la foto con la familia, colocando al pequeño dentro del gran trofeo. Una copa que ya formará parte del museo del Barça al ganarla cinco veces alternadamente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)