TORNEO APERTURA

El regreso de los referentes: "Cebolla", Formiliano y Estoyanoff

Mario Saralegui recurrió a ellos porque en este primer partido era importante que estuvieran en cancha para transmitir seguridad y confianza a los compañeros.

Fabián Estoyanoff
Fabián Estoyanoff en el banco del CDS ante Liverpool. Foto: Marcelo Bonjour

Fueron muchos los motivos que llegaron a Jorge Barrera a tomar la decisión de cesar a Diego Forlán, pero uno en especial: veía que el equipo transmitía poco. Al presidente le molestaba la fragilidad anímica, algo atípico en Peñarol.

La apuesta sería a Mario Saralegui, más que nada porque conocía mejor que nadie lo que es la mística de Peñarol y no solo eso, sino que sabía cómo transmitirla porque ya lo había hecho como futbolista primero y como técnico luego, coronándose campeón del Torneo Clausura 2008.

A eso apostó Barrera, a quien se lo vio gritando los goles como un fanático de la Ámsterdam. Sabía lo mucho que significaba un buen inicio de Saralegui luego de habérsela jugada por él.

Para transmitir esa mística el técnico sabía que tenía que recurrir a futbolistas con historia en el club y por eso a nadie llamó la atención que el "Cebolla" Cristian Rodríguez apareciera en la oncena titular para formar el doble cinco con Jesús Trindade.

El capitán quizás no esté para los 90 minutos y estratégicamente quizás sea mejor ponerlo en el final porque, al tener el rival fuerzas mermadas, puede marcar la diferencia como lo hizo incluso en el clásico, cuando entró y fue figura. Sin embargo, este partido ante Liverpool debía jugarlo desde el inicio y estuvo bien Saralegui en alinearlo.

El "Cebolla" hizo un partido simplemente correcto, pero su mayor aporte fue el aplomo que le brindó al equipo en el momento más difícil, que fue al estar 0-1 abajo. Allí pidió la pelota, la aguantó, ordenó y sacó del fondo a sus compañeros hasta que Peñarol empató y pasó de largo.

Otro fue Fabricio Formiliano, quien tampoco hizo un gran partido porque perdió mucho en el juego aéreo, pero fue el que lideró el adelantamiento del equipo en la cancha y que tuvo la voz de mando en el fondo.

Fabián "Lolo" Estoyanoff entró en la segunda parte y le dio a sus compañeros posibilidades de anotar el cuarto gol para liquidar el partido (la más clara la que le puso en la cabeza a David Terans), pero las dejaron pasar. Entró por Pellistri y siguió dándole al equipo desborde por la derecha.

Volvieron los referentes a jugar y Peñarol volvió al triunfo. ¿Casualidad? No parece.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados