ARGENTINA

Entre polémicas y malos resultados, Comesaña renunció a Colón

El entrenador uruguayo no seguirá siendo el técnico del conjunto sabalero, un cargo en el que solo duró dos meses.

Julio Avelino Comesaña

Julio Comesaña presentó en los primeros minutos de este miércoles formalmente su renuncia como director técnico de Colón. Fue durante una reunión con el presidente sabalero, José Vignatti, donde se analizó el presente deportivo del plantel -que sólo consiguió un triunfo y un empate en este torneo- y el malestar que generaron en la institución las declaraciones del uruguayo, consideradas injuriosas para la familia rojinegra.

Esta mañana, Vignatti concurrió al predio donde entrena el plantel y presentó a Marcelo Goux, exdefensor de la institución y entrenador de las divisiones inferiores del club, como entrenador interino. Goux dirigirá el equipo que el sábado recibirá al puntero de la Superliga, Racing de Avellaneda.

En el ambiente colonista, la renuncia de Comesaña, que fue subcampeón de la Copa Sudamericana y campeón del fútbol colombiano antes de llegar a Santa Fe, se interpreta como la "crónica de una muerte anunciada", no sólo por el deficiente rendimiento futbolístico sino por sus declaraciones al término de la derrota en Córdoba frente a Talleres, el último fin de semana. Ante los micrófonos y las cámaras, el uruguayo, que nunca dirigió en el fútbol argentino, dijo que a su criterio los futbolistas sabaleros "tienen temor a jugar", porque "las prácticas son muy buenas. Lo que pasa es que luego no demuestran lo que saben en las canchas. Creo que eso es temor", subrayó.

Para que se interpretara su postura, aclaró: "Están como cohibidos, esperando un garrotazo. Yo aspiro a que se despierten, a que se valoren. Tenemos que reaccionar", dijo el entrenador.

Si bien las declaraciones no gustaron a los dirigentes, al menos se entendió que las decía el responsable técnico y que podría considerarse un disparador para recuperar la confianza de sus dirigidos. Sin embargo, horas después habló con una radio de Colombia donde asintió cuando el periodista que lo entrevistaba le dijo que había sido un hombre de firmes convicciones porque dejó al Juniors campeón para venir a "levantar un muerto, como es Colón". Allí, Comesaña bromeó sobre su futuro: "Si me ven en un vuelo de avión, ya saben por qué. Aviones de Avianca parten a cada rato desde acá", insistió risueñamente.

Fue la gota que rebasó el vaso. Las redes sociales explotaron de comentarios solicitando que la dirigencia lo expulsara del cargo. Comesaña escuchó a los directivos y se convenció que ya no tenía espaldas para soportar la presión de local ante Racing. Anoche, en una nueva reunión, presentó su dimisión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)