TORNEO APERTURA

Peñarol tuvo solo un minuto de paz frente a Rentistas y volvió a empatar

60 segundos le duró al conjunto aurinegro estar en ventaja ya que el "bicho colorado" lo igualó y le arrebató dos puntos.

Andrés Rodales y Agustín Álvarez Martínez disputan la pelota en el Peñarol-Rentistas. Foto: Estefanía Leal.
Andrés Rodales y Agustín Álvarez Martínez disputan la pelota en el Peñarol-Rentistas. Foto: Estefanía Leal.

¿Qué le había costado a Peñarol en los últimos partidos? Anotar. ¿Lo consiguió? Sí. Pero ni de esa manera pudo cambiar el rumbo en el Torneo Apertura porque esa paz le duró solamente un minuto.

El festejo de Mauricio Larriera cuando Agustín Canobbio marcó a los 81’ lo que era el 1-0 parcial era de desahogo así como también lo era de los jugadores dentro de la cancha.

El alivio de los jugadores de Peñarol tras el gol ante Rentistas. Foto: Estefanía Leal.
El alivio de los jugadores de Peñarol tras el gol ante Rentistas. Foto: Estefanía Leal.

Pero solamente 60 segundos (un poco más o un poco menos) fue lo que duró la tranquilidad en filas aurinegras porque a la jugada siguiente del tanto del volante mirasol llegó el empate.

Una serie de rebotes en el área, una pelota suelta y Franco Pérez que con un remate cruzado venció a Kevin Dawson para arrebatarle así dos puntos a Peñarol.

Pero más allá de que el aurinegro ganó hasta el momento siete puntos de los 15 que disputó, lo que más debe de preocupar a Mauricio Larriera es una idea de juego que se ha ido desdibujando a lo largo de los juegos y está claro que mucho tiene que ver las bajas que ha sufrido el mirasol entre la partida de Terans y la convocatoria a la selección de Facundo Torres y Giovanni González, pero hay detalles que con los jugadores que hoy cuenta debe pulir.

El festejo de los jugadores de Rentistas tras el gol ante Peñarol. Foto: Estefanía Leal.
El festejo de los jugadores de Rentistas tras el gol ante Peñarol. Foto: Estefanía Leal.

Uno de ellos, que se viene repitiendo desde hace varios juegos, es el tema de los centros. Canobbio y Acosta formaron un buen tándem por derecha y lo mismo intentaron Cristian Olivera y Joaquín Piquerez en el complemento por izquierda, pero los centros nunca fueron precisos como para encontrar a un Agustín Álvarez Martínez que no anota, pero que también es muy poco habilitado.

Larriera apostó por poner a Agustín Dávila desde el arranque, pero se lo vio un tanto perdido en el ataque mirasol, impreciso y cometiendo infracciones y no en vano el entrenador mandó a Olivera en el entretiempo.

Rentistas había mostrado lo mejor por derecha en la primera parte con Juninho Rocha, pero su salida en el entretiempo influyó bastante en que el “bicho colorado” complicara a Peñarol por ese sector, pese a que igual terminó encontrando el gol necesario para quedarse con una unidad.

Tras los goles, un hecho tan insólito como preocupante: luego de la roja a Ariel Nahuelpán y Martín González, ambos jugadores se cruzaron en la puerta del túnel y varios de los que estaban en cancha terminaron en zona de vestuarios.

En la cancha se vio poco. Peñarol volvió a dejar puntos y pese a que encontró el gol, sigue sin poder reencontrarse con la victoria lo que lo aleja cada vez más de la cima de un Torneo Apertura que se le escapa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados