EN EL CDS

Peñarol 2-Progreso 1: El mirasol sumó tres puntos por mérito exclusivo de la defensa

La retaguardia mirasol no solo defendió mejor que la del Gaucho, sino que además aportó los goles: Formiliano de cabeza y Gio González con tiro cruzado.

Peñarol vs. Progreso
El festejo aurinegro luego del 1-0 anotado por Formiliano. Foto: Nicolás Pereyra

Frente a Progreso, en el primer partido de Peñarol sin Facundo Pellistri, Mario Saralegui sorprendió al incluir en la oncena titular a Fabián Estoyanoff para suplantar al veloz juvenil y dejar a Jonathan Urretaviscaya en el banco. Y bastaron los primeros 45 minutos para extrañar al ahora futbolista de Manchester United.

Peñarol venció 2-1 a Progreso, es cierto, pero no precisamente por mérito de su delantera, que mostró una ineficacia alarmante. Fue porque sacó la cara la defensa, que no solo contuvo lo que pudo al Gaucho del Pantanoso, sino que además aportó los dos goles a través de Fabricio Formiliano y Giovanni González.

El aurinegro careció de sorpresa y profundidad, lo que repercutió en que prácticamente no generara situaciones de peligro. Nicola Pérez fue un mero espectador, incluso un poco más que Kevin Dawson, porque aunque el Gaucho tampoco fue gran cosa, al menos obligó a una buena intervención del arquero mirasol.

Impreciso, lento, anunciado, estático... Todo eso fue Peñarol en la primera mitad. Lo más peligroso fue un disparo del "Lolo" desde unos 35 metros a los 43' que obligó a que al menos el arquero rival volara, aunque el balón se fue ancho pero muy pegado al caño.

Peñarol vs. Progreso
Jesús Trindade marca de cerca a Joaquín Gottesman. Foto: Nicolás Pereyra

Saralegui intentó cambiar el panorama para el segundo tiempo y de pique nomás metió un cambio: a la cancha Luis Acevedo por Agustín Álvarez Martínez. No cambió mucho el panorama, porque Peñarol siguió enredado, pero aun así llegó al gol.

El que dio el golpe en la mesa y despabiló al equipo fue David Terans, cuando a los 55' sacó un remate potentísimo desde lejos e hizo volar otra vez a Nicola Pérez, ahora sí para sacar la pelota que se metía en el ángulo y mandarla al córner.

Allá fue la caballería mirasol a tratar de ganar por arriba, pero no lo consiguió en el centro, aunque Fabricio Formiliano se quedó por allí arriba y aprovechó un buen centro de Estoyanoff para poner el 1-0 con un cabezazo cruzado a los 56'.

Peñarol vs. Progreso
Facundo Torres encara la marca de Danilo Asconeguy. Foto: Nicolás Pereyra

Ese gol marcó el trámite, porque tranquilizó a Peñarol y puso nervioso a Progreso. Acevedo pudo haber convertido el segundo, pero intentó eludir al arquero, éste se quedó parado y el delantero se dejó caer en el área fingiendo un penal que no existió. La expulsión de Gonzalo Andrada a los 62' le allanó más el camino al dueño de casa.

Y Peñarol hizo algo que la mayoría de los equipos uruguayos no consiguen: aprovechar la superioridad numérica, porque a los 69 minutos Walter Gargano encaró, descargó hacia la derecha justo a tiempo para que Giovanni González no rompiera el plano del offside y el lateral, que había tenido varias participaciones ofensivas, metió un latigazo cruzado que terminó en la red. Era el 2-0 y, una vez más, obra de un defensa ante la inoperancia de los atacantes.

Peñarol vs. Progreso
Giovanni González convirtió el segundo tanto mirasol. Foto: Nicolás Pereyra

El trámite estaba controlado y el resultado casi asegurado, pero una falta de Formiliano en el área sobre Joaquín Gottesman le permitió a Gustavo Alles descontar con un fuerte disparo desde el punto penal para, a siete minutos de final, devolver a Progreso al partido y ponerle un manto de nerviosismo a los hinchas mirasoles. Pero ya no tuvo energías el Gaucho para completar la remontada. Es más, el aurinegro pudo haber anotado un tercero pero desperdició dos claras situaciones.

Peñarol ganó y sumó tres puntos que de poco sirven para el Apertura (por más que matemáticamente aún tiene chance), pero que pueden tener incidencia en la Tabla Anual.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados