AURINEGROS

Peñarol no confirmó a su nuevo técnico, pero Mauricio Larriera está a un paso

La pregunta sobre quién es el nuevo técnico de Peñarol está a punto de ser respondida. Hoy el conjunto aurinegro definirá al entrenador que asumirá el cargo a partir del próximo Torneo Clausura.

Mauricio Larriera durante su último pasaje en Wanderers. Foto: Francisco Flores.
Mauricio Larriera durante su último pasaje en Wanderers. Foto: Francisco Flores.

La pregunta está latente hace: ¿quién es el nuevo técnico de Peñarol? Y ahora sí. Llegó el día. Luego de reuniones y reuniones, salvo que pase algo fuera de lo común, en el correr de esta jornada Peñarol anunciará a su nuevo entrenador en lo que sin duda fue una de las búsquedas más confusas de los últimos tiempos. En ese sentido, el nombre de Mauricio Larriera es el que sacó una notoria ventaja y que podría hoy mismo ser anunciado pese a que fuentes aurinegras le informaron a Ovación en las últimas horas de la noche que no está confirmado, pero sí muy encaminado.

La pandemia complicó y eso alteró algunos planes, pero la lista de nombres fue muy grande y todos los días parecía agregarse uno más.

Larriera, con quien se reunió la dirigencia mirasol en la pasada jornada, saca ventaja por encima de Martín García y Paolo Montero, los dos entrenadores con los que también se conversó ayer sobre sus posibles proyectos en los aurinegros.

“Nos hemos juntado con todos y hemos escuchado a todos. Simplemente falta tomar la decisión final. Nosotros vinimos a las 9 de la mañana y nos vamos a ir a las 21:00. Los socios tienen que saber que estamos trabajando para darle lo mejor a Peñarol”, expresó Ignacio Ruglio, presidente aurinegro, tras la reunión con el extécnico de Racing, Defensor, Danubio y Wanderers en nuestro país y precisamente pasadas las 21 horas fue que el rumor de que era el hombre con más chances empezó a tomar mucha más fuerza.

La lista, que en el final contó con estos tres candidatos, cabe recordar que tuvo nombres como los de Gustavo Poyet, Diego Forlán, Julio Ribas, Diego López o Mario Saralegui que fueron descartados y también algunos que aventuraron con Sebastián Beccaccece, Juan Antonio Pizzi o Fabián Coito.

Hoy lo confirma Peñarol, pero lo cierto es que Larriera, por varios cuerpos, parece ser el hombre indicado.

Mauricio Larriera
El hombre que sacó buena ventaja
Exitoso. Larriera es el único candidato en el club violeta.

De los tres que quedan en carrera, Mauricio Larriera es el único que no tiene pasajes por Peñarol, pero eso no parecería ser impedimento para que termine asumiendo el cargo de entrenador en el conjunto aurinegro.

De hecho, es el que corre con más ventaja para quedarse con el puesto de director técnico de cara al inicio de 2021 y todo indica que en esta jornada será anunciado y que el próximo 5 de enero comenzaría a entrenar en Los Aromos cuando el plantel mirasol regrese de la licencia.

El nombre de Larriera surge desde la estructura deportiva y porque es un proyecto que interesa precisamente al nuevo director deportivo del club, Pablo Bengoechea. El riverense tiene considerado desde hace tiempo a Larriera como el principal candidato y hoy sería el indicado según entiende la dirigencia mirasol.

Haciendo un análisis de lo que es hasta el momento su camino como entrenador, Mauricio Larriera tuvo su primera experiencia en el fútbol de Paraguay dirigiendo al Sol de América.

En su retorno al fútbol uruguayo pasó por Racing donde tuvo muy buenos resultados.

Dirigió el Torneo Clausura de la temporada 2013/14 en la finalizó séptimo y luego fue la gran sorpresa en el Torneo Apertura de la temporada 2014/15 finalizando en la segunda posición por detrás de Nacional.

En total dirigió 30 partidos con 17 victorias, cinco empates y ocho derrotas y esos buenos resultados le permitieron dar un salto de calidad y llegar a Defensor Sporting.

Con el conjunto violeta no tuvo malos resultados ya que en 15 partidos ganó siete juegos, empató seis y perdió solo dos, pero tras ese puñado de encuentros tuvo la posibilidad de ir a Catar para dirigir al Al Wakrah de aquel país. Ahí iba a comenzar un periplo que también lo tuvo en Godoy Cruz de Argentina y O’Higgins de Chile hasta que retornó a Uruguay.

Este segundo turno por el fútbol local no tuvo el mismo éxito que lo que había sido en los equipos de Sayago y de Parque Rodó ya que estuvo al frente de Danubio y Wanderers y no cosechó buenos números.

En ambos estuvo 15 partidos. En el de la Curva de Maroñas perdió ocho y en el bohemio tuvo un gran arranque en el Apertura 2020 invicto hasta la fecha 9, pero fue destituido tras una racha de seis juegos sin ganar.

Martín García
Dejó un grato recuerdo tras su paso en inferiores
martin garcia

El nombre del “Tato” Martín García fue tomando cada vez más fuerza desde que apareció en la mesa de trabajo de Peñarol. Esa mesa que hoy tiene a Ignacio Ruglio y Pablo Bengoechea a la cabeza lo tiene muy bien considerado y sobre todo por lo que fue su pasaje por las inferiores del club que le terminaron dando la chance de emigrar al exterior.

Es un hombre de la casa y conoce cada rincón de Los Aromos ya que además de su pasaje como entrenador fue jugador importante del club durante varios años, incluso formando parte del segundo quinquenio de la institución.

Cuenta con algo que es importante para la actual directiva aurinegra y es el ADN de Peñarol tras lo que son sus antecedentes vinculados a la institución.

Respecto a lo que es su trayectoria como entrenador, destaca que durante 2017 se adjudicó el Torneo Apertura de Honduras dirigiendo el Real España y luego de un breve pasaje por Paraguay recaló en Uruguay de donde no se movió más dirigiendo a Boston River, Danubio y Racing, este último en la Segunda División durante los últimos meses del 2020.

En su pasaje por el equipo del barrio Bolívar estuvo al frente en 19 partidos en los que cosechó siete triunfos, seis empates y seis derrotas.

Precisamente el hecho de sumar una buena cantidad de puntos en el Sastre la valió la chance de ir a un equipo como Danubio en el que no corrió con la misma suerte. Afrontó precisamente el inicio del Campeonato Uruguayo 2020 y solamente estuvo siete partidos.

Previo al parate por la pandemia había sumado un empate y dos derrotas, mientras que luego del mismo sumó tres derrotas y una victoria lo que lo terminó sacando del cargo en el equipo de la Curva de Maroñas.

Su último club fue Racing al que tomó con altibajos y lo terminó depositando en las semifinales por el tercer ascenso a la Primera División en las que perdió con Rampla Juniors.

Sus números indican que en el conjunto de Sayago estuvo 15 partidos con un récord de seis triunfos, cuatro empates y cinco derrotas.

El “Tato” hoy es uno de los tres y de hecho se podría considerar que es uno de los dos, aunque en esa carrera mano a mano todo indica que quedaría en el segundo lugar.

Paolo Montero
El ADN aurinegro y con otra experiencia
Paolo Montero. Foto: La Nación / GDA.

Mientras hacía sus primeras armas como entrenador en las divisiones juveniles de Peñarol, Paolo Montero tuvo la posibilidad de dirigir al plantel principal como interino. En su pasaje, que duró tres partidos, cosechó dos victorias y una derrota y ahora seis años después es uno de los hombres que tiene chance de asumir al cargo de entrenador.

Con pasado en el club como jugador, es otro de los candidatos que tiene el ADN de Peñarol y que durante todos estos años sumó importantes experiencias en un fútbol como el argentino que tiene muchas diferencias, pero también varias similitudes al uruguayo.

Precisamente en la vecina orilla hizo su primera experiencia como entrenador dirigiendo a Boca Unidos en la Segunda División, luego pasó por Colón y finalmente recaló en Rosario Central en lo que sin duda demostró un recorrido que fue en ascenso y en el que se puede considerar que fue quemando etapas a medida que sumaba partidos en en el banco de suplentes.

El salto se dio en 2019 cuando luego de un par de años sin dirigir asumió en el Sambenedettese de Italia.

Su periplo fue siempre en la Tercera División del fútbol italiano pero allí tuvo la posibilidad de conocer otro estilo de fútbol, al que ya había vivido como jugador durante muchos años, y que también le dio la chance de encarar su nuevo rol de otra manera.

Fueron 37 partidos los que sumó Paolo Montero en el conjunto italiano en el que cosechó 12 triunfos, nueve empates y 16 derrotas antes de regresar a Uruguay por motivos personales.

Su intención es la de no moverse de nuestro país y qué mejor posibilidad de combinar el hecho de estar en Uruguay y dirigir que hacerlo en Peñarol, pese a que en esta lista de tres candidatos parece estar por debajo de Martín García y de Mauricio Larriera que tiene todas las de quedarse con el cargo.

De todas maneras, el Montero parece ser un nombre que si bien no arribaría ahora a la institución mirasol quedará en el aire para un futuro por varios motivos. Por lo que lo identifica con la institución, porque ya no es el mismo que tuvo aquel pasaje como interino y porque cuenta con un proyecto que podría destacarlo en el elenco mirasol.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados