HISTORIAS

Nicolás, el otro Rossi, nunca fue citado por la Celeste y ahora jugará por Armenia

El hermano de Diego tiene 18 años, juega en la Cuarta División de Peñarol y por su apellido materno fue convocado para la categoría Sub 19.

Nicolá Rossi
Nicolá Rossi en la Cuarta de Peñarol.

Nicolás Rossi tiene 18 años, es el hermano del medio en una familia de futbolistas. El mayor, Diego, se fue a jugar a Estados Unidos hace dos años después de debutar en la Primera de Peñarol. Hoy es figura en Los Ángeles FC y acaba de ganar el Botín de Oro en el regreso de la MLS tras la pandemia. Y la menor, Fiorella (9 años), juega en el Complejo de Luis Suárez en Shangrilá.

Nicolás, que juega en la Cuarta División de Peñarol, fue convocado a la selección de Armenia. La posibilidad surgió porque Marachlian es su apellido materno. Y la intención es que la selección Sub 19 de Armenia logre clasificar a la Eurocopa.

“Estoy muy contento con esta oportunidad. Contactaron a mi madre para ver si podía ir. Al principio no era nada concreto pero se fue dando todo. Es algo distinto pero también es un orgullo por la historia de la familia del lado de mi madre. Voy a jugar las clasificatorias a la Euro Sub 19 que se juegan en octubre”, contó Nicolás, quien no ha sido citado a las juveniles celestes, pero igual esto no le impediría jugar por Armenia.

Nicolás Rossi y Diego Rossi
Nicolás junto a su hermano Diego, del que está orgulloso.

Llegó a las formativas aurinegras cuando terminó el baby fútbol luego de jugar en Uruguay-Solymar, en Peñarol de AUFI y en Córcega. Arrancó en Séptima y hoy juega en Cuarta División. Su camino fue muy parecido al de Diego. “Juego un poco de extremo, de volante por afuera, pero también lo puedo hacer por adentro. Somos muy distintos con Diego, yo soy menos rápido pero capaz que un poco más técnico. Y soy menos goleador por un tema de posición sobre todo. Él jugaba de 9 y yo un poco más atrás”, dijo sobre su hermano cuatro años mayor.

Ser el hermano de Diego es un orgullo para mí. Además, que él haya estado en Peñarol antes que yo me favoreció porque ya sabía cómo eran las cosas por lo que él me contaba. No lo siento como una presión, ni pienso que tengo que hacer los mismos goles que él. Eso es algo más de la gente”, agregó quien está feliz por los éxitos de su hermano en el norte y ya ha tenido la posibilidad de visitarlo. “Tiene merecido todo lo que le está pasando”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error