ELIMINATORIAS

Para ir a los mundiales, Brasil supo construir un muro de acero

En las tres últimas Eliminatorias que disputó el rival de la Celeste este martes solo perdió cinco partidos de 54 cotejos.

Foto: Reuters
Uruguay y Brasil, un clásico eterno. Foto: Reuters

A Uruguay le espera un hueso duro de roer. Por los números, queda claro que en los últimos años Brasil se ha convertido en una especie de muro de acero para todas las selecciones sudamericanas.

Todo hace pensar que a Brasil, hay que suponerlo así, lo debe haber descompuesto el hecho de que su campaña en las Eliminatorias rumbo al Mundial de Corea y Japón, curiosamente certamen que terminó conquistando al ganarle la final a Alemania, se realizó muy por debajo la suprema consideración que existe de que son los mega dueños de Sudamérica. Porque desde aquella fase de clasificación en la que perdieron seis encuentros de los 18 disputados, se transformaron en una superpoderosa máquina moledora. Y no han hecho otra cosa que picar en pedacitos a todo el continente.

Tan destructivos se convirtieron que de seis derrotas en 18 juegos pasaron a nada más que cinco partidos perdidos en 54 disputados.

Ese rival demoledor, pesadilla de Uruguay y de muchos más, estará nuevamente en el Estadio Centenario, por lo que la imposición para la Celeste puede llegar a convertirse en un premio de enorme valor. Con peso para la tabla de posiciones y también con relevancia suprema para el espíritu colectivo y para las estadísticas.

Es que desde aquella ruta rumbo al asiático Mundial de 2002, donde Uruguay se sumó al grupo de selecciones que consiguieron la victoria frente a la Canarinha (1-0 en el Centenario), no solo a la Celeste le ha sido casi un milagro poder sonreír frente a los dueños del “jogo bonito”.

Por ejemplo, en el camino hacia el Mundial de Alemania 2006, los únicos que vencieron a los brasileños fueron los combinados de Ecuador (1-0) y Argentina (3-1).

En el ciclo que llevó hasta Sudáfrica 2010, en tanto, las selecciones que tiraron a bajo ese poderoso muro brasileño fueron Paraguay (2-0) y Bolivia (2-1).

Como se sabe, Brasil no disputó la fase previa del Mundial de 2014, por lo que lo único que queda es referirse a los últimos antecedentes, que son los de las Eliminatorias de Rusia 2018. Allí, el único equipo que festejó un triunfo frente a Brasil fue el Chile de Jorge Sampaoli.

El dato curioso es que eso ocurrió en el inicio de la fase de clasificación y la victoria se concretó por 2-0. Después de ahí, a darse de frente contra el muro.

Por eso, hoy, quizás, el ataque rompemuros logre el otro hito.

cANARINHA

La reacción para lograr dominar

Rumbo a 2002
Esa Eliminatoria terminó significando un click para la seleccion brasileña. Sumó 30 puntos, quedó en el tercer lugar y a 13 puntos de distancia de la Argentina de Marcelo Bielsa. Segundo fue Ecuador.

Rumbo a 2018
La mejor campaña de las últimas tres Eliminatorias. Brasil arrasó con 41 goles a favor y nada más que 11 en contra. Ganó 12 partidos y perdió nada más que uno. Fue una máquina.

Con Tite
Desde que la orienta Tite, la Selección de Brasil disputó 51 partidos, de los cuales ganó 38. Empató nueve y perdió cuatro cotejos. Anotó 114 goles y recibió en su arco nada más que 22 tantos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados