INVERSIÓN

Luis Suárez creó una sociedad anónima y nació Deportivo LS, su propio club en Uruguay

El máximo goleador histórico de la Celeste desarrollará el complejo deportivo que tiene en Solymar y la ambición es, a largo plazo, convertirlo en equipo profesional.

Luis Suárez está feliz en el Atlético de Madrid
Luis Suárez está feliz e ilusionado con su proyecto en Uruguay.

Es difícil que Luis Suárez vuelva a vivir en Uruguay en el futuro. Hizo toda su carrera en Europa y allí tiene a su familia. No obstante, no se olvida de su país y quiere seguirle aportando cosas. Tanto es así, que ha creado una Sociedad Anónima Deportiva (SAD) con el nombre Deportivo LS que disputará la Liga Universitaria en primera instancia, aunque el objetivo final es transformarlo en un equipo profesional de fútbol.

El Deportivo LS ya está inscrito en la Liga Universitaria de Deportes para disputar el Campeonato Sub 18 de fútbol, pero en el mediano plazo también participará en Sub 14, Sub 16 y Mayor. Para el futuro también está previsto sumar la rama femenina para dos deportes: el fútbol y el hockey.

El club tiene ya su sede en Solymar y nace del emprendimiento que el futbolista maneja en Ciudad de la Costa: su complejo deportivo. Habrá una inversión para crecer en infraestructura y dotar al complejo de entre cinco y siete canchas, algunas de césped natural y otras de césped sintético. Las obras comenzarán en algunos meses, según se informó a Ovación desde el entorno de Suárez.

Suárez invierte en los jóvenes uruguayos

La creación de Deportivo LS nace de la mezcla de una necesidad que se generó en el propio complejo deportivo y de la intención de Suárez de "seguir invirtiendo en los jóvenes uruguayos", según se definió.

La necesidad es que, como en su complejo deportivo funciona la Escuelita de Fútbol Luis Suárez, hay chicos que se forman allí y luego quedan librados a su destino. Lo que se intenta con la creación de Deportivo LS es incentivar a los chicos a que sigan jugando con la creación de un club que les permita continuar compitiendo, al menos a nivel universitario en una primera instancia, aunque el objetivo es bastante más ambicioso: transformarse en un club profesional, que dispute todas las categorías y que, comenzando por la Primera Amateur, pueda llegar a la máxima divisional del fútbol uruguayo.

La segunda necesidad es una surgida en la fibra más íntima de Suárez y es invertir en los jóvenes uruguayos. Ese es el legado que quiere dejar, el de chicos que tengan una actividad reconfortante para hacer y que aquellos que tengan el potencial de ser futbolistas (o jugadoras de hockey), lo puedan desarrollar.

El proyecto tiene muy ilusionado al máximo goleador histórico de la selección uruguaya con 63 tantos, quien hoy desde Madrid, defendiendo al Atlético, también ilusiona a un montón de chicos en una zona del país que crece a pasos agigantados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados