TORNEO CLAUSURA

"Lolo" Estoyanoff revolucionó a Peñarol y tras 917 días hizo un gol con el que homenajeó al "Morro"

El atacante solo jugó 45 minutos, pero le fueron suficientes para mostrar rebeldía, molestarse porque no se hizo minuto de silencio por el delantero y además cambiarle la cara al aurinegro.

Fabián Estoyanoff le dedica el gol anotado ante Boston River a Santiago "Morro" García. Foto: Leonardo Mainé.
Fabián Estoyanoff le dedica el gol anotado ante Boston River a Santiago "Morro" García. Foto: Leonardo Mainé.

Con la cinta de capitán en el brazo, Fabián Estoyanoff mostró su rebeldía incluso antes de ingresar. Se paró al lado del cuarto árbitro y le recriminó por qué no se había hecho un minuto de silencio en homenaje al fallecimiento de Santiago “Morro” García.

Así fueron los primeros instantes del “Lolo” en acción y cuando entró a la cancha también mostró rebeldía porque le cambió la cara a Peñarol y como si eso fuera poco lo encaminó al triunfo.

El equipo de Mauricio Larriera había comenzado el partido con un 4-3-3 que dejó mucho que desear. Gargano-De Los Santos-Trindade perdieron la mitad de la cancha y a Torres-Britos-Álvarez Martínez la pelota no les llegaba con claridad y eso hacía que las chances aurinegras sobre el arco de Gonzalo Falcón fueran escasas y de hecho las dos primeras fueron con remates lejanos hasta que en los minutos finales Britos y Trindade provocaron peligro en el área del “Sastre”.

Larriera, que se dio cuenta que ese esquema no le estaba sirviendo, metió mano en el entretiempo y además de Estoyanoff ingresaron Álvarez Wallace y Formiliano. Peñarol pasó a un 4-4-2 y con él mayor presencia por las bandas.

Desde el arranque del complemento hasta el minuto 60’, el elenco mirasol fue otro muy distinto y ahí aprovechó para marcar la diferencia que terminó valiendo una victoria necesaria.

Una jugada preparada que se diluyó, terminó en una pelota suelta al borde del área y un zapatazo de Fabián Estoyanoff que se coló en el ángulo y que dejó sin reacción a Gonzalo Falcón.

El festejo de los jugadores de Peñarol en el duelo ante Boston River. Foto: Leonardo Mainé.
El festejo de los jugadores de Peñarol en el duelo ante Boston River. Foto: Leonardo Mainé.

Festejo con sus compañeros, dedo pulgar a la boca sabiéndose que volverá a ser padre y, el más emotivo, índices al cielo y el “9” con sus manos: homenaje al “Morro” García a quien le dedicó unas palabras previo al encuentro.

“Una tristeza inmensa. Un gran futbolista, pero una mejor persona. Hoy el fútbol está de luto. Mi más sentido pésame a familiares, amigos y allegados. Que en paz descanses, Morro”, posteó en la tarde en su cuenta de Twitter y casi como por acción divina, el “Lolo” volvió a anotar 917 días después y con el tanto pudo homenajear a quien fue tantas veces su acérrimo rival, pero a quien quiso dedicarle su tanto.

El golpe fue duro para un Boston River que en la primera parte había sido mejor gracias a las chances de Ruben Bentancourt y a haber ganado el mediocampo. Mientras reaccionaba al primero, llegó el segundo.

El gol de Ruben Bentancourt en el duelo entre Boston River-Peñarol. Foto: Leonardo Mainé.
El gol de Ruben Bentancourt en el duelo entre Boston River-Peñarol. Foto: Leonardo Mainé.

Buena jugada colectiva que terminó en asistencia de Joaquín Piquerez y gol de Agustín Álvarez Martínez. ¿Liquidado? Para nada. El “Sastre” no bajó los brazos y fue tanto en busca del descuento que lo consiguió tras un penal que transformó en gol el propio Bentancourt.

Chances para igualar no le faltaron, pero no las concretó y así se le fueron los 90’ y también la punta ante un Peñarol que precisaba ganar y lo hizo con la revolución que generó el “Lolo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados