EN BELVEDERE

Liverpool-Deportivo: un final insólito con penal, dos rojas y un héroe improvisado

En los minutos de descuento pasó de todo en Belvedere en la segunda fecha del Apertura. El zaguero Ernesto Goñi atajó un penal a los 95' y un mano a mano a los 101'.

Agustín Dávila y Maximiliano Cantera en el duelo entre Liverpool y Deportivo Maldonado. Foto: Francisco Flores.
Agustín Dávila y Maximiliano Cantera en el duelo entre Liverpool y Deportivo Maldonado. Foto: Francisco Flores.

Los más de mil hinchas presentes en Belvedere este domingo para el partido entre Liverpool y Deportivo Maldonado se llevaron una anécdota para siempre, de esas que no van a olvidan.

Hasta ese momento el encuentro era uno más. Liverpool quiso ser el protagonista desde el principio pero le costó. El Depor se plantó atrás y apostó por la contra, más la viveza y la experiencia del “Picante” Pereyra en ataque.

Por una mala salida del fondo, la visita puso en ventaja de penal. El joven (18 años) Martín Fernández se retrasó a buscar el balón, pero su pase fue demasiado cerca de Pereyra y lo interceptó. Hubo falta en el área y Maximiliano Cantera anotó desde los 12 pasos.

Liverpool sintió el golpe y no pudo reaccionar hasta el complemento. El ingreso de Hernán Figueredo le dio juego y le permitió avanzar con su juego. Acorraló al Depor en su área hasta el empate a los 64’. El córner de Agustín Dávila fue cabeceado por Franco Romero. Un gol por lado y media hora por jugar.

El negriazul siguió siendo el protagonista y Deportivo Maldonado esperaba. Así en una jugada aislada a los 90 minutos comenzó una sucesión de hechos insólitos.

En un balón dividido, el lateral visitante Facundo Rodríguez fue con el pie arriba contra el arquero argentino Andrés Mehring. Luego del impacto ambos cayeron al piso. El primero en levantarse fue el guardameta, pero no para seguir con el juego, sino para recriminarle de manera desmedida a su rival por la vehemencia. Con Rodríguez aún en el piso, Mehring lo empujó. Como la jugada no había terminado, la pelota aún estaba en juego, el árbitro Óscar Rojas señaló penal, lo que provocó la reacción del arquero.

Discusiones de ambos lados, protestas y el primer expulsado de la tarde: Mehring, cuando ya se habían consumido los cinco minutos añadidos en un principio.

De los 10 jugadores de campo, fue Ernesto Goñi el que tomó la responsabilidad de calzarse los guantes y pararse entre los tres palos. Enfrente se paró Facundo Batista, el delantero de 21 años con pasado en selecciones juveniles uruguayas. Su remate fue bajo contra la izquierda de Goñi, que precisamente se lanzó hacia ese lado y atajó el penal, con rebote hacia el costado. Los hinchas deliraban.

Pero aún quedaba mucho por jugar. Los minutos añadidos pasaron de cinco a más de 10 y, con el juego totalmente abierto y los equipos sin orden, descontrolados, cualquier cosa pudo pasar.

Liverpool intentó por los costados con centros y de frente con tiros exteriores, pero nada llegó al arco. Con la desesperación, el Depor tuvo una contra clara a los 100 minutos. Mariano Bogliacino condujo, acumuló jugadores por izquierda y habilitó a Agustín Sant'Anna que llegó con espacios por derecha. Pero el “Teto” Goñi salió decidido, achicó espacios como golero experiente y tapó con su cuerpo el remate. El héroe improvisado salvó por segunda vez el día para Liverpool.

Fue un punto importante para ambos. Para el negriazul luego de la victoria ante Plaza para seguir invicto y para el fernandino para sumar su primera unidad luego de la derrota 2-1 en Maldonado contra Boston River.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados