TORNEO INTERMEDIO

Jonathan Dos Santos: el nuevo goleador de Cerro Largo

El delantero del equipo arachán, que anotó el golazo para el triunfo ante Liverpool, nunca la tuvo fácil. Fue padre antes de los 16 años y encaró: salió a trabajar como podador de naranjos y en la construcción. 

Celebración
Celebración. Jonathan Dos Santos festejando el gol que le anotó de cabeza a Liverpool. Foto: AUF.

A principio de año Rafael Monge le dijo a Jonathan Dos Santos que regresaba a Cerro Largo. El delantero lo tomó bien porque ya había estado y lo habían tratado muy bien. “Volví con mucha ilusión, con ganas de aportar lo mío, como voy a todos los lugares. Cuando mi representante me habló de la posibilidad de volver, le dije que sí porque la vez pasada me había ido muy bien. Sabía que habían ascendido y tenían un gran equipo. Y un gran plantel con gente muy buena. También sabía de la propuesta seria del club y del convenio con Boca. Todo eso me sedujo”, explicó el autor del golazo de cabeza que le dio a los arachanes la victoria 1-0 sobre Liverpool.

En el semestre pasado Jonathan no tuvo tantos minutos como esperaba porque arriba jugaba Sebastián Sosa. “Alternaba, entraba casi todos los partidos desde el banco. Sebastián lo estaba haciendo de muy buena manera, convirtiendo en casi todos los partidos. Eso dificultó un poco mi entrada, pero de donde me tocó estar, aporté lo mío. Y el semestre pasado hicimos un gran torneo”.

Ahora, tras la partida del “Mosquito” a México, Dos Santos se quedó con su lugar. “Es muy difícil suplantar a un gran jugador como es Seba, pero trabajando como siempre, con la misma humildad, trato de aportar mi cuota”, dijo el delantero.

“Fue un partido muy duro el del domingo por cómo juega Liverpool. Sabíamos que habían ganado Peñarol y Nacional y nosotros teníamos que hacer lo mismo para seguir prendidos en la Anual. Arrancamos muy bien el Intermedio, era lo que esperábamos porque hicimos una muy buena pretemporada: una semanas acá y diez días en Buenos Aires donde jugamos varios amistosos. Creo que este campeonato va a ser muy duro, aun más que el Apertura, pero nos preparamos bien para afrontarlo”.

México.

El delantero estaba en Danubio cuando surgió la posibilidad de ir a préstamo a México por un año, al Atlético San Luis. “Jugué poco. Me pasó algo similar a lo del semestre pasado con Sebastián Sosa. Había un jugador que andaba muy bien y entonces yo alternaba. No tenía muchos minutos. La tenía complicada. Últimamente me ha tocado tener buenos 9 adelante”, reconoció.

De todas maneras, la experiencia lo enriqueció. “La salida del país fue muy positiva. Conocer otra liga me sirvió para tener otra experiencia y roce internacional. Aunque no jugué lo que esperaba pude sacar muchas cosas positivas. Era un gran club asociado con el Atlético de Madrid y teníamos todo. Resalto eso”.

Por lo general, cuando tiene libre se va para su Salto natal, pero ayer no lo hizo porque hoy retoman los entrenamientos. De todas formas, en Cerro Largo está acompañado por su familia, como también estuvo en México. “Ellos han sido el sostén de mi carrera y me acompañan a todos lados”, dijo sobre su esposa Estefany y sus hijos Agustín (11) y Johan (3). “Por suerte Agustín se adapta muy bien. No tiene problemas, enseguida hace amigos. Sabe cómo es el fútbol y lo entiende”, agregó sobre el mayor, que ahora juega en Melo Wanderers y es delantero como él. “Creo que es mejor que el papá. Je”.

Responsabilidad.

Agustín vino al mundo cuando Jonathan aún no había cumplido 16 años. “Estábamos de novios con mi señora y quedó embarazada. Nos juntamos y hasta hoy seguimos juntos, gracias a Dios. Yo iba a cumplir 16 años. Primero me tomó por sorpresa. Tuve que tomar responsabilidades y salir a trabajar. Hacía la zafra como podador de naranjos y también trabajé dos años en la construcción”, contó sobre la época en que de noche entrenaba en Salto Uruguay.

papito

Lo que más le costó fue darle la noticia a sus padres. Y a Estefany le pasó lo mismo. “Tenía mucho miedo de decírselos. Tanto mi señora como yo teníamos miedo de dar la noticia. La madre de mi señora fue la primera en saberlo y ella se lo comunicó a mis padres. No sabía si meterme abajo de la cama o en el ropero. Primero me pegaron un gran reto y después me dijeron que iban a apoyarme, que no iba a estar solo. Fue un gran alivio”, resaltó quien confía en sus virtudes dentro del campo.

“Lo mejor que tengo es el remate. Confío mucho en mi pegada. Me gusta llegar siempre al área y salir a jugar también. Me muevo bien por todo el frente de ataque”, se definió. “Ojalá que podamos seguir así. Venimos muy bien y con mucha confianza. Apuntamos a ganar el Intermedio, ojalá podamos lograr ese objetivo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)