BOHEMIOS

Izquierdo anduvo derecho y llevó a Wanderers a la final del Intermedio

El zaguero bohemio había anotado un solo gol en su carrera, el lunes frente a Liverpool marcó dos y el primero con doble pisada incluida; ahora quiere ganar el Intermedio para regalárselo a Veglio.

Izquierdo
¡Qué golazo! Nicolás Quagliata y Mauro Méndez festejan con algarabía por el tremendo golazo que convirtió Juan Izquierdo. Foto: Wanderers.

Wanderers jugará la final del Torneo Intermedio y el zaguero Juan Izquierdo tuvo mucho que ver. Anotó dos goles en el triunfo 3-2 sobre Liverpool, el que le permitió al equipo bohemio sumar 13 puntos en la tabla a falta de una fecha, por lo que ni Cerro Largo ni Rentistas, ambos con 9 unidades, pueden ya alcanzarlo.

Izquierdo sólo había marcado un gol en su carrera. Fue jugando en Cerro contra Progreso. Sin embargo, le hizo dos a Liverpool, el primero con doble pisada incluida. “Fue un recurso que tuve que usar para sacarme al defensor de ellos de arriba. La verdad no fue algo que pensé, me salió nomás. Algo improvisado”, contó Izquierdo, quien obviamente elige ese al que anotó al final del primer tiempo para poner en ventaja a su equipo 3 a 0. “Son esas cosas que uno hace de chico, pero en un partido en serio nunca lo había hecho. Por suerte se me dieron dos goles justo en este partido que era tan importante”.

El defensa reconoció que en el segundo tiempo, cuando Liverpool descontó con dos goles de Alan Medina, pensó que la cosa se complicaba. “Creí que nos iban a empatar, pero por suerte los cambios ayudaron a tener más la pelota y nos pudimos tranquilizar”.

Izquierdo tiene sólo 23 años. Comenzó en las formativas de Liverpool, pero en Quinta se fue a Cerro, donde debutó en Primera. Y un año después pasó a Peñarol, donde según aseguró aprendió mucho de los referentes aurinegros. “Crecí mucho en Peñarol, porque es un cuadro grande y por las personas que tenía al lado como Guzmán (Pereira), el Cebolla, el Mota, Tito Formiliano. Tanto ellos como el técnico me enseñaron pila de cosas defensivamente hablando. Sentí que crecí mucho, pero no tenía muchas posibilidades y yo quería jugar”, explicó. Y fue eso lo que priorizó a la hora de pasar a Wanderers.

Izquierdo

“Cuando apareció el interés de Wanderers no lo pensé dos veces. Este es un club muy organizado y muy lindo para jugar. Cobrás al día, lo que es muy importante, y todo el mundo sabe lo que es Wanderers en lo humano. Estoy muy contento con mi presente. Estoy jugando y aportando para el equipo. Y no hay nada más lindo para un jugador”.

La llegada de Daniel Carreño, un técnico histórico en el club, fue importante y se refleja hoy en los buenos resultados. “Carreño nos dio un aire nuevo y también un poco de suerte, porque las pelotas que no entraban empezaron a entrar. El grupo es el mismo y sigue siendo muy unido, pero con los buenos resultados todo se ve más lindo”.

EL COLO. Los bohemios no pudieron disfrutar como debían por sentirse en la final del Intermedio debido a la lesión de Bruno Veglio, quien fue operado ayer tras una fractura de peroné y de ligamentos. “Nos cayó como un balde de agua fría. Fue un golpe muy duro para nosotros. El ‘Colo’ es muy querido; uno de los más queridos por todos nosotros. Creo que por su humildad, porque nunca lo vas a ver con mala cara, es siempre positivo. Lo conocí este año pero le tengo un aprecio muy grande”, reconoció Juan. “Vamos a dar todo para poder regalarle el Intermedio, se lo merece. Por él y por Hernán Petrik, que se rompió el tendón de Aquiles”, añadió generoso.

“Jugar la final y contra Nacional nos motiva muchísimo, pero antes está Plaza Colonia y en eso es en lo que tenemos que pensar. Porque son tres puntos importantísimos para la Anual. Daniel (Carreño) nos dice que primero tenemos que enfocarnos en Plaza, que luego ya habrá tiempo de pensar en la final”.

Haber pasado por Peñarol no influye en el zaguero a la hora de enfrentar a los tricolores. “No, en ese sentido lo considero un partido más. Lo voy a jugar como lo que es, una final. Si me toca estar voy a dejar todo”, afirmó quien arrancó su carrera como volante, luego jugó de lateral. hasta que pegó el estirón y en Liverpool lo pusieron de zaguero. “Me gustaba. Además, si tenía más posibilidades de jugar estaba contento”, relató y reconoció a su vez que su fuerte es la velocidad. “Y el doble ritmo capaz”. Y se río al preguntarle si no agregaba su nueva condición de goleador. “Prefiero defender más y hacer menos goles”.

las piedras

Vive con  su novia, Selena, y siete perros

Izquierdo es de Nuevo París, pero vive en Las Piedras. “Un vecino me comentó que antes Wanderers era de Las Piedras”. Tiene siete perros, por eso se mudó para la ciudad pedrense donde consiguió una casa con terreno. “Los perros son lo más grande que hay. Tiene mucho que ver mi novia Selena, que me lo inculcó. Hemos rescatado a varios”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados