CRISIS SANITARIA

Ignacio Ruglio: “Con tanta deuda atrasada cuesta hacerle creer algo a los jugadores”

El consejero aurinegro dijo que el club tiene la obligación de tender puentes con los futbolistas para llegar a un acuerdo en la negociación.

Foto: Ariel Colmegna.
Foto: Archivo El País.

Ignacio Ruglio, integrante del Consejo Directivo de Peñarol, habló con Ovación y dijo que el objetivo en el corto plazo es poder llegar a un acuerdo con los jugadores y levantar una negociación que al día de hoy “está caída y en foja cero”.

En el orden del día estaba la negociación con el plantel pero también hubo otros temas como la denominación de la Sala del Museo del Palacio Peñarol que llevará el nombre de José Carlos Domínguez y la propuesta de Sentimiento 1891 de cambiar el nombre del barrio en el que se encuentra el Estadio Campeón del Siglo y las calles que rodean al escenario, algo que fue “muy bien recibido” por el resto de los integrantes del Consejo Directivo según contó Ruglio.

Acerca de cómo está el tema con los futbolistas, el consejero carbonero expresó que “se conversó mucho y si bien se está en foja cero porque la negociación hoy está caída, la obligación nuestra es levantarla y empezar a tender puentes con los jugadores para sentarnos nuevamente a negociar porque no le sirve a nadie que eso este parado. Genera desgaste, genera mal humor de los jugadores y también en la gente que es hincha, en los socios que preguntan por qué se complica tanto arreglar esto que en otras partes del mundo lo solucionaron en dos días”.

“A veces cuando algún socio me pregunta yo contesto que esta situación de Peñarol es muy especial por todo lo que se le debe a los futbolistas porque hay bastante para atrás y se ha incumplido tanto que esas cosas pesan a la hora de una negociación”, agregó.

En esa línea, Ignacio Ruglio explicó que “si te sentás a negociar y estás en igualdad de condiciones, negocias más holgado, pero si había una deuda del período anterior que cuando Jorge (Barrera) asumió y dijo que les iba a pagar al día a cambio de renegociar de la deuda anterior, y cuando aceptaron esa financiación y se les hizo un plan de pagos que duró ocho meses porque al noveno aparecieron los atrasos, ahí es mucho más complicado. Antes del parate por coronavirus había cuatro meses de atraso y de la refinanciación de la deuda anterior habían cinco cuotas atrasadas. Entonces incumplís, en el salario, incumplís en la refinanciación, entonces a la hora de sentarte a negociar otra vez y con tanta deuda atrasada cuesta hacerle creer algo a los jugadores”.

"Los jugadores no van a aceptar así porque sí"

“En todo este tiempo mucha gente venía diciendo que si ganaba ‘Nacho’ era un salto al vacío, que no tenía espalda. Hoy no solo que esta conducción no tiene espalda y ya lo vieron todos a Edgar Welker que salió a decir muy suelto de cuerpo que el Consejo Directivo de Peñarol le fue a pedir un millón y medio de dólares. Yo no se lo pediría nunca, pero desde Peñarol se lo fueron a pedir”, expresó Ignacio Ruglio.

El líder de Sentimiento 1891 también contó que “Juan Pedro Damiani le sacó los tres millones de dólares que tenían y ahora nos están clavando con todas estas deudas a los que en algún momento queremos llegar más adelante a la conducción del club. Entonces, dicho todo esto, los jugadores no van a aceptar una negociación así porque sí”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados