SUDÁFRICA 10 AÑOS 

Las fotos olvidadas de Sudáfrica: los zapatos de Abreu y el camino hacia el primer triunfo

Luego del empate con Francia, la Celeste aprontó con todo la segunda presentación que le dio una victoria más que esperanzadora ante el local.

Los jugadores de Uruguay y un clima de distensión antes de enfrentar a Sudáfrica en Pretoria. Foto: Gerardo Pérez.
Los jugadores de Uruguay y un clima de distensión antes de enfrentar a Sudáfrica en Pretoria. Foto: Gerardo Pérez.

El Mundial de Sudáfrica 2010 dejó recuerdos imborrables para todo Uruguay. La selección trazó un camino histórico que comenzó con empate ante Francia el 11 de junio pero que luego, el miércoles 16 de ese mes, consiguió su primera victoria.

Y durante un torneo de este tipo que acapara la atención de todo un país, los fotógrafos retratan cientos de imágenes a diario, en todo momento. Muchas se publican pero otras tantas quedan guardadas. A diez años de este evento, Ovación rescata las fotos olvidadas de Sudáfrica, tomadas por Gerardo Pérez, fotógrafo enviado para realizar la cobertura.

Luego del empate con los franceses y como cosa del destino o más bien como algo muy frecuente a lo largo de la historia, Uruguay le arruinó la fiesta al anfitrión y se despachó con un contundente 3-0 ante la selección sudafricana.

El Estadio Loftus Versfeld de la ciudad de Pretoria fue el escenario para este partido que comenzó a ilusionar a todos los uruguayos pero antes, hubo varios días de preparación tras la igualdad sin goles con Francia.

El 13 de junio, un día después de jugar con Francia, el plantel de Uruguay entrenó en cancha y la nota esa noche la dio Sebastián Abreu, quien se dejó ver con una particularidad: un calzado especial.

Los zapatos de Sebastián Abreu en el Mundial de Sudáfrica 2010. Foto: Gerardo Pérez.
Los zapatos de Sebastián Abreu en el Mundial de Sudáfrica 2010. Foto: Gerardo Pérez.
El "Loco" y el recuerdo a la selección de Minas. Foto: Gerardo Pérez.
El "Loco" y el recuerdo de las cinco veces que fue goleador. Foto: Gerardo Pérez.

El “Loco” usaba por ese entonces sus zapatos de fútbol recordando las cinco veces que había sido hasta el momento goleador en distintos equipos profesionales a lo largo de su carrera.

Ya en Kimberley, el equipo del maestro Oscar Washington Tabárez empezaba a poner la cabeza en Sudáfrica. Conversaciones entre el entrenador y sus ayudantes, prácticas de fútbol y un clima distendido marcaban el día a día de la Celeste.

El maestro Tabárez en uno de los entrenamientos en Kimberley. Foto: Gerardo Pérez.
El maestro Tabárez en uno de los entrenamientos en Kimberley. Foto: Gerardo Pérez.
Sebastián Abrey y Álvaro Fernández en una práctica de la Celeste. Foto: Gerardo Pérez.
Sebastián Abrey y Álvaro Fernández en una práctica de la Celeste. Foto: Gerardo Pérez.

También la jornada sirvió para que algunos jugadores firmaran autógrafos y uno de los más solicitados era Luis Suárez, quien se mostró estampando su firma con niños de Países Bajos ya que en ese entonces, el “Pistolero” era el goleador del Ajax.

Luis Suárez firmando autógrafos tras un entrenamiento de Uruguay. Foto: Gerardo Pérez.
Luis Suárez firmando autógrafos tras un entrenamiento de Uruguay. Foto: Gerardo Pérez.

El 15 de junio, ya instalada en la ciudad de Pretoria, la delegación uruguaya hizo el reconocimiento del Estadio Loftus Versfeld y en plena actividad, el cuerpo técnico ya preparaba el partido frente a Sudáfrica y los jugadores, además de ver cómo estaba el campo de juego, también se dieron tiempo para usar sus cámaras y filmar momentos que luego pasarían a ser inolvidables.

Sebastián Abreu y Sebastián Eguren en el reconocimiento del Estadio Loftus Versfeld. Foto: Gerardo Pérez.
Sebastián Abreu y Sebastián Eguren en el reconocimiento del Estadio Loftus Versfeld. Foto: Gerardo Pérez.
Oscar Tabárez y Mario Rebollo en el reconocimiento del estadio en Pretoria. Foto: Gerardo Pérez.
Oscar Tabárez y Mario Rebollo en el reconocimiento del estadio en Pretoria. Foto: Gerardo Pérez.
Diego Forlán dominando la Jabulani, una pelota con la que tuvo una historia aparte en Sudáfrica. Foto: Gerardo Pérez.
Diego Forlán dominando la Jabulani, una pelota con la que tuvo una historia aparte en Sudáfrica. Foto: Gerardo Pérez.

Es que nadie se iba a imaginar que la Celeste golearía a Sudáfrica y encaminaría su clasificación a los octavos de final de la Copa del Mundo, y mucho menos aún todo lo que vendría después. Por eso, a 10 años de esa gesta, vale la pena el recuerdo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados