TORNEO CLAUSURA

La falta de público le quitó clima a Melo en la previa del Cerro Largo-Nacional

Normalmente son muchos los hinchas tricolores que viajarían para observar el partido, pero en épocas de pandemia la cosa cambió drásticamente.

Melo
Las calles de Melo sin gente ni clima de partido. Foto: Estefanía Leal

La ciudad de Melo estaba desierta. Es cierto que el calor era muy intenso y que seguramente muchos recién se estaban desperezando tras esas siestas que son casi una obligación en verano en las ciudades del interior. Pero nada indicaba que un par de horas después se iba a jugar el partido entre Cerro Largo y Nacional.

El panorama era muy diferente al que se suele observar cuando uno de los equipos grandes sale al interior. En otros tiempos era común ver grupos de hinchas en las esquinas o en la plaza, charlando y tomando alguna cosita antes de enfilar para el estadio. O verlos caminar recorriendo la cuidad en modo turista, envueltos en sus banderas.

Melo
La calle de la casa de Juana de Ibarbourou, a la izuierda. Foto: Estefanía Leal

Nada de eso sucede en tiempos de pandemia. Apenas alguna bandera colgando de una ventana o un motociclista que lleva los colores de su equipo en el manubrio. Más al centro el movimiento aumentaba, pero cero clima de partido.

Ni siquiera en el hotel Juana, donde está alojada desde ayer la mayor parte de la delegación de Nacional —porque el protocolo sanitario exige una persona por habitación y se quedaron en dos hoteles— había hinchas locales esperando para ver a los futbolistas.

Hinchas de Nacional en Melo
Los pocos hinchas de Nacional en Melo. Foto: Estefanía Leal

Ya cerca del estadio Ubilla un pequeño grupo de parciales tricolores, que habían llegado desde Montevideo acompañando al equipo, bancaban el calor cómo podían. Solo un par de ellos llevaban camisetas, pues casi todos estaban con el torso desnudo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados