AURINEGROS

Enojados: crecen las molestias en Peñarol tras las denuncias y las sanciones

Tras la suspensión de 30 días a Jorge Nirenberg, Ignacio Ruglio deberá presentarse en el Tribunal de Ética de la Asociación Uruguaya de Fútbol.

Ignacio Ruglio. Foto: Estefanía Leal.
Ignacio Ruglio. Foto: Estefanía Leal.

Con la resolución que suspendió por 30 días a Jorge Nirenberg y el comunicado de los árbitros que motivaron que Ignacio Ruglio deba presentarse ante el Tribunal de Ética de la Asociación Uruguaya de Fútbol, la molestia en Peñarol es grande.

Es que en primer lugar, el consejero fue denunciado primero por el árbitro Christian Ferreyra tras el partido que los aurinegros jugaron con Defensor Sporting por el Torneo Clausura 2020 y luego por el encargado de seguridad de Nacional, Wilson Miraballes, tras una publicación en Twitter que según entendieron, incitaba a la violencia.

El comunicado del Tribunal de Éitca enfatizó que Nirenberg quedó suspendido por un período de 30 días, lapso en el que no podrá ingresar a los escenarios deportivos y tampoco podrá ejercer ninguna gestión como dirigente ante la AUF.

Pero la cosa no quedó ahí porque tras conocerse ese fallo en contra del consejero mirasol, el presidente Ignacio Ruglio salió en su defensa.

En su estado de WhatsApp, el titular carbonero expresó: “Apoyo a mi Amigo y compañero Jorge Nirenberg. Me van a tener que mandar a mi junto con él a la lista negra y Peñarol les va a empezar a dar pelea a todos para ver quien queda parado”.

“Vayan viendo cómo mandan al Presidente de Peñarol a la lista negra porque voy a ir a denunciar las mismas cosas que todos vemos. Juegan con nuestro trabajo y definen los campeonatos fuera de la cancha y después se ofenden si nos quejamos”, agregó el titular carbonero.

Y como por si eso fuera poco, la Asociación Uruguaya de Árbitros de Fútbol (Audaf) denunció ante el Colegio de Árbitros al mandatario aurinegro el 28 de junio: “Este señor otorgó varias notas poniendo en duda la transparencia del arbitraje, cuestionando y criticando las decisiones tomadas en el campo de juego y haciendo comentarios en referencia a teorías conspirativas y errores continuos para el club”, dice el comunicado.

Eso motivó a que el Tribunal de Ética salga a escena nuevamente citando a Ruglio a hacer sus descargos. Ismael Blankleder, integrante de ese organismo, le contó a Sport 890 que “primero vamos a escuchar todos los descargos que pueda hacer el involucrado y después tomaremos una decisión al respecto”.

Lo cierto es que en Peñarol crece la molestia y el club analiza los próximos pasos a seguir ante estas situaciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados