EMERGENCIA SANITARIA

La diferencia entre un corredor sanitario y una "burbuja"

El gobierno uruguayo siempre estuvo más proclive a aceptar la realización de la burbuja y no tanto a la otra opción, la que promueve Conmebol. ¿En qué se distinguen?

Tripulación del Greg Mortimer con COVID-19 ingresando al hotel Regency Way Hotel, este martes de tarde. Foto: Leonardo Mainé
El corredor sanitario que se le armó a los tripulantes del Greg Mortimer. Foto: Leonardo Mainé

Por estas horas las autoridades del Miniterio de Salud Pública y por ende el gobierno uruguayo deben decidir si aceptan el protocolo sanitario presentado por Conmebol, aunque con alguna enmienda, para que Nacional y Peñarol puedan disputar la Copa Libertadores como locales en el Gran Parque Central y el Campeón Del Siglo, respectivamente.

Desde hacía tiempo la AUF y el gobierno nacional venían trabajando en la posibilidad de que Uruguay, en virtud de sus buenos números de COVID-19, se transformara en una burbuja para recibir a todos los equipos sudamericanos y que se disputara íntegramente lo que resta de la fase de grupos y luego las etapas decisivas, tal como lo hace la NBA en Orlando.

Paralelamente, Conmebol mantuvo firme su posición de que cada club pudiera jugar de local en su país, por lo que en todo momento la idea uruguaya fue un plan B. En algún momento pareció cercano a concretarse, pero finalmente se decidió que la Libertadores retornará en septiembre y con el formato original aplicando un corredor sanitario.

Ahora bien, ¿cuál es la diferencia entre una burbuja y un corredor sanitario y por qué Uruguay prefería lo primero?

Corredor sanitario

Lo que parece que se aplicará será el corredor sanitario y esto significa que las delegaciones entrarán y saldrán de los países, aunque con determinadas limitaciones. El concepto de corredor es que los que vienen del extranjero bajen del avión (chárter contratado por Conmebol) y, sin tener contacto con nadie, se suban a un ómnibus que los conduzca directamente al hotel y de allí al estadio del partido, para luego volver al hotel y de allí al aeropuerto o el puerto. No habría entrenamientos en el país.

El principal inconveniente es que, si bien se harían hisopados antes de que los deportistas ingresen al país (es lo que exige el MSP a Conmebol para dar el OK), habrá un trasiego permanente de personas, renovándose los visitantes en forma constante.

Burbuja

La burbuja supone la llegada de muchas más personas al país, una mayor logística y, obviamente, más gente circulando por la o las ciudades, aunque también con ciertas limitaciones como tener el mínimo contacto con el exterior. Sin embargo, se asegura que una vez que ingresen al país no habrá recirculación en las fronteras, lo que significa que se baja el recambio y el margen de exposición. Las delegaciones estarían aisladas en locaciones exclusivas para cada una de ellas.

¿Corredor sanitario o burbuja? ¿Cuál es mejor? Para Conmebol la primera, pero para Uruguay la segunda. Por eso hay que negociar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados