CRISIS SANITARIA

Doble hisopado para evitar cuarentena: lo que exige Salud Pública a Conmebol

Las autoridades nacionales están evaluando el protocolo presentado para habilitar un corredor sanitario que permita el retorno de la Copa Libertadores.

Pablo Ferrari, Sebastián Bauzá, Ignacio Alonso y Jorge Casales
Bauzá y Alonso estuvieron junto a las autoridades sanitarias. Foto: Marcelo Bonjour

El reinicio de la Copa Libertadores en su fase de grupos en septiembre es altamente probable porque ya hay siete países que dieron el visto bueno al protocolo sanitario presentado por la Conmebol para crear un corredor sanitario. Uruguay aún no ha respondido, pero todo apunta a que dará el ok, aunque con algunas modificaciones.

Este viernes sobre el mediodía hubo una reunión entre la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), la Secretaría Nacional del Deporte (SND) y el Ministerio de Salud Pública (MSP) en la que se evaluó la situación y el protocolo enviado por Conmebol, que dio plazo a Nacional y Peñarol (los equipos que siguen disputando la Libertadores) hasta el martes para responder dónde jugarán como locales. Ante esta intimación, la AUF tuvo que apurar el trámite ante el gobierno.

"El MSP todavía está evaluando el protocolo de Conmebol, por lo cual todavía no tenemos una respuesta definitiva, pero nos vamos con una sensación positiva", dijo Ignacio Alonso, presidente de la AUF, al salir de la reunión.

Ya hay siete países que dieron el visto bueno al protocolo presentado por la Conmebol: Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay y Venezuela. Aún no respondieron Argentina, Perú y Uruguay.

Esto apunta a que la Libertadores efectivamente retornará el martes 15 de septiembre, tal cual había ratificado la Conmebol en su última reunión del Consejo Ejecutivo.

¿Qué exige el MSP?

"Nos fuimos muy conformes de la reunión. Las autoridades del MSP nos expresaron la necesidad de adoptar algunas medidas complementarias al protocolo presentado por Conmebol, las cuales tienden a ser más garantistas, porque lo que se pretende en definitiva es no generar una situación de riesgo para los deportistas", indicó a Ovación el vicepresidente de la AUF, Gastón Tealdi.

Gastón Tealdi e Ignacio Alonso
Gastón Tealdi junto a Ignacio Alonso. Foto: Marcelo Bonjour

El protocolo de la Conmebol es un poco más flexible al de Uruguay, al punto que las fronteras están cerradas para los no residentes y en este caso deberían abrirse para permitir el ingreso de las delegaciones extranjeras. Por lo tanto, se debe llegar a un punto intermedio. "Es en lo que estamos trabajando ahora y vamos a hacerlo hasta el martes", apuntó Tealdi en referencia al plazo máximo que se les dio a Nacional y Peñarol para responder si serán locales en Uruguay.

Lo que pide Conmebol a las delegaciones es la realización de un hisopado no mayor a cinco días previo al viaje y que se lo presenten 48 horas antes. Las autoridades sanitarias uruguayas entienden que esto insuficiente y exigen un doble hisopado, tanto para las delegaciones extranjeras como para las uruguayas cuando retornen de otros países.

"Lo que queremos es que quienes vengan al país tengan las mismas exigencias los uruguayos. El ejemplo es el de los camioneros, que entran, se les hace un hisopado y si dan positivo se los ubica y se los aísla. Es por eso que el MSP pide que las delegaciones se hagan un examen al momento de entrar al país", explicó a Ovación Sebastián Bauzá, director nacional del deporte.

Reunión AUF - SND
Sebastián Bauzá, Ignacio Alonso y Gastón Tealdi. Foto: Marcelo Bonjour.

De esta manera, se evitaría la cuarentena o —mejor dicho— se haría una flexible, ya que no deberían estar aislados siete días antes de la competencia y en el caso de los uruguayos deberían permanecer en sus concentraciones pero podrían jugar los partidos por el fútbol local.

"Lo bueno es que las delegaciones pasarían una o dos noches nada más, porque hay que recordar que vienen en velos chárter financiados por Conmebol, entrenarán antes de salir, pasarán la noche previa al partido, al otro día irán directamente al estadio a jugar y luego de pasar otra noche de descansan viajarán en chárter. Quizás algunos ni siqueira se queden luego del partido", apuntó Bauzá.

Asimismo, se especificó que al tratarse de un corredor sanitario tiene que haber el menor contacto posible con la población. "La idea es que se haga algo similar a lo que se realizó con los tripulantes del (crucero) Greg Mortimer: que vayan directo del aeropuerto al hotel en un corredor sanitario, que se alojen en un hotel no muy céntrico en un piso exclusivo para la delegación, y que salgan solo para ir al al estadio y luego nuevamente al aeropuerto", reveló Tealdi.

Peñarol ya eligió estadio en el exterior

En caso de que Uruguay no dé el visto bueno, Nacional y Peñarol deberían jugar afuera del país. La institución aurinegra ya eligió su plan B de localía: el estadio Beira Rio de Porto Alegre.

Diego Forlán conoce bien el escenario porque jugó allí entre 2012 y 2013 para Inter de Porto Alegre y eso, sumado a la corta distancia (una hora de avión), se transforman en ventajas para la elección del estadio que fuera mundialista en 2014.

Peñarol como local por el Grupo C (en el que todos tienen tres puntos) debe recibir todavía a Colo Colo y a Athlético Paranaense.

Nacional también apunta a Brasil

Los tricolores aún no comunicaron su plan B de localía a Conmebol, pero también piensan en Brasil. La opción 1 sería Argentina, pero el país hermano rioplatense todavía no aprobó el protocolo sanitario de Conmebol, por lo cual no está habilitado. Según informó el presidente José Decurnex, se manejan dos alternativas: Porto Alegre y Curitiba.

Nacional, que lidera el Grupo F junto con Racing, aún debe jugar como local frente al conjunto argentino y a Alianza Lima.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error