WANDERERS

Para Daniel Carreño la final del Intermedio entre Nacional y Wanderers tiene un plus

A sólo dos meses de haber regresado al Bohemio, que es su casa, el técnico se prepara para disputar una final, y lo hace frente a un club que no le es indiferente. 

Carreño
“Que la final sea contra Nacional me pone en un lugar, no digo de privilegio, pero sí de felicidad", admitió  Daniel Carreño. Foto: Francisco Flores.

Wanderers se prepara para jugar el próximo domingo la final del torneo Intermedio. Los bohemios, dirigidos por Daniel Carreño, ganaron la serie A del torneo y se enfrentarán a Nacional, el que más puntos sumó en la serie B.

A sólo dos meses de haber regresado a Wanderers, que es su casa, Carreño ya se dispone a jugar una final. “Estoy muy contento, por supuesto; por estar en Uruguay, con mi gente, en mi club y teniendo la posibilidad de jugar una final tan pronto. Estuvimos bien y eso nos dio derecho a jugar la final, aunque tampoco hicimos tantos méritos como para eso, pero el reglamento es así y es a nosotros que nos toca”, dijo el entrenador.

Ambos llegan con realidades diferentes. Los de Carreño llevan 15 días preparándose para la final, mientras que los tricolores han tenido en qué entretenerse: en la Copa Libertadores frente a River Plate y en el clásico que acabaron perdiendo el domingo pasado.

“Para nosotros es un partido único y venimos con la final metida en la cabeza hace ya 15 días. Se nos cambiaron las fechas, se fue postergando y eso nos puso ansiosos y nos desenfoca un poco”, reconoció Carreño.

Wanderers
Wanderers. Los bohemios preparando el partido frente a Nacional. Foto: Francisco Flores.

“En cambio Nacional tiene la agenda pesada, con partidos muy importantes. Tiene más conocimiento de partidos importantes. De tener la motivación más alta, conoce más que nosotros la dinámica de estos partidos”, analizó quien es consciente que tanto el resultado del clásico como lo que pueda pasar mañana en la revancha frente a River Plate por los octavos de final de la Copa puede influir en el juego del próximo domingo.

“Todo influye, para bien o para mal, pero va a influir. Nosotros no dependemos de la revancha con River, pero vamos a estar pendientes del partido, por si hay alguna lesión. Ojalá que no la haya por la salud de los jugadores, pero hay que mirar todo lo que suceda en ese encuentro que se juega pocas horas antes del nuestro. Si Nacional llega a perder va a ser un golpe duro en lo anímico y se le va a sumar lo del clásico. Hay algunos clásicos que previamente no tienen tanta importancia, pero después del partido empiezan a tenerla, sobre todo para el perdedor”.

Que la final sea frente al Tricolor no es indiferente para el entrenador de los bohemios, quien fue Campeón de América y del Mundo con el tricolor en 1988 y que luego dirigió al club en dos diferentes etapas. “Que la final sea contra Nacional me pone en un lugar, no digo de privilegio, pero sí de felicidad. Fui campeón tanto como jugador y como entrenador: Nacional es un club que quiero mucho. Y que del otro lado esté Jorge Giordano, con quien me une una amistad también, es un plus para este partido”, admitió.

tarde

Nacional: lo que pudo ser y no fue

Cuando recién había arreglado con Wanderers, los tricolores cambiaron de entrenador. “Sé que mi nombre sonó, pero había que respetar a un colega como Munúa a quien conozco y aprecio. Además, me llamó Wanderers que es un club que quiero mucho y cuya idea me entusiasmó”, explicó el DT.

Carreño

El técnico regresó a Uruguay después de ocho años de ausencia. Su último equipo había sido justamente Wanderers, en la temporada 2010-2011. Asegura que no es muy diferente al que se fue a pesar de su larga experiencia afuera, sobre todo en el Golfo.

“En el fútbol, sobre todo en la cancha, sigo con la misma pasión, los mismos miedos y las mismas valentías; y las mismas ideas, capaz que un poco mejoradas. Creo que he superado bastante algunas cosas que me jugaban en contra, como la ansiedad. Pero sigo sintiendo lo mismo y me sigue apasionando, aunque soy un poco más maduro por tantos años como director técnico y tantos partidos. Pero el resto es lo mismo de siempre”.

Después de tantos años tan lejos del país regresar al Parque Viera fue un bálsamo para Carreño, que no en vano se crió en el club y fue allí donde también comenzó su carrera como entrenador. Hoy disfruta del reencuentro con los utileros, la “Flaca” Ivonne y su hijo Cani, como con jugadores a los que supo dirigir y que hoy son sus colaboradores. Tal es de caso de Mauricio Nanni, que es el gerente deportivo y quien se contactó con él para que regresara al club; y de Rodrigo Bengua, que es su ayudante técnico.

“No sé si es algo que necesitaba, pero lo estoy disfrutando mucho. Por supuesto que este calor y esta sensación de estar en familia no me pasa en ningún lado, por más que siempre intento formar un buen grupo de trabajo y de crear un ambiente familiar. A veces me sale y otras no. Acá estoy rodeado de gente joven que dirigí, me hace ver un poco viejo y darme cuenta cómo pasan los años, pero estoy feliz”.

equipo

Bruno Veglio: el gran ausente en la final

Carreño aún no define el equipo para la final, pero tiene algunas bajas. Macaluso, con quien casi no ha podido contar, no va a llegar. Tampoco jugará Pastorini por un tema reglamentario. Riolfo y Nacho González, se están recuperando y ambos pueden estar a la orden.
Bruno Veglio, que se recupera de una fractura de peroné que sufrió a principios de este mes ante Liverpool, es el gran ausente en el equipo bohemio para la final del torneo Intermedio que se jugará el domingo, a las 20:00 horas, en el estadio Centenario.

Veglio
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados