MUNDIAL DE CATAR 2022

Conmebol la pelea: quiere las Eliminatorias en casa y con todos los jugadores

Sudamérica presiona y no acepta que la instancia de clasificación se dispute en Europa, ni tampoco postergar la doble fecha porque en el Viejo Continente tampoco aprueban la triple jornada.

Alejandro Domínguez Conmebol
Presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez. Foto: Reuters

Está costando encontrar la salida. Ya es una lucha política de alto nivel y en la que no hay mucha voluntad de ceder terreno. La doble fecha de las Eliminatorias de Conmebol del 26 y 30 de marzo se convirtió en una cuestión de defensa institucional para los sudamericanos y de máxima protección de sus intereses para los europeos dueños de las fichas de los futbolistas.

A falta de 21 días para su disputa, con las nóminas de reservados apareciendo este viernes, no existe certeza alguna de que la fase de clasificación, considerada ya parte de la Copa del Mundo, tenga el desarrollo normal en el continente sudamericano como está marcado por calendario.

Lo que sí está claro, es que Conmebol da la pelea. A lo grande. Y por lo alto. Para empezar, desde Asunción, sede del organismo continental, y el resto de las capitales sudamericanas, se defiende a capa y espada que esta competencia tiene que desarrollarse “ahora y con todos los jugadores”, como dijo un dirigente a Ovación. Aunque no hay una luz clara que permita definir que eso será posible, producto de las medidas sanitarias impuestas en países europeos para aquellos viajeros que ingresan o retornan a sus naciones, el concepto básico es que no se rinden.

Está claro que gracias al escudo protector de FIFA, que el mes pasado confirmó que no aplicaría las regulaciones internacionales normales de liberación de jugadores donde se apliquen restricciones de COVID-19, incluyendo en eso a la cuarentena, los clubes de Inglaterra se animan a decirle a quien quiera escuchar que sus futbolistas no serán entregados a las selecciones nacionales. Y el mismo mensaje se emitió desde los equipos alemanes y, seguramente, querrán hacer lo mismo los españoles, que el próximo lunes también recibirán el respaldo de las restricciones sanitarias, porque habrá cuarentena obligatoria de diez días.

Igualmente, FIFA sabe que Conmebol no acepta esa negativa, que quiere defender sus derechos y que ya no cuenta con la flexibilidad de un calendario que le posibilite trasladar esta doble fecha para otra instancia.

El Maestro Tabárez, técnico de la selección de Uruguay
El Maestro Tabárez, técnico de la selección de Uruguay

Aunque se habló de jugar luego tres partidos en lugar de dos en cada fecha siguiente, eso tampoco es avalado por Europa y en Sudamérica ni quieren saber nada de pegar esta doble etapa a la instancia de Copa América. Eso haría, por ejemplo, que se le restase importancia a la competencia continental para no desgastar a sus jugadores.

Además, utilizar las fechas de la Copa América tampoco es viable porque implicaría anular el certamen y eso provocaría un gran perjuicio económico.

En Conmebol están convencidos que pueden defender sus Eliminatorias a través del mecanismo utilizado para que la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana tuviesen su desarrollo normal. Esto significa recurrir a los corredores sanitarios.

Alejandro Domínguez espera poder presionar con fuerza a FIFA y a las instituciones europeas, razón por la cual no le interesa tampoco llevar su competencia al Viejo Continente.

Esa opción es manejada por FIFA, que de hecho la planteó al organismo sudamericano. Pero para ser exactos y concretos, a esa propuesta no se la recibió de brazos abiertos. Todo lo contrario.

La idea de FIFA es la de llevar los partidos a ciudades como Budapest, Bucarest y Atenas, como ya hizo la UEFA para los encuentros de la Champions League y la Europa League, pero en esta parte del mundo los miembros de Conmebol le bajaron el pulgar porque entre otras cosas consideran que se afectan algunas localías.

Es cierto que los partidos se juegan sin público en los escenarios deportivos, pero no es menor que hay ciudades que entregan algunos beneficios a sus selecciones (altura o temperatura) que bajo estas nuevas circunstancias no aparecerían si la competencia se desarrollará en Europa.

Lo que FIFA establecía es que jugando en Europa los futbolistas que se encuentran compitiendo en las Ligas de países de ese continente podrían unirse a sus selecciones sin complicaciones de ningún tipo.

Naturalmente que se trata de un tema político, de definición por la gestión de los dirigentes. Que también deben responder a las estrategias deportivas de los entrenadores de los combinados.

En Uruguay, el cuerpo técnico que encabeza Óscar Tabárez, no prepara ningún plan B. Se limitó a elaborar su logística deportiva a partir de los procedimientos regulares. Esto significa que presentará una lista para jugar en marzo y con los de Europa incluidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados