SELECCIÓN

Coito: "Cada grupo tiene su propia historia"

El DT se ilusiona con una selección con características bien uruguayas, pero que tendrá la ventaja de tener un tercio del plantel con futbolistas formados en el exterior: “Si eso se incorpora nos haría un equipo todavía más competitivo”.

Foto: Gerardo Pérez.
Foto: Gerardo Pérez.

Fabián Coito también es sinónimo de selección. Lleva 12 años trabajando en el Complejo Celeste y conoce absolutamente todo. Hoy está en la Sub 20, pero antes pasó por la Sub 15, Sub 17, Sub 22 e incluso se hizo cargo de la mayor cuando el maestro Tabárez aún no había renovado su contrato. Medalla de Oro en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y campeón del último Sudamericano Sub 20 hace dos años en Ecuador, el DT encabeza la ilusión de 23 chiquilines y un país entero por retener el título.

¿Qué podemos esperar de esta selección? ¿Qué tan importante es tener un tercio de los futbolistas en equipos del exterior? A continuación, lo contesta el DT.

Recién terminó la última práctica de fútbol en Montevideo antes de partir a Talca. Sonriente, como de costumbre, Coito se dispone a hablar. Bah, más que hablar... ¡Analizar! Porque el DT también saca a relucir su rol de docente a la hora de enfrentar los micrófonos.

“Siempre digo que el nivel de un equipo lo dan sus futbolistas, entonces las características de los jugadores son las que hacen las características del equipo, con una idea general transmitida según lo que puede aportar cada uno e intentado armar entre todos una expresión colectiva que más o menos podamos llevarla adelante entre todos”, señala al inicio, mientras por detrás pasa caminando el maestro Tabárez.

“La idea es que sea un equipo dinámico, que mueva la pelota, que tenga profundidad y en el que también participemos todos en la recuperación de la pelota. Es un equipo agresivo, intenso. Buscamos generar bastantes circuitos. Hay jugadores que ya están en Primera División y tienen muy buen criterio para tomar decisiones en el momento de salir a marcar o jugar la pelota. El equipo ha ido evolucionado mucho. Sé a través de las repetidas selecciones que el período de trabajo es largo, muy importante, pero no es definitivo al momento de determinar el perfil del equipo. El equipo para el campeonato se define en este período”, añadió respecto al trabajo realizado de más de un año para llegar a esta instancia.

En este Sudamericano de Chile, Uruguay tendrá la particularidad de que llevará a ocho futbolistas que militan en el exterior: Franco Israel (Juventus), Renzo Rodríguez (Independiente), Edgar Elizalde (Pescara), Rodrigo Zalazar (Málaga), Juan Manuel Sanabria (Atlético de Madrid), Nicolás Schiappacasse (Atlético de Madrid), Agustín Dávila (Real Sociedad) y Facundo Batista (Chiasso). Aunque en estas horas se pueda agregar alguno más a esta selecta nómina, estos chicos ya se vienen formando en mayor o menor medida afuera. Incluso se puede agregar a Pablo García, nuevo atacante de Nacional, que llegó tras una temporada en River Plate argentino.

Coito analizó esta situación: “Es parte de una realidad, de este momento del fútbol. Uruguay está muy bien posicionado a nivel de selección, tiene jugadores en los mejores equipos del mundo y entonces esos equipos vienen a Uruguay a buscar futbolistas cada vez más jóvenes a los efectos de que terminen su formación en sus respectivos países. Eso va a ir acompañado de que Uruguay mantenga este momento y de la coyuntura, porque también es una realidad que a nuestros equipos les cuesta mucho mantenerlos”.

¿Diferencias? Sí, claro; pero recalcó que no hay que renegar de lo que nos hizo grandes y ya traemos en la sangre. “Nuestro fútbol tiene un estilo bastante definido: vertical, con pases directos generalmente de los defensas a los atacantes. Por lo tanto el mediocampista, más que ser el nexo entre defensa y ataque cuando el equipo la tiene, es más un jugador de cobertura, de llegada, de pase largo. En el exterior es más un fútbol de evolución, más progresivo, donde buscan asociarse, jugar a espaldas de los rivales. Es un fútbol que me parece interesante que lo tengan nuestros jugadores. No perder nuestro estilo, porque aparte somos muy buenos en otros aspectos, pero si eso se incorpora nos haría un equipo todavía más competitivo”, recalcó el DT en su análisis.

Asimismo, comentó cómo afronta la desventaja de no tenerlos para trabajar durante gran parte del año: “Es una realidad. Igualmente, a través de los años, los partidos y los jugadores que vienen de afuera, vas viendo que como entrenador tenés que ir intentando y generando esa idea. La idea es formar futbolistas y, combinado con la formación en sus clubes, que vayan creciendo en todo aspecto”.

Por otra, fue consultado sobre la presión que pueda llegar a existir en el grupo por la defensa del título. “Nunca los comparé ni les intenté generar una similitud o una referencia. Cada grupo tiene su propia historia. El objetivo no es el final; el objetivo es el principio. Si nos preparamos bien para hacer las cosas a medida que nos vayan apareciendo, yo creo que tenemos grandes chances de estar en la definición”.

De la misma manera, aclaró: “Si nos distraemos con pensar o imaginar el final de esta película, nos va a sorprender el principio sin saber cómo resolverlo. Yo intento que ellos se sientan cómodos con un estilo de juego y se preocupen en intentar llevarlo adelante y que eso sea lo que esté en nuestras mentes. Después, lo otro, lógico... Siempre hay espacio para imaginar lo mejor. El fútbol para ellos es su pasión y las cosas que nos apasionan siempre nos dan posibilidades a soñar con cosas buenas. Eso es imposible no tenerlo, pero no podemos desenfocarnos”, confesó.

Quiere ir paso a paso, transmitiendo la misma tranquilidad con la que habla. Sin presiones, pero con la obligación de darlo todo para llevar a Uruguay a lo más alto. Como habitualmente sucede con los equipos de Coito, intentarán ponerle dinámica e intensidad al juego; pero como ya señaló en esta charla “las características de los jugadores son las que hacen las características del equipo”. Material para ilusionarse hay. Una selección con aspectos bien celestes y el valor agregado que le puedan dar los repatriados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)