COPA DESAFÍO

Bienvenido, Munúa: Nacional jugó muy bien en el retorno del técnico al club

Los tricolores vencieron a River Plate por penales tras igualar 4-4 en Maldonado y además de la victoria quedó una gran imagen de los juveniles.

Gonzalo Bergessio, capitán de Nacional, levanta la copa junto a sus compañeros luego del triunfo ante River Plate. Foto: Gerardo Pérez.
Gonzalo Bergessio, capitán de Nacional, levanta la copa junto a sus compañeros luego del triunfo ante River Plate. Foto: Gerardo Pérez.

Bieeen Gustavo, bieeen!!! Así!!! Iban 35 minutos del primer tiempo, el período que en definitiva vale analizar del 4-4 entre Nacional y River Plate (victoria tricolor por 4-2 en penales) porque fue el que jugaron los equipos principales. El juvenil Joaquín Trasante acababa de anotar el 3-1 para el tricolor y lo festejaba con sus compañeros. En la cancha no había ningún Gustavo al que el plateísta le gritaba, pero sí al costado de ella: Munúa.

El primer partido del técnico en su segundo ciclo ilusionó, como lo hizo en su primera etapa. Su aprendizaje europeo evidentemente se reflejó en su estilo, pero el gran mérito que tuvo fue haberlo inculcado rápidamente y que los futbolistas lo reflejaran en el primer amistoso del año.

Lo primero fue el esquema, con un cambio drástico respecto al Nacional campeón 2019: 4-2-3-1. La sorpresa mayor fue la posición en la que se ubicó Gonzalo “Chori” Castro: detrás de Gonzalo Bergessio, el centrodelantero. Brian Ocampo estuvo por derecha y Pablo García por izquierda.

Fue un acierto de Munúa, porque el “Chori” jugó un gran partido, con la pausa en el momento justo y con pelotazos profundos y precisos cuando quiso sorprender. De sus pies nació el 1-0, cuando puso a correr a Ocampo y éste se sacó a tres jugadores de River a puro enganche para sacar un derechazo cruzado y bajo que batió a Armani.

El renovado medio campo, con Trasante y Emiliano Martínez, también fue una grata sorpresa, porque ambos tuvieron una gran dinámica y un juego fluido para pasar de defensa a ataque.

En esta recorrida del equipo de adelante hacia atrás, también se notó una variante táctica o más bien técnica en el fondo, porque hubo marca en zona, pero con referencias personales. Cuando un jugador rival salía de la zona de uno de los zagueros y se acercaba al otro, éste lo encimaba rápidamente para que no tuviera tiempo de pensar.

Así, Nacional maniató a River Plate, que igualmente cuando pudo liberarse demostró lo buen equipo que es.

El gol de la primera mitad llegó precisamente por explotar con inteligencia el espacio que dejó Matías Viña cuando pasó al ataque.

Dos aspectos relevantes:

1. Nacional aplicó la premisa básica del fútbol: darle la pelota al que tiene la misma camiseta y esté desmarcado. Así, el tricolor avanzó en bloque y con velocidad.

2. Precisamente la rapidez y soltura que tuvo el equipo es también virtud del cuerpo técnico, en este caso del preparador físico español Félix Martínez. ¿Su secreto? Ordenar ejercicios intensos pero no desgastadores. Como lo importante no es cómo se empieza (en este caso muy bien) sino cómo se termine, se genera una duda a futuro. El equipo, a solo cinco días de haber iniciado la pretemporada, tiene una soltura inusitada, pero quizás la no tan exigencia pueda pasar factura en el final del campeonato.

Nacional ilusionó porque jugó bien, pero ojo, solo fue un amistoso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)