HISTORIAS

Abel Agarbado: el referente de Olimpia, líder de la Liga Uruguaya

El base del Alas Rojas peleó por no descender y hoy es la figura de equipo de Gerardo Jauri que es puntero en el certamen.

Abel Agarbado defendiendo la camiseta de Olimpia. Foto: Marcelo Bonjour.
Abel Agarbado defendiendo la camiseta de Olimpia. Foto: Marcelo Bonjour.

La palabra que lo define es referente. Surgió de las formativas de Olimpia y hoy es el capitán del equipo. Lo ayudó a pelear por no perder la categoría y ahora fue el gran responsable de posicionarlo en la cima de la Liga Uruguaya. Se llama Abel Agarbado.

“En estos tres años hemos creado un ambiente más ganador del club, estamos en posiciones de privilegio y podemos hablar de playoffs, que hace un tiempo era impensado. Para mí es una alegría inmensa”, manifestó la figura del equipo que viene de vencer 92-76 a Aguada.

¿Candidatos?

El base reconoce que el equipo ilusiona a propios y ajenos con lo que “demuestra en cancha”, pero mantiene los pies sobre la tierra y no quiere autoproclamarse como candidato. “Estamos en una liga muy pareja con equipos que han invertido mucho en extranjeros de gran nivel y sabemos que cuando arranquen los playoffs, cualquier rival que nos toque va a ser durísimo”. Sin embargo, reconoce que su conjunto tiene un diferencial respecto del resto. “Antes de comenzar sabíamos que teníamos una ventaja al mantener la estructura de compañeros y cuerpo técnico”, manifestó el jugador que en el último encuentro anotó 17 puntos.

A la hora de elegir a los candidatos, Agarbado escogió a dos: “Aguada y Biguá, por presupuesto y calidad de la plantilla, están por encima del resto”. Y luego situó a su equipo dentro del “pelotón” que se viene destacando junto con Urunday y ha mostrado “mejores argumentos para pelear por el campeonato”.

Deuda pendiente

Agarbado sabe que en las dos campañas precedentes han tenido un déficit en instancias definitorias. “Empezamos la Liga con la idea en la cabeza de que en las últimas temporadas habíamos hecho un buen papel, pero nos tocaron rivales duros en cuartos de final y no pudimos avanzar a semifinales”, declaró el base. Y si bien considera que su equipo debe ir “partido a partido” porque no les “sobra nada”, reconoce que están en condiciones de dar un salto de calidad. “En nuestra cabeza está al menos llegar a una semifinal y, por qué no, después a una final”. A su vez, afirma que el equipo tiene confianza y que “los extranjeros se han acoplado muy bien al equipo”. En este sentido, el capitán destacó el aporte de Skyler Hogan, a quien “no le ha pesado el hecho de que sea su primera salida de Estados Unidos y tiene un nivel muy bueno”.

Ser líder

“Por haber surgido del club y tener tantos años en el plantel, me toca la tarea de liderar”, expresa Agarbado con alegría. Pero enseguida, como suele hacerlo un referente, se acuerda del plantel: “Cuando hay un equipo tan sano y todos tenemos claro a dónde apuntamos, la tarea es muy fácil”. Luego cuenta que a ningún compañero le importa “sus números ni destacarse por encima del equipo” y que eso hace más sencillo el día a día del conjunto oriundo de Colón.

En cuanto a su rendimiento individual, Abel lo atribuye directamente al funcionamiento colectivo de Olimpia: “Soy un jugador que, para destacarse, precisa de un buen funcionamiento grupal y nosotros lo hemos conseguido”, concluyó.

Mirada a la tabla

Los Alas Rojas están primeras en soledad; es cierto. Pero Urunday, su inmediato perseguidor, tiene un duelo pendiente ante Malvín y podría llegar a igualarlo. De todas formas, para Agarbado esto no implica un problema. “La verdad, no me preocupa tanto si Urunday nos alcanza o no, porque vos mirás la tabla y está recontra parejo”, deslizó. Para él lo más relevante es “terminar entre los cuatro primeros para evitar una fase de playoffs”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados