Turf

Volvió Rómulo para ganar clásico Clausura

Desde 1950 es parte del gran Mitin de enero en Maroñas. Los flyers aguardan el kilómetro más famoso en el barrio de Ituzaingó

Romulo
Romulo

El clásico Clausura tuvo en Rómulo a un gallardo vencedor que, a sus seis años, continúa entregando alegrías a las sedas del “Joaquín, Rocío y Nicolás”. El descendiente de Good Report tuvo dos grandes aliados: a su entrenador Néstor Chávez y a su jinete, Nicol Romero, que se quedó con las dos estelares que cerraron año en Maroñas. En el disco, el pedrense superó por un cuerpo a Wild Boy, fue tercero Atlético el Culano a dos largos y tres cuartos, dejando en el cuarto lugar a Oggigiorno, que ilusionó a sus huestes en los 450 finales cuando se filtró por dentro con aires de definir. El quinto lugar le correspondió a Einstein FT. El ganador detuvo teletimer en 2’02”43 para recorrer los dos kilómetros.
La carrera se hizo violenta en primera partida con Sub Mambo en delantera, seguido de cerca por Southern Fever y Ecatombe; luego se ubicaban Blue Storm, Atlético el Culano, Rómulo y El Poderoso. Los de vanguardia pararon los relojes en 23”89 y 49”38 y cuando enfrentaron Villa Violeta no había cambios en delantera. En plena recta, y a 400 de la meta, comenzaron a vivar a varios. Oggigiorno se filtraba por dentro, Southern Fever no aflojaba, Atlético el Culano se dejaba ver, Wild Boy se dejaba gritar y abierto armaba la atropellada Rómulo, que dominó en los 200 para llevarse el Clausura del Jerárquico.

El Maroñas
El Gran Premio Maroñas URU G2 es el cortometraje esperado por todos los flyers del país. Todo ligero pone baterías para llegar de la mejor manera a la fecha esperada. Cada 6 de enero de cada año desde 1950, fecha que se instauró la carrera, llamada en aquel entonces Ciudad de Rosario. Eglantine ganó las primeras tres ediciones, con jockey, cuidador y colores en forma repartida. En 1955 se dio la victoria de Scherzo luciendo las sedas del “Don Alberto”. En aquel momento la carrera se disputaba sobre 1100 metros. Harken en los ‘70 marcó época, dio doblete en 1977 y 78 con guía de Mario González con las sedas del Ituzaingó. Sus hijos Harvard y Mr. Galáctico, hermanos enteros y Hearty le dieron triplete en albores de los ‘90.
En la década anterior, la de los ‘80, fue Metalúrgico el nombre para el recuerdo, que de un año a otro (1985/86) cambió de colores, jockey y cuidador.
Desde la reapertura, Waldemar Maciel, Everton Rodrigues, Pablo Falero, Ivo Pereira y Heber Eugui lograron la prueba en doblete, pero la dupla de E. Martínez y Luis Cáceres se lucieron con el record horse Eliot Ness que detuvo relojes en 57”41, marca que se mantiene inigualable desde 2014. También vale la anotación para Alevoso, que obtuvo la prueba en 2015, hijo de Kalaka Plick, ganadora del Ciudad de Montevideo en 2008, ambos luciendo las sedas del Haras Lacala.
 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)