TURF

En vías de la nueva normalidad

Las fuerzas vivas, DGC y HRU enviaron protocolo con cambios solicitados

Hipódromo de Maroñas
Hipódromo de Maroñas.

Las gremiales hípicas, autoridades de HRU-Codere y la Dirección de Casinos trabajaron horas extras a fin de poder cumplir con las normas solicitadas por el Ministerio de Salud Pública y Seguridad Social a fin de darle curso a las dos observaciones que tuvo el protocolo sanitario hípico presentado el pasado jueves en el propio Ministerio.
Queda claro que, amén de la formalización del protocolo, deben tener todos los actores hípicos una fuerte voluntad a fin de -de llegar a buen fin y tener reuniones en Maroñas y Las Piedras- cumplir con normas que rigen en nuestro país desde hace semanas. Para ello, todos los que asistan a los dos hipódromos, donde se darán carreras sin público en las tribunas, se presenten a trabajar con tapaboca y la gran mayoría con el test negativo de COVID-19.
Por la información que pudo recabar Ovación, una de las dos observaciones es la distancia social que deben mantener todos durante las jornadas de carreras. En Maroñas, el único edificio abierto será el del Comisariato. Por ende, HRU-Codere regulará las distancias entre su gente y también con los cuidadores y jockeys que entren al edificio a cumplir tareas.
Estamos a días de la formalización de un protocolo duro, cuya firma certificará que se está cerca de la largada de las carreras. Todos los actores hípicos deberán tomar conciencia de ellos. La prensa tendrá sus restricciones a un representante por medio, con acceso a notas en lugares determinados, con tapa bocas y sin poder entrar a la redonda de premiación e instrucciones en la previa a la carrera y sin apertura de la Sala de Prensa Alberto Montaño. Para todos los que asistan, y por voluntad propia, será de vital importancia la presentación del certificado de test negativo. Ese mismo test es la segunda observación que realizó el MSP al protocolo presentado. En ello trabajaron las gremiales y la Dirección de Casinos para la devolución del mismo con los cambios solicitados para que se den todas las garantías de las futuras reuniones.
Aquí, en este punto, fuimos informados que los costos a realizar se toman del premio hípico, hilando fino, del premio al marcador no rentado que con buena disposición accedieron los propietarios de los pura sangre de carrera.
Los propietarios aseveraron que no van a ser partícipes presenciales de las carreras en las reuniones hasta que se levanten ciertas restricciones, cediendo lugar para que el inicio de las carreras se dé dentro de plazos prudenciales.
En diálogo con criadores y propietarios nos hicieron notar que se está pagando la sexta partida del marcador no rentado que sale del premio hípico. Estas dos partidas, divididas en cuatro pagos cada una, llegan por disposición de la DGC que le transfiere los dineros a HRU-Codere para que proceda bajo sus mecanismos habituales vía Redpagos. A estos pagos se les suma la partida especial del Stud Book uruguayo que aportó 4,5 millones de pesos para asistir a 665 actores hípicos.
Los tests a los profesionales se realizarán en un principio a la totalidad de los jockeys en forma quincenal. El Stud Book uruguayo ya dio a conocer que le hará el test a sus funcionarios, mientras que HRU-Codere a todos los suyos que estén cumpliendo funciones en Maroñas y Las Piedras.
En las puertas de entrada de ambos circos hípicos se controlará la entrada de todos los asistentes para cuidar al extremo a cada uno de ellos y también a la actividad.
Es de extrema importancia la separación social, el respeto hacia cada uno de los actores hípicos, personal del hipódromo y prensa acreditada. Aquí, todos jugamos el partido.
Estamos ante una semana que se avecina crucial, todos debemos poner el máximo para que el protocolo sea aprobado, para que el mismo viaje al Poder Ejecutivo con las máximas garantías y así recibir la orden de apertura de gateras en un futuro próximo. Sin fechas, pero cada día más cerca.
Es así; prontos para largar, estamos en las gateras.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error